La Granada

0
702

“El origen del granado se extiende desde los Balcanes hasta el Himalaya; es considerado uno de los frutales más cultivados desde tiempos más remotos. Se introdujo hace mucho tiempo en la región mediterránea, se supone que los cartagineses llevaron la planta al sur de Europa.

“Teofrasto describió este árbol alrededor del año 300 a.C. y Plinio se refirió a él como uno de los frutales más valiosos.

“Actualmente este árbol se encuentra naturalizado en la región del Mediterráneo, Sudamérica y sur de Estados Unidos. [1]

granadaDe la familia Punicaceae, especie: Punica granatum L., el granado es un “pequeño árbol caducifolio, a veces con porte arbustivo, de 3 a 6 m de altura, con el tronco retorcido. Madera dura y corteza escamosa de color grisáceo. Las ramitas jóvenes son más o menos cuadrangulares o angostas y de cuatro alas, posteriormente se vuelven redondas con corteza de color café grisáceo, la mayoría de las ramas, pero especialmente las pequeñas ramitas axilares, son en forma de espina o terminan en una espina aguda; la copa es extendida… raíz nudosa consistente, con corteza rojiza, que lleva un alcaloide, llamado peletierina o punicina, de propiedades vermífugas.” Sus hojas “… son de color verde brillante, lustrosas por el haz y con el borde entero. Nacen opuestas o casi opuestas sobre las ramas o bien agrupadas formando hacecillos, tienen forma lanceolada a abovada, un pecíolo corto y son ligeramente correosas. Generalmente miden 2-8 x 0.8-2 cm, y tienen un nectario apical que segrega azúcares (fructosa, glucosa, sucrosa); las estípulas son rudimentarias y difíciles de apreciar.” Sus flores son “…hermafroditas, solitarias o reunidas en grupos de 2-5 al final de las ramas nuevas y de 3-4 cm de diámetro. Son grandes y de color rojo, lustrosas, acampanadas, subsentadas, con 5-8 pétalos y sépalos, persistiendo el cáliz en el fruto… En algunas variedades las flores son abigarradas e incluso matizadas en blanco. Florece en mayo-julio, aunque algunas variedades lo hacen más tarde. Su fruto es una “… baya globosa denominada balausta, de color rojo brillante, verde amarillento, o blanquizco, rara vez violeta, cuando madura, estando coronado por el cáliz, de 5-8 cm de diámetro, lleno de semillas y cuenta con una cáscara coriácea… Las semillas son angulares y duras por dentro, la capa externa de la testa está cubierta por una capa delgada o pulpa jugosa, roja, rosa o blanco amarillenta, astringente, subácida o ácida.”[2]

“Las granadas contienen tres tipos de polifenoles llamados antioxidantes, incluyendo taninos, antocianinas y ácido elágico [3] en cantidades significativas, indica Joseph Mercola, experimentado médico norteamericano.

“Su actividad antioxidante es conocida por inhibir la proliferación e invasión celular y por promover la apoptosis (muerte celular) en varios tipos de cáncer.

“La granada o el extracto de granada podrían reducir el dolor articular y disminuir la inflamación en las personas que sufren de artritis.

“También podrían disminuir la formación de placa en las arterias, mejorar su salud cardiaca e incluso podría actuar como un tratamiento natural para disfunción eréctil.

“Las granadas están llenas de sacos de semillas (comestibles ricas en fibra)  llamadas arilos… para obtener una nutrición óptima.” [4]

El cultivo en el Asia occidental y en el Norte de África queda en las referencias escritas hará 5000 años; se plantaba en los “Jardines colgantes de Babilonia” y se encuentra esculpido en los bajorrelieves egipcios, quienes, según los hallazgos arqueológicos, eran enterrados con estos frutos y pequeñas vasijas con vino ligero preparado con su jugo. Los babilonios creían que masticar sus granos antes de las batallas los hacía invencibles. Hipócrates recomendaba el jugo de la granada contra la fiebre y como fortificante contra la enfermedad.

Los romanos conocieron la granada gracias a los fenicios que la trajeron de Fenicia (aproximadamente en el actual Líbano) a Roma, de ahí su nombre científico de Punica.

En La Biblia, de entre los veintidós árboles mencionados está  el granado (Punica granatum); así en Deuteronomio: 8:7 Porque Jehová tu Dios te introduce en la buena tierra, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes de abismos, que brotan por vegas y montes; 8:8 Tierra de trigo y cebada, y de vides, e higueras, y granados; tierra de olivas, de aceite, y de miel; 8:9 Tierra en la cual no comerás el pan con escasez, no te faltará nada en ella…” [5]  “También son mencionadas como objetos bellos. Las granadas figuran en las Escrituras en tres lugares destacados: en el manto de un alto sacerdote (Éxodo, 28:33 [6]), como guirnalda en las columnas del templo, y en el Cantar de los Cantares. El templo de Salomón tenía doscientas granadas esculpidas en los capiteles de las dos columnas que estaban en la fachada (1 Reyes, 7:42; 2 Crónicas, 4:13). En el Cantar de los Cantares, 4:3 y 6:7, el interior rojo del fruto es comparado a las mejillas de la Amada.” [7] Por la forma de su remate inferior con figura de cáliz, aparentemente en la tradición judía es el fundamento para el diseño de las coronas.

Son los bereberes quienes traen la fruta a Europa, y la ciudad de Granada, fundada en el siglo X, recibió su nombre por esta fruta. En el siglo XI los ziríes trasladaron la capital de Medina Elvira («Ciudad Elvira») a Medina Garnata. La etimología del topónimo es discutida y podría provenir tanto del árabe (Gar-anat, «Colina de peregrinos») como del latín (granatum, «granado»).Esta última con mayores visos de realidad dado que: “El escudo oficial actual de la ciudad de Granada, está cubierto por la Corona Real… En el cuartel inferior izquierdo, hay una granada abierta en sus Colores naturales, sobre fondo de plata.” [8]

Con un mayor desarrollo del tema bajo el título de El nombre de Granada “Parece ser que el origen de Granada es judío, no árabe, lo que resulta muy curioso; tal vez de su pasado judío sea originario el nombre de la ciudad, por cierta leyenda que aseguraba que una de las hijas de Noé, llamada Grana, se estableció en este lugar (evidentemente, una leyenda con poca veracidad histórica; ni siquiera en La Biblia se recoge ese nombre de la supuesta hija de Noé). Por lo visto, en el siglo II de nuestra era, hubo una revuelta en Jerusalén contra la decisión del emperador romano Adriano de construir la nueva ciudad de Aelia Capitolina en el emplazamiento de la antigua ciudad judía además de querer abolir lo que los civilizados romanos consideraban una costumbre bárbara: la circuncisión.

“Para vencer la oposición israelita, el emperador envió a Julio Severo quién, con los habituales métodos romanos, logró reducir la revuelta, huyendo muchos judíos a Iberia, fundando algunos ger-anat o campo de refugiados, al ser donde se refugiaron tanto los que huían de Palestina como de los enfrentamientos entre generales romanos en Hispania.

“Sin embargo, cuando los árabes llegaron, ya en el siglo VIII, encontraron una ciudad romana (visigoda) en el actual barrio del Albaycin, verdadero núcleo inicial de la futura Granada árabe y origen romano de la ciudad, conocida como Hizn Garnata (fortaleza del granado) si bien los árabes al traducirlo a su idioma la llamaron Hizn Rumman, pero pudo ser también Hizn Roman (castillo de los cristianos), lo que parece más lógico ya que era una ciudad cristiana o hispanorromana…o no era así.

“A su topónimo se le atribuyen significados de lo más dispar como Gar Nata (cueva de nata) o Gar-Anat (colonia de peregrinos) o también Gar-Nata (ciudad fortificada). Serían la primera dinastía árabe granadina, los ziríes, quienes zanjarían la cuestión llamando a la ciudad desde entonces como se la conoce en la actualidad: Granada.

“La dinastía zirí lo tenía claro: Granada era la ciudad de los granados que daban esa deliciosa fruta, la granada y los mismos cristianos comenzaron a llamarla también así, primero Agranata y poco después Granada.

“La población del lugar no era mayoritariamente cristiana, sino judía por lo que en vez de Hizn Rumman sería más creíble que la llamaran Garnata alyahud o Granada de los judíos, al ser una colina poblada por judíos y donde predominaban los granados.

“En fin, resulta difícil saber exactamente de donde viene el nombre de Granada aunque creo que nos complicamos la vida puesto que a mi parecer los árabes cuando llegaron vieron en el Albaycín un número importante de granados y entre ellos conocieron desde entonces el lugar como villa de los granados o algo así. Probablemente, al no saber cómo se llamaba realmente, le dejaron ese nombre, independientemente de cómo la conocieran sus anteriores pobladores. ¿Qué hubiéramos hecho nosotros? No creo que la población, el gentilicio, diera nombre al árbol, más bien el árbol dio nombre al lugar puesto que se conoce desde tiempos remotos. De hecho, fueron los cartagineses quienes lo introdujeron en la Península Ibérica.

“Eres el jefe de un ejército invasor y ves ciudades a tu paso: unas te abren las puertas sin batallar y otras oponen una pequeña resistencia. El caso es que no conoces el idioma y acabas guiándote por tus apreciaciones por lo que la colina del Albaycín, con sus granados, decidieron llamarla del modo más fácil para reconocerla: villa de los granados o Garnata, que derivó en Granada, lo del Albaycín vendría después, al crecer la ciudad y convertirse ese núcleo primero en un barrio importante.” [9]

En la sura 6:99 (Omnipotencia de Dios) de El Corán: “Y Él es Quien ha hecho bajar agua del cielo. Mediante ella hemos sacado toda clase de plantas y follaje, del que sacamos granos arracimados. Y de las vainas de la palmera, racimos de dátiles al alcance. Y huertos plantados de vides, y los olivos y los granados, parecidos y diferentes. Cuando fructifican ¡mirad el fruto que dan y cómo maduran! Ciertamente, hay en ello signos para gente que cree.” [10] (Texto con cierta semejanza en la Sura 6:141 [11]), con énfasis en la Sura 55:68 en la descripción del Paraíso. [12]

Para múltiples pueblos, en donde la granada es fruto disponible es símbolo de amor, de fertilidad y prosperidad, destacadamente en las ceremonias del matrimonio y de la finalidad en la vida conyugal, así, en la Roma antigua, las mujeres recién casadas llevaban coronas confeccionadas con sus hojas y fruto dado que, para el común de la sociedad figuraba un remedio contra la esterilidad.

En el espacio de lo espiritual, la granada simboliza la festividad del Rosh Hashaná (año nuevo judío) la multiplicidad de sus semillas alude a la fecundidad. Dícese que la granada contiene 613 semillas, mismo número de las  mitzvot (mandamientos) [13]. En la iconografía cristina “La granada representa por su estructura lo uno y lo múltiple, por lo que los cristianos la consideran como símbolo de su propia Iglesia, que une bajo su manto, diferentes pueblos. También representaría para ellos, por su color, la sangre de sus mártires y la vida eterna” [14]; representa la madurez y abundancia espiritual, significa con sus múltiples semillas a los innumerables beneficios de la perfección divina, está como elemento distinguido y primordial en la Virgen de la granada (Madonna della melagrana o Madonna con il Bambino e sei angeli, esto es, Virgen con el Niño y seis ángeles [15]) de Sandro Botticelli (“…una granada en la mano del Niño Jesús prefigura la sangre derramada en el martirio y los beneficios otorgados a la humanidad con su pasión, muerte  y resurrección; sin embargo, en manos de la Virgen María, representa la castidad…”), fruto destacado también en la pintura la Madonna Salting de Antonello da Messina, c.1460-1469, en la cual, el Santo Niño ase una granada.

“Virgen del Magnificat( Madonna del Magnificat (1481-1485). Sandro Boticcelli. “El tondo [16] o cuadro circular conocido como La Virgen del Magnificat, de la Galería de los Uffizi, está realizado al temple sobre tabla. Fue pintado en 1481. La escena se enmarca sin problemas gracias al ritmo de la línea, siendo una obra en la que predominan las curvas (en los rizos, los brazos, las manos, el río). No obstante, sí aparece un poco forzada la introducción del ángel de la extrema izquierda, que corona a la Virgen. Se representa a la Virgen María coronada por dos ángeles. La pintura representaría a la familia de Pedro de Cosme de Médici, señor de Florencia desde 1492. Su esposa, Lucrezia Tornabuoni como María, Lorenzo de Médici como el joven con el tintero, flanqueado por su hermano Juliano de Médici quien sostiene un libro. Detrás de estos dos chicos estaría María, mientras que las dos hermanas mayores estarían sosteniendo la corona en la parte trasera: Blanca a la izquierda y Nannina a la derecha. El recién nacido sería la hija de Lorenzo, Lucrecia de Médici… El título del cuadro proviene de lo que la Virgen está componiendo, guiada por la mano del Niño: el himno que comienza “Magnificat”, sobre un libro de pergamino.” [17]

Con respecto a La Virgen de la granada (1487) de Sandro Botticelli.  “El tondo o cuadro circular conocido como La Virgen de la granada, de la Galería de los Uffizi, está realizado al temple sobre tabla. Fue pintado en 1487. Están presentes los atributos típicos de la Virgen: las rosas y los lirios. El Niño Jesús, cuya mano se alza bendiciendo, permanece seguro en los brazos de María, pero la expresión triste y melancólica de las caras de su madre y del niño se pretende que recuerden al observador los tormentos que Jesucristo sufrirá en el futuro.  Las Vírgenes de Botticelli reflejan una relación más intelectual que afectuosa entre Madre e Hijo, a diferencia de lo que ocurre con las Vírgenes pintadas por Rafael Sanzio, que suelen mirar a su hijo y colaborar en sus juegos con una cierta sonrisa… Además, aquí, el Niño y la madre sostienen una granada abierta, símbolo de plenitud espiritual; también simboliza la fecundidad y de la abundancia y, en la iconografía cristiana, suele hacer referencia a la Pasión de Jesucristo, con la profusión de semillas significando la plenitud del sufrimiento de Cristo.” [18]

En la página 60 de Caravaggio (Michelangelo Merisi de… 1571-1610), de la serie Grandes Maestros de la Pintura [19], en el tercer detalle constitutivo de La cena de Emaús datado para el año de 1601 (Óleo sobre lienzo 196 x 141 centímetros en el acervo de la National Gallery, en Londres, Inglaterra: “Las frutas que se hallan en el cesto situado en el borde de la mesa no son alimentos propios de la estación sino que pretenden evocar de un modo simbólico la Pasión del Señor. Aparte de su brillantez cromática y de su exquisita textura, la manzana golpeada y los higos pasados simbolizan el pecado original, mientras que la granada expresa el triunfo de Jesucristo sobre el mal por medio de su resurrección.”

Quedan en la historia del arte algunas otras referencias pictóricas en donde la granada es presencia significante: “María dándole una granada al Niño” (1510-12) de Hans Holbein, en el Kunsthistorisches Museum, de Viena; “La Virgen de la Granada” de  Fig. 46.- Fra Angelico, perteneciente a la Casa de Alba [20]

En la escultura. “La Virgen de la Granada es una advocación mariana española que procede de la época en la que el rey Fernando III el Santo pasaba por los pueblos conquistados en Andalucía… En la Villa de Guillena (Sevilla), de la cual es Patrona y Alcaldesa Perpetua de la localidad… Se conserva una imagen del siglo XVIII de autor anónimo que porta en su mano derecha a un niño Jesús y en la otra una granada (símbolo de la villa)… En Benacazón (Sevilla) se conserva una imagen de ropaje esculpido muy antigua, de autor anónimo, y que fue encontrada en un pozo hace muchos años. Preside el altar de la Capilla del Sagrario, un altar de caoba con algunas partes en oro. La Virgen porta a un niño de ropaje esculpido que lleva una granada… En la Puebla del Río, también en la provincia de Sevilla, la Virgen de la Granada es Patrona y Alcaldesa Perpetua. Es una imagen del siglo XVII que preside el altar mayor de la Parroquia de la que es titular. En su mano derecha muestra una granada, mientras en la izquierda sujeta la imagen del Niño Jesús…”  [21]

“La imagen de la Virgen de Montserrat (noventa y cinco centímetros de altura), conocida popularmente como la Moreneta (La morenita) por el color oscuro de su piel, es una talla románica en madera de álamo policromada del siglo XII de una gran belleza. En 1881, la Virgen de Montserrat fue proclamada Patrona de Cataluña por el papa León XIII… La figura de la Virgen extiende la mano derecha, con la que sostiene el orbe esférico, que significa todo el cosmos. Con la mano izquierda, hace el gesto de ponerla sobre la espalda del Niño indicando que aquel rey omnipotente es su hijo,  que con la mano derecha bendice y con la izquierda sostiene una piña (para otro es una granada), un signo de fecundidad y de vida perenne.” [22]

En Festivitat de la Mare de Déu de Montserrat”, en el apartado correspondiente a la “Descripción…:  “La imagen original de la Virgen de Montserrat, bellísimo ejemplar del arte románico de finales del siglo XII, o comienzo del XIII, es tallada en madera. En la mano derecha sostiene una bola; con su mano izquierda sostiene suavemente la espalda del Niño Jesús, que está sentado en su regazo materno, y coronado como la Virgen. Con la mano derecha el Niño está en actitud de bendecir; con la izquierda sostiene una piña. La imagen sentada, mide unos noventa y cinco centímetros de altura. Es esbelta de cuerpo, según el estilo de la época, lo cual le confiere un aire de honor y de espiritualidad que encanta.

“La Virgen de Montserrat y el Niño son negros de rostro. Este color no proviene de la madera, que no es negra, ni de la pintura primitiva. El motivo hay que buscarlo, principalmente, en el humo de los innumerables cirios que noche y día se quemaban en el altar de nuestra Señora, en la antigua y reducida iglesia.

“La imagen de la Virgen de Montserrat es una imagen muy nuestra, de la madera de nuestros árboles; del estilo románico, tan arraigado a nuestra historia, con una piña, fruto típicamente mediterráneo, con su fisonomía serena nos invita a ser un pueblo pacífico, acogedor y dialogante.” [23]

Para otros estudios y descripciones de esta imagen: “…el Niño y la madre sostienen una granada abierta, símbolo de plenitud espiritual; también simboliza la fecundidad y de la abundancia y, en la iconografía cristiana, suele hacer referencia a la Pasión de Jesucristo, con la profusión de semillas significando la plenitud del sufrimiento de Cristo.”

La granada está ligada a numerosos mitos y leyendas de antiguas civilizaciones, su simbolismo está centrado en la fertilidad y la reproducción, el amor y la fecundidad, el nacimiento y la vida; también la encontramos asociada a la oscuridad y la muerte, a las ceremonias fúnebres y a las tumbas del antiguo Egipto.

Sus características físicas propician múltiples analogías a partir de su forma y color para asumir significados según el contexto específico, van de lo terreno a lo espiritual, de lo lumínico a lo oscuro, de lo esplendoroso bajo el sol a lo soterrado.

Con gran dificultad para localizar el texto madre, quedan en la multiplicación repetitiva el simbolismo de este fruto: en la mitología griega el primer granado fue plantado por Afrodita y fue uno de los símbolos de la diosa del amor junto con el mirto, la paloma, el cisne y la libre, todos ligados al amor y la reproducción, de allí las virtudes afrodisíacas que se atribuyen a los frutos —a palabra afrodisiaco deriva del nombre Afrodita— empleados para definir aquellos estímulos sexuales que incrementan la libido (alimentos, bebidas, fragancias u objetos)… Hera —diosa de las mujeres y el matrimonio—, vinculada a la granada, en algunas representaciones pictóricas aparece con una granada en las manos, en este caso, símbolo del amor conyugal y la fecundidad. En la Biblia la granada (rimmon) es uno de los siete frutos con que Israel fue bendecido… Shakespeare eligió un granado para ocultar a Romeo, en la escena en que el joven le declara su amor a Julieta… debido a su abundancia de semillas, aparece también en la antigua China donde, según dicen, se acostumbraba ofrecer una fruta a los recién casados como auspicio de una descendencia numerosa…. Su intenso color rojo sangre la ha ligado a la simbología del padecimiento y la muerte. También se ha interpretado que sus numerosas semillas reunidas dentro de una misma piel y coronadas en la cima, eran símbolo de realeza.

En el mito griego de la renovación agrícola, a Perséfone, hija de Zeus y Deméter —conocida como Proserpina por los latinos— la rapta su tío Hades, dios de los Infiernos: “La leyenda cuenta que el origen de la Primavera radica precisamente en este rapto, pues cuando Perséfone es llevada a los Infiernos, las flores se entristecieron y murieron, pero cuando regresa, las flores renacen por la alegría que les causa el retorno de la joven. Como la presencia de Perséfone en la tierra se vuelve cíclica, así el nacimiento de las flores también lo hace. Según el mito griego de Perséfone, Hades (dios del infierno) le ofreció una granada para seducirla. Cuenta Homero que en el sureste de Europa hubo un tiempo en el que reinaba la eterna primavera. La hierba siempre era verde y espesa y las flores nunca marchitaban. No existía el invierno, ni la tierra yerma, ni el hambre. La artífice de tanta maravilla era Deméter, la cuarta esposa de Zeus. De este matrimonio nació Core, luego llamada Perséfone. Se trataba de una hermosa joven adorada por su madre que solía acercarse a un campo repleto de flores a jugar. Un día, pasó por allí el terrible Hades con su temible carro tirado por caballos. Se encandiló con Perséfone y la raptó para llevarla al subsuelo, su territorio. Deméter, al no encontrar a su hija y con una antorcha en cada mano, emprendió una peregrinación de nueve días y nueve noches. Al décimo día el Sol, que todo lo ve, se atrevió a confesarle quién se había llevado a su hija. Irritada por la ofensa, Deméter decidió abandonar sus funciones y el Olimpo. Vivió y viajó por la tierra. Esta se quedó desolada y sin ningún fruto ya que, privada de su mano fecunda, se seca y las plantas no crecen. Ante este desastre Zeus se vio obligado a intervenir pero no pudo devolverle la hija a su madre. Es que Perséfone ya había probado el fruto de los infiernos (la granada) y por eso le era imposible abandonar las profundidades y regresar al mundo de los vivos. Sin embargo, se pudo llegar a un acuerdo: una parte del año Perséfone lo pasaría con su esposo y, la otra parte, con su madre.

“Lo que este mito indica es que cuando Perséfone regresa con su madre, Deméter muestra su alegría haciendo reverdecer la tierra, con flores y frutos. Por el contrario, cuando la joven desciende al subterráneo, el descontento de su madre se demuestra en la tristeza del otoño y el invierno. Así se renueva anualmente el ciclo de las estaciones y así explicaban los griegos la sucesión de ellas: el otoño y el invierno son tristes y oscuros como el corazón de Deméter al estar separada de su hija. La alegría y la serenidad retornan cuando vuelve con ella, es decir, cuando comienza la primavera.” [24]

Derivado de múltiples referencias, para los Francmasones la granada simboliza la armonía perceptible en la familia masónica en la que todos sus miembros están unidos por el espíritu de la orden y de la fraternidad, constituye al gran número de sus miembros. Las granadas, a la entrada de la Logia, encima de las columnas, separan al mundo profano y los trabajos realizados en el interior, la reflexión, lo oculto y sagrado de los ritos, la doble personalidad del adepto: su vida interior y el reflejo de ésta hacia el exterior.

“Visto en Masonería Mixta. La granada es el primero y uno de los raros vegetales que se ofrecen a la vista y para la reflexión del francmasón. Para los Francmasones, la granada evoca la coherencia de la Logia que, solamente los golpes repetidos venidos del exterior, pueden romper. Ensamblaje de granos, la granada simboliza la armonía perceptible en la familia masónica en la que todos sus miembros están unidos por el espíritu de la orden y de la fraternidad.

“La masonería debe su potencia a un gran número de sus miembros y su calidad emerge de su cantidad. Las granadas, a la entrada de la Logia, encima de las columnas, asumen la transición entre el mundo profano y los trabajos en el interior, dejando penetrar la sensibilidad, la emoción del masón que no debe dispersarse a lo largo de la tenida y domeñando y sometiendo esta sensibilidad y emoción al examen de la razón. La presencia de las granadas, a la entrada de la logia, sobre las columnas, ¿no nos confirma la importancia que debemos dar al mundo profano? ¿No nos invita a establecer el lazo de unión entre la Logia y el Templo de la Humanidad por construir? Inseparables de las columnas J y B, las granadas ofrecen al francmasón un bello motivo de meditación y de conocimiento. La corteza resistente de la granada, que esconde una pulpa deliciosa, ¿no simboliza a la vez la oposición entre la apariencia de los seres y su realidad profunda, el lazo que les une, y la necesidad de un trabajo sobre sí mismos para llegar a su realidad? [25]

Bajo el título La granada, fruto de la armonía, queda este interesante y descriptivo texto henchido en referencias:

“La granada en la antigüedad se cultivaba en lo huertos caseros para deleitar a las familias y aunque en la actualidad no es un fruto de consumo masivo, ocupa sitiales insospechados en el universo simbólico, en especial en el templo masónico, donde se le considera como el fruto de la vida, que es germen y sustancia a la vez, representando además, la necesaria armonía social que emerge de pequeñas semillas interrelacionadas, unidas que exponen su luminosidad hacia el exterior.

“En Egipto se conoció y se cultivaba en tiempos de la XVIII dinastía, unos 1500 años antes de Jesús. Todavía hoy el jugo de su fruto fresco —la granadina— sigue siendo muy popular en El Cairo. Además, en diversos registros históricos encontramos referencias a esta especie. Así por ejemplo: según Jacson, en su obra Los Misterios Antiguos, el amanuense del rey Tosues I, llamado Ann (sol), hizo plantar en el parque funerario de su rey cinco granados.

“El libro de los Reyes, capítulo VII, al referirse a la edificación de las columnas del pórtico del Templo de Salomón, construido por Hiram, destaca en el versículo 18: ‘…y cuando hubo hecho las columnas, hizo también dos órdenes de granadas, alrededor un enredada para cubrir los capiteles que estaban en las cabezas de las columnas con granadas; y de la misma forma hizo el otro capitel…’

“La granada fue el instrumento utilizado por Hades, Señor del mundo subterráneo, para conseguir que su joven y bella esposa, Perséfone, permaneciera a su lado, pese a haber sido raptada por el oscuro Dios: en adelante podría abandonar el mundo de las sombras siempre que no hubiera tomado alimento alguno. Desgraciadamente, la divina dama había ingerido varios granados de una jugosa granada.

“En el templo masónico la granada descansa en lo alto de los pilares recordándonos los elevados ideales que persigue nuestra institución. Cada grano simboliza a todos los masones de la tierra, que llevan en sí el néctar y la semilla dispuesta a germinar a favor del bien de la creación. Su jugo rojo de sabor agridulce representa las alegrías y pesares de la vida.

“La delgada cáscara de la granada resiste los golpes de la naturaleza y conserva dentro el sabor de un néctar delicioso. Al igual que la Masonería resiste los ataques de quienes son contrarios, conservando la sustancia que da vida. Se le representa abierta, dejando a la vista de toda la estructura organizada, semejante a las logias dispersas por la tierra y reunidas en la masonería universal.

“Los masones estamos unidos al igual que los granos de la granada y continuaremos estándolo mientras en nuestras filas exista la armonía y el amor que comprende. Nuestra obra no podría llevarse a cabo sin el entendimiento que permite que al interior de nuestros templos exista la diversidad religiosa y política; pero esta camarería y signo de confianza son necesarios, también en nuestras vidas diarias con todo el universo.

“En la representación que encontramos en el templo, las granadas, además de abiertas, lucen adornadas por la flor de la azucena, que corona la cúspide de los capiteles. Esta flor simboliza el candor y la pureza, que significa que la meta del Masón es el idealismo, enmarcado en la pureza de sus sentimientos y el cultivo y práctica de sus virtudes. La azucena se identifica con el lino o flor de lis, que la tradición heráldica ha escogido como emblema de la paz y la concordia; tales postulados son fundamentos masónicos en la convivencia social.

“Así, la Granada y Lirio unidos representan el candor y la pureza junto a la armonía que reina en la Masonería que, por muy multiplicado que sea, constituye una y la misma familia, porque así como las semillas apoyadas recíprocamente en la granada es que toma su verdadera forma. Como las semillas, dentro de nuestras logias somos las semillas: mayores, menores, de apariencias diversas, de aspectos diferentes, de pensamientos propios, profesando distintas creencias o pensamientos políticos, pero siempre unidos por el mismo propósito, unidos por el sentimiento, por idéntico espíritu que la savia nutritiva de vida masónica que está representada en el jugo de la granada.” [26]

Herbert Oré Belsuzarri (P:.F:.C:.L:.B:.R:.L:.S:. Fenix 137-1) abunda en su aporte Simbología de la Granada:

Se dice que los primeros en manifestar su veneración por estas frutas fueron los sacerdotes egipcios, que las utilizaban en sus liturgias de iniciación y en sus escuelas esotéricas, manteniendo en secreto el simbolismo sagrado. Los Masones la adoptaron como el símbolo de la abundancia, por su fruto abultado y repleto de semillas.

“En la mitología clásica, encontramos el mito de Perséfone en los Misterios de Eleusis, basados en una leyenda en torno a Deméter y su hija Perséfone, también llamada Core (‘la Muchacha’), quién fue secuestrada por Hades, el dios de la muerte y el inframundo. Perséfone que sin saberlo, contrajo matrimonio con Hades al comer seis granos de granada. En esta leyenda la granada representa el casamiento, la fertilidad, la fecundidad y funciona como una verdadera amalgama afectiva creadora de lazos indisolubles. Actúa como un puente entre la luz y las tinieblas; el bien y el mal, la sabiduría y la ignorancia, la vida y la muerte.

“Esta fruta utilizada en el Simbolismo Masónico, se encuentran ubicadas sobre los capiteles de las dos columnas que se levantan a la entrada y a ambos lados de la puerta del Templo. Estas granadas sobre los capiteles, se encuentran abiertas para representar la fertilidad y la unidad que debe existir entre todos los seres de la creación, especialmente entre los hombres que forman parte de la Francmasonería. En estas columnas estaban ocultas el antiquísimo principio de correspondencia que afirma, ‘como es arriba es abajo’; como en todos los detalles de su construcción, también ellas eran consideradas una autentica representación del mundo terrestre y del mundo celeste.

“Las flores del granado cerrado, tienen TRES pétalos carnosos, después de abrirse se convierten en CINCO pétalos y por último en pleno desarrollo, ya en vías de fenecer y cuando la granada surge entre ellos, en SIETE pétalos formando un Sol con sus rayos. Y en esto se encierra el secreto de las edades dela masonería simbólica.

“Los granos representan la estrecha unión de todos los masones del mundo, y al hombre como ser vivo, porque tiene tres sustancias: carne, jugo y hueso o sea carne, sangre y esqueleto.

“Los granos apretados se asemejan a un panal de abejas, simbolizando que, como las abejas los masones trabajan sin descanso, recogiendo de flor en flor lo más preciado, depositándolo en sus panales, así el hermano Masón lucha contra sus costumbres profanas, recogiendo la sabia sublime de la luz masónica depositándola en su alma, procurando con su laboriosidad enaltecer la masonería, trabajando sin descanso en el Taller, para la construcción del templo de la moral y de la ciencia, sin excusarse por sus faltas a las tenidas como abeja y no como zángano que deja a sus hermanos la labor de pulir la piedra bruta.

“La cortina o membrana blanca que cubre los granos de la granada, simboliza el mandil que los masones emplean como símbolo del trabajo, representando por su color la pureza, por su significado el trabajo, que el Hermano como obrero construye el templo de la ciencia, la virtud y la moral.

“Varios autores masones coinciden y consideran que:

“a.- Sus granos: representan la estrecha unión de todos los masones del mundo. Sus granos son brillantes, unidos, útiles y separados, cada uno ocupando su lugar armónicamente en el espacio que se le ha reservado.

“Compuesta por numerosas semillas, la granada es una expresión simbólica o sintética de la idea de la unidad que existe en el todo, por ello representan también a la propia masonería como cadena iniciática y la fraternidad de todos los masones del mundo, hombres libres y dispersos por la tierra, pero unidos por idénticos símbolos y ritos.

“b.- El fruto tiene dos cámaras en su interior. Las dos Cámaras del fruto: representan lo justo y lo perfecto; la Tolerancia y la Virtud, los dos egos humanos, el interior o psíquico y el exterior o Antrópico, que solamente por medio de la virtud, la perseverancia, y la moral el hombre alcanza la cámara alta donde mora el CONOCETE A TI MISMO y las dos columnas, fuerza y belleza.

“La cámara alta tiene cinco celdas que representan a las aulas: Conocer y analizar; La eterna verdad; Lo real; Lo justo y lo moral; Lo perfecto y armonioso.

“En estas aulas de la escuela de la ciencia de cada taller, en la primera aula o celda el hermano estudia la razón de conocer y analizar; en la segunda la razón de la eterna verdad y analizarla; en la tercera, la razón de lo real y de lo verdadero; en la cuarta, de lo que es justo y moral; y en la quinta la razón de lo que es perfecto y armonioso.

“También representa las cinco razas principales sin distinción de credos y colores; a las cinco edades del Ser humano, edad embrión, edad inocente y feliz, edad de aprendiz, edad constructiva y edad Oriente.

“Asimismo simboliza, el Masón, su familia, su tribu, su nacionalidad y su logia.

“La cámara baja del fruto, con tres celdas representa los tres grados simbólicos de la masonería: la alta, la del medio y la baja. En la primera celda los aprendices, en la segunda los compañeros y en la alta los maestros.

“Las tres substancias del hombre, sangre, carne y esqueleto. El hombre templo, al hombre altar y al hombre alma.

“Las tres luces, el venerable y los dos vigilantes. También simboliza la luz que el masón recibe al proclamarlo hermano, la luz que ilumina el camino del compañero, y la luz de la sabiduría que alumbra con sus rayos la mente del venerable maestro, para orientar a sus hermanos hacia el camino de la verdadera luz.

“A la trilogía del génesis, la Trinidad: Padre, Madre e Hijo.

“c.- Su forma redonda, al infinito, a la masonería, al GADU, la creación del mundo y la caridad porque emana de lo divino y no tiene fin.

“A la masonería porque es infinita su belleza y su ciencia, el cielo, el mundo y el alma.

“d.- Su corteza exterior: contiene tres colores: Verde: reino vegetal; Amarillo: reino mineral; Rojo: reino animal.

“e.- La superficie lisa del fruto simboliza la construcción del Templo Espiritual, que dentro de él se encuentran los talleres de las almas, las almas lisas porque representan la tolerancia y el amor al prójimo, liso y llano sin obstáculos.

“Al hermano que usando el mazo y el cincel simbólicamente, hace desaparecerlas anomalías de la superficie de su alma, queriendo por igual a sus hermanos y perdonando sus defectos. Simboliza también como el GADU cubrió con la corteza a la granada, así el masón cubre con el hermoso traje de la virtud el altar de su alma.

“f.- La Corona de triángulos: A la Virtud, a la Fraternidad, a la Ciencia y al Sol.

“Simboliza la corona de la Virtud, la del sacrificio, la de la ciencia, de la fraternidad, del amor al prójimo y la corona de espinas del Hijo del Hombre.

“Desde tiempos inmemoriales hasta más allá de los primeros siglos del cristianismo, los reyes usaron coronas de triángulos, el Rey y Profeta David, el sabio Salomón, Carlomagno y otros.

“También simboliza el Sol con sus rayos brillantes iluminando el Oriente masónico, la vida del taller que germina bajo la sabia dirección del Venerable maestro, que premia a los hermanos con la corona de la Virtud.

“La Corona en sí, representa la Sabiduría, la inteligencia y el sacrificio.

“g.- La Cortina Blanca: (Membrana Interna), Simboliza el Mandil de los Masones.

“h.- La flor simboliza el contacto del hermano con la naturaleza que lo rodea, gloria del GADU que ha construido lo bello entre lo bello. Es la nodriza del fruto, su protectora, la Flor absorbe en el día el calor de los rayos solares, y en la noche cierra sus pétalos, protegiendo el fruto, en la madrugada despierta abriendo sus pétalos presta a la vida.

“Es como una antorcha encendida que cada uno de nosotros transmite al hermano, manteniendo la llama siempre viva, es la vida misma, el génesis, la flor de la procreación del hombre, simboliza al padre que entrega la antorcha dela vida al hijo, y éste al otro hasta el fin.

“Sus pétalos abiertos al sol representan los números tres, cinco y siete, inconfundiblemente eternos componentes de una logia.

“i.- El jugo del fruto, simboliza por su color, la sangre de los hermanos mártires, héroes, patriotas, que han dado este precioso líquido, por la libertad del esclavo, por el amor a la humanidad, por la justicia, la tolerancia, la igualdad y por un mundo mejor en que todos los seres humanos puedan vivir en paz y armonía con sus semejantes, un mundo sin odios, sin prejuicios raciales ni credos.

“Los Mártires Masones que el mundo les debe su libertad, las naciones su emancipación y América su independencia. Por su sabor dulce el jugo de la granada simboliza al masón, que está en dulce paz con su alma, el justo que está en paz con su conciencia, por haber cumplido, como masón, como padre, como esposo, como hijo y como ciudadano su sagrado deber.

“Así como el cántaro es llevado al pozo para traer agua, y el sediento viajero se acerca para satisfacer su sed, así la masonería ofrece al sediento que toca a sus puertas, agua viva, agua de la verdad, sacada del pozo de la eterna sabiduría: Para que el que busca encuentre; Para que el que pida reciba; Para que el que llama sea atendido. Si el viajero llama a la puerta, pidiendo agua, que busca afanosamente, le será concedido.” [27]

Otra visión paralela amplía detalles significativos: “Fruto granado de cáliz coronado por Naturaleza, las granadas son para los masones el símbolo de la Unidad que subyace en lo múltiple. Se hallan presentes en la Logia sobre los capiteles de las dos columnas J y B, situadas a la entrada del Templo. En cada capitel suelen ponerse tres en forma triangular. En la Biblia aparecen decorando las columnas del Templo, formando guirnaldas junto a las azucenas (lirios blancos). En el Libro Primero de Reyes 7, 15-20 se dice: ‘Hizo dos encajes y dos trenzados a modo de cadenas para los capiteles de la cima de las columnas, un trenzado para un capitel y otro trenzado para el capitel segundo. Hizo granadas: dos filas alrededor de cada trenzado cuatrocientas en total, colocadas sobre la prominencia que estaba detrás del trenzado; doscientas granadas alrededor de un capitel y doscientas granadas alrededor del segundo capitel’. En el Libro Segundo de Crónicas 3, 15 -16 existe la siguiente mención: ‘Delante de la sala hizo dos columnas de treinta y cinco codos de alto. El capitel que las coronaba tenía cinco codos. En el Debir hizo cadenillas y las colocó sobre los remates de las columnas; hizo también cien granadas, que puso en las cadenillas’. Compuestas por numerosas semillas, las granadas son una expresión simbólica o sintética de la idea de la Unidad que existe en todo lo que se expresa, por ello, representan también a la propia Masonería como cadena iniciática y la fraternidad de todos los masones del mundo, hombres libres y dispersos por la tierra pero unidos por idénticos símbolos y ritos. Como dice O. Wirth las granadas representan a la familia masónica ‘en donde todos los miembros están armoniosamente religados por el espíritu de orden y de fraternidad’. Orden o armonía que se interpreta como expresión o emanación de un Principio Creador que para la Masonería es conocido como Gran Arquitecto del Universo. Aunque en algunos talleres o logias las granadas se sustituyan por dos esferas, la una aludiendo al cielo y la otra la tierra, es frecuente, sin embargo, verlas representadas en antiguos cuadros de Logia sobre los capiteles de las dos columnas, o mencionadas en algunos rituales y mementos de la Orden. La granadas son, asimismo, símbolo de abundancia y de generosidad. Representan los frutos de la tierra, donados por sus diosas fecundadoras, como Deméter para los griegos o Ceres entre los romanos. Su situación sobre las columnas, donde los masones reciben su salario, alude a la generosa gratificación destinada a recompensar el esfuerzo de los obreros que construyen en armonía el edificio de la Masonería. Vemos la misma enseñanza simbólica en la leyenda de Hércules, quien tras haber cumplido 11 de sus 12 trabajos logra llegar al jardín de las Hespérides dónde obtiene el fruto áureo de sus esfuerzos, y con él consigue superar la última prueba en el camino de reintegración al Sí Mismo.”  [28]

Canción Oriental.

Federico García Lorca (1920)

Es la granada olorosa

un cielo cristalizado.

(Cada grano es una estrella,

cada velo es un ocaso.)

Cielo seco y comprimido

por la garra de los años.

La granada es como un seno

viejo y apergaminado,

cuyo pezón se hizo estrella

para iluminar el campo.

Es colmena diminuta

con panal ensangrentado,

pues con bocas de mujeres

sus abejas la formaron.

Por eso al estallar, ríe

con púrpuras de mil labios…

La granada es corazón

que late sobre el sembrado,

un corazón desdeñoso

donde no pican los pájaros,

un corazón que por fuera

es duro como el humano,

pero da al que lo traspasa

olor y sangre de mayo.

La granada es el tesoro

del viejo gnomo del prado,

el que habló con niña Rosa

en el bosque solitario.

Aquel de la blanca barba

y del traje colorado.

Es el tesoro que aun guardan

las verdes hojas del árbol.

Arca de piedras preciosas

en entraña de oro vago.

La espiga es el pan. Es Cristo

en vida y muerte cuajado.

El olivo es la firmeza

de la fuerza y el trabajo.

La manzana es lo carnal,

fruta esfinge del pecado,

gota de siglos que guarda

de Satanás el contacto.

La naranja es la tristeza

del azahar profanado,

pues se torna fuego y oro

lo que antes fue puro y blanco.

Las vides son la lujuria

que se cuaja en el verano,

de las que la iglesia saca,

con bendición, licor santo.

Las castañas son la paz

del hogar. Cosas de antaño.

Crepitar de leños viejos,

peregrinos descarriados.

La bellota es la serena

poesía de lo rancio,

y el membrillo de oro débil

la limpieza de lo sano.

Mas la granada es la sangre,

sangre del cielo sagrado,

sangre de la tierra herida

por la aguja del regato.

Sangre del viento que viene

del rudo monte arañado.

Sangre de la mar tranquila,

sangre del dormido lago.

La granada es la prehistoria

de la sangre que llevamos,

la idea de sangre, encerrada

en glóbulo duro y agrio,

que tiene una vaga forma

de corazón y de cráneo.

¡Oh granada abierta!, que eres

una llama sobre el árbol,

hermana en carne de Venus,

risa del huerto oreado.

Te cercan las mariposas

creyéndote sol parado,

y por miedo de quemarse

huyen de ti los gusanos.

Porque eres luz de la vida,

hembra de las frutas. Claro

lucero de la floresta

del arroyo enamorado.

¡Quién fuera como tú, fruta,

todo pasión sobre el campo! [29]

Notas:

[1] infoagro.com/frutas/frutas_tradicionales/granado.htm Consultado el 20 de agosto del 2015.

[2] Ídem.

[3] “El ácido elágico es un ácido polifenílico presente en muchas frutas rojas y frutas de bosque incluyendo los arándanos, las frambuesas, la moras, las cerezas y las granadas. Las mayores concentraciones de ácido elágico se encuentran en las fresas, en frambuesas y granadas… El ácido elágico tiene propiedades antioxidantes y antitumorales demostradas en numerosos estudios en animales, tanto “in vitro” como “in vivo”. Las investigaciones en cultivos celulares han puesto de manifiesto que el ácido elágico retrasa el crecimiento de algunos tumores…” Ácido elágico.iqb.es/monografia/fichas/ficha109.htm Consultado el 20 de agosto del 2015.

[4] José Manuel López Castro. Beneficios de la granada, Vida y Salud Naturales, página 10 periódico Mi Ambiente número 1010 con fecha del 9 de agosto del 2015.

[5] Deuteronomio 8:7 a 8:9 La Santa Biblia. Antiguo y Nuevo Testamento. Antigua versión de Casidoro de Reina (1569) revisada por Cipriano de Valera (1602) y cotejada posteriormente con diversas traducciones y con los textos hebreo y griego. T. S. E. L. F., 1975, página 198.

[6] “…Y bajo en sus orillas harás granadas de Jacinto y púrpura, y carmesí, por sus bordes alrededor; y entre ellas campanillas de oro alrededor…” Éxodo28:33 La Santa Biblia. Antiguo y Nuevo Testamento. Antigua versión de Casidoro de Reina (1569) revisada por Cipriano de Valera (1602) y cotejada posteriormente con diversas traducciones y con los textos hebreo y griego. T. S. E. L. F., 1975, página 87.

[7] fao.org/docrep/005/y9882s/y9882s11.htm Consultado el 20 de agosto del 2015.

[8] es.wikipedia.org/wiki/Granada#cite_note-14 Consultado el 20 de agosto del 2015.

[9] redsafeworld.net/news/el-nombre-de-granada consultado el 28 de junio del 2015.

[10] El Corán. Edición preparada por Julio Cortés. Empresa Editorial Herder, S. A., octava edición 2002. Páginas 203-204.

[11] Ídem, página 209.

[12] Ibídem, página 621. “En ambos habrá fruta, palmeras y granados, …”

[13] nuevotestamentojohnpmeier.blogspot.mx/2015/08/punica-granatum.html Consultado el 28 de agosto del 2015.

[14] Ídem.

[15] Realizado al temple sobre tabla (143,5 centímetros de diámetro) en 1487, por encargo de una prestigiosa institución, los Magistrados de Cámara, para el Palacio Viejo. Actualmente es parte del acervo de la Galería de los Uffizi de Florencia (Italia).

[16] tondo. Del italiano tondo y éste de rotondo…  Adorno circular rehundido en un paramento. Real Academia Española.

[17] apuntes.santanderlasalle.es/arte/renacimiento/pintura/xv/botticelli_virgenes.htm Consultado el 28 de agosto del 2015.

[18] Ídem.

[19] Editorial Sol 90 2006.

[20] elcultoalfalodejesucristo.blogspot.mx/2013/12/v-simbolos-religiosos-y-eroticos-en-el.html Consultado el 28 de agosto del 2015.

[21] es.wikipedia.org/wiki/Virgen_de_la_Granada Consultado el 28 de agosto del 2015.

[22] montserratvisita.com

[23] mossenjoan.com/montserrat/montserrat_cas.htm Consultado el 28 de agosto del 2015.

[24] Ministerio de Educación de la Nación. Subsecretaría de Coordinación Administrativa. Producción: Dirección de Gestión Informática. Efemérides Culturales Argentinas. Copyright © 2001 – 2015 me.gov.ar/efeme/21desetiembre/primavera/persefone.html Consultado el 28 de agosto del 2015.

[25] El significado de la granada. Publicado por MD en  17:28 Masón Siglo 21 con fecha del jueves, 4 de febrero de 2010.

[26] Blog Los Arquitectos. Publicado el 4/22/2006.

[27] Valle de Lima, Octubre de 2011 Maestro Mason Herbert Oré Belsuzarri, 2do. Vig:. P:.F:.C:.B:.R:.L:.S:. FENIX 137-1 herberthore1@hotmail.com

[28] La granada. Fraternus – Augusta y Respetable Logia Federico El Grande No. 3 uninet.com.py/fraternus/la_granada

[29] Libro de poemas, páginas 257-259, Obras Completas, Federico García Lorca. Aguilar s. a. de ediciones, 1972.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cinco =