¿Por qué sonríen los bebés? Esto dice la ciencia

0
28

Ciudad de México, 7 de marzo de 2024.- Se dice que, dependiendo del tipo de sonrisa y de la intensidad de esta, se activan en el cuerpo entre 12 y 17 músculos para lograrla. Con cada carcajada intensa se ponen en marcha cerca de 400 músculos, incluidos algunos del estómago que sólo se pueden ejercitar con la risa. Se necesitan 62 músculos para enfadarse y solamente 26 para sonreír. Con estos datos podemos deducir que no siempre como adultos es sencillo sonreír, pero para los bebés y niños pequeños esta emoción resulta mucho más sencilla, ¿por qué? Descubre este recopilatorio que Sam’s Club trae para ti sobre los bebés y su facilidad para alegrar corazones con su risa.

De acuerdo con médicos pediatras, durante el primer mes de vida de los bebés, su sonrisa es un reflejo y, por lo regular, sucede en las noches. Nadie sabe con exactitud qué la desencadena; sin embargo, los expertos creen que es una respuesta a un estímulo interno durante el sueño, pero nadie sabe con certeza científica por qué sucede. Estudios recientes han demostrado que con tan solo 24 horas de vida ya responden con sonrisas a estímulos positivos como caricias o aromas agradables, lo que podría justificar el hecho de esas sonrisas, pero aun es un terreno desconocido por los expertos.

Será hasta el segundo mes cuando el bebé mostrará sonrisas auténticas que indican placer y amabilidad, lo que se le conoce como sonrisa social, la cual aparece cuando está despierto y alerta, no mientras duerme. Este será un momento memorable en nuestra vida como padres y una recompensa a todo el trabajo diario, ya que implica que el niño está feliz.

La sonrisa tiene una función comunicativa y a los dos/tres meses, madre e hijo comienzan a entenderse. Esto es muy importante para el desarrollo afectivo del niño, ya que es un gesto hacia la persona de la que recibe amor y le produce sensaciones que le encantan. Poco a poco, el bebé se vuelve más intuitivo y a partir del cuarto mes ya sabe anticiparse con una sonrisa a las rutinas a las que se le ha acostumbrado.

A partir de los 10 meses, que es cuando el bebé comienza a comprender situaciones sociales de su entorno. Si las personas de su alrededor se ríen, él también lo hará, ya que imita este comportamiento.

Un bebé… ¿nace risueño o se hace?
Algunos bebés son más risueños que otros desde el momento de su nacimiento, pero está claro que el refuerzo positivo de los padres, sobre todo, durante los 10 primeros meses, puede hacer un bebé más propenso a sonreír. El Club de Pedagogos de México recomienda que, para incentivar un mejor desarrollo de sonrisas en el pequeño, los papás pueden realizar ejercicios, juegos inventados, hacer gracias, es decir, dejar volar la imaginación y ser creativos.

Según estos expertos, si los papás crean estas rutinas divertidas, verán cómo los bebés son más felices y sonríen más. Es como activar un mecanismo automático: a más juegos, más sonrisas y para motivar las mejores sonrisas, Member’s Mark ha lanzado una serie de juguetes ideales para los más pequeños de la casa.

El tapete de juego Member’s Mark es ideal para que junto con ellos vivas las mejores aventuras, vienen con dos vehículos ideales para pasar horas de diversión. Para esos niños que empiezan a caminar y explorar, lo ideal podría ser tener un compañero por control remoto que además de caminar, baila. Por ejemplo, la adorable llama de Member’s Mark cuenta con sensores táctiles inteligentes que, al tocar la nariz, se iluminan sus ojos, o acariciar su cabeza se mueven sus orejas.

Member’s Mark cuenta además con una serie de juguetes acuáticos, ideales para esta temporada de vacaciones que se aproxima y que con ayuda del agua podrían estimular a tu retoño si es su primera experiencia en una alberca, incluso, si no llegaras a salir, en Sam’s Club hay opciones de piscinas que puedes montar en casa para que los más pequeños las disfruten.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí