Meditando mi bienestar: el secreto para transformar mente y cuerpo

0
90

Ciudad de México, 13 de junio de 2023.- La obesidad es una preocupación creciente a nivel mundial, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) México ocupa el segundo lugar de las naciones con mayor índice de obesidad entre los países que conforman este organismo. Siendo un factor de riesgo importante en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, trastornos musculoesqueléticos y varios tipos de cáncer. Frente a este desafío de salud, el yoga ha demostrado ser una poderosa herramienta para prevenir la obesidad y promover el bienestar general.

De acuerdo Héctor Esquivias, médico psiquiatra especialista en Obesidad, «el estrés y las emociones negativas desempeñan un papel significativo en el desarrollo de la obesidad. Muchas personas recurren a la comida como una forma de lidiar con el estrés y las emociones negativas, lo que se conoce como hambre emocional. Para controlar este patrón es esencial abordar las causas emocionales y aprender técnicas efectivas de manejo del estrés».

Papel del yoga en el control del estrés y las emociones negativas
El yoga, como práctica integral que combina posturas físicas y técnicas de respiración y meditación, ha demostrado ser una herramienta efectiva para controlar el estrés y las emociones negativas asociadas con la obesidad.

• Reducción del estrés: A través de la práctica regular de posturas físicas y técnicas de respiración, el yoga ayuda a reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Esto puede tener un impacto positivo en la gestión del estrés y reducir la necesidad de recurrir a la comida como una forma de alivio temporal.
• Mejora del equilibrio emocional: El yoga nos invita a estar presentes en el momento y a observar nuestras emociones sin juzgarlas. Por medio de la práctica de la meditación y la atención plena, podemos desarrollar una mayor autorreflexión y conciencia de nuestras emociones. Esto nos permite reconocer las emociones negativas y responder a ellas de manera más saludable.
• Fortalecimiento de la conexión mente-cuerpo: Al estar más conectados con nuestro cuerpo, podemos tomar decisiones alimentarias más conscientes y responder a las necesidades reales de nuestro organismo en lugar de comer compulsivamente debido a emociones negativas.

En ese sentido, Esquivias asegura que “el enfoque integral y multidisciplinario en el tratamiento de la obesidad es fundamental para abordar tanto los aspectos físicos como los emocionales de esta condición. Por tanto, recurrir a prácticas como el yoga, ofrece beneficios tanto para el control del peso como para el bienestar emocional.”

El control del estrés y las emociones negativas desempeña un papel crucial en el manejo de la obesidad. El yoga, como práctica integral, ofrece una herramienta efectiva para abordar estos factores emocionales y promover un equilibrio general en nuestra vida.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí