Muñoz Ledo, el malo de la película, ahora

0
111

Ya no queremos seguir siendo “invisibles” ante la sociedad y gobernantes, demandaron alrededor de 300 indígenas de diferentes etnias radicadas en la Ciudad de México, durante una marcha del Monumento a la Revolución al Zócalo.

Entre sus demandas, exigieron ser tomadas en cuenta en la Constitución de la Ciudad de México para no seguir siendo “invisibles” antes los ojos de la sociedad y de los gobernantes.

“Queremos hacer visible lo que la Ciudad no quiere ver”, expresaron, durante su manifestación, acompañadas por la constituyente Fabiola Poblano.

Venidas de los pueblos y barrios originarios de la Ciudad de México, las integrantes de unas 20 organizaciones demandaron el reconocimiento de los pueblos indígenas en sus lenguas y tradiciones, pues – aseguraron- que desde hace siglos han sido ignoradas y marginadas.

María Macario Salvador, del pueblo purépecha (etnia con presencia importante en Michoacán), dijo: “Hemos sido indiscriminados siempre, los pueblos indígenas tenemos nuestra cultura y nuestras raíces bien firmes. Por lo tanto, hacemos esta caminata porque en la Constitución de la Ciudad de México no fuimos consultados, no nos tomaron en cuenta y, por lo tanto, fuimos discriminados por el Gobierno”, denunció.

Señaló que en la capital del país debe haber entre 5 mil a 7 mil indígenas de las diferentes etnias, aunque la cifra es imprecisa porque en los censos muchos no dicen que son indígenas por la discriminación que sufren.

Portando sus vestimentas típicas, el grupo de manifestantes salió del Monumento a la Revolución hacia el Zócalo capitalino con danzas y música folclórica de sus pueblos y barrios originarios.

Fabiola Poblano, constituyente, se quejó que Porfirio Muñoz Ledo los ha ignorado. “A pesar de haber tenido varias reuniones con este señor quien es el secretario ejecutivo de la Comisión Redactora del Proyecto de Constitución de la CDMX, para pedirle que se incorporen las demandas indígenas al texto de la Carta Magna capitalina, han sido ignorados”.

Entre dichas demandas se encuentran el reconocimiento de los pueblos indígenas, sus lenguas y tradiciones, el trabajo del cual han sido despojados porque de todos los lugares donde se han colocado, se los han quitado.

De tal forma que lo que piden es que haya garantías para la gente de pueblos originarios e indígenas que viven en la ciudad y que hoy muchos de ellos no cuentan ni siquiera con un lugar donde vivir.

Rocío Miranda Pérez, presidenta de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina (Ufic), dijo que en México existen 7.4 millones de personas hablantes de lengua indígena de tres a más años de edad, lo que representaba hasta el 2015 sólo el 6.5% de la población.

“Sin embargo –apuntó- aún se requiere de un padrón de beneficiarios en el “Programa de Apoyo a la Educación Indígena”, desagregados por sexo, edad, entidad, municipio o demarcación territorial por parte de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI)”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí