Carlos Sabatino*, Silvia Malgioglio**, Nobuo Yoshida***, Jee-Yeon Seo****/ Banco Mundial

Washington, D. C., 21 de noviembre de 2020.- La Covid-19 (coronavirus) ha hecho que la recolección de datos en persona sea cada vez más difícil, complicando nuestra visión del impacto económico de la pandemia y las consiguientes medidas de contención para proteger a los pobres y vulnerables. Para responder a este problema, el Banco Mundial y sus asociados han iniciado encuestas de hogares a través del teléfono para conocer la cambiante situación económica en más de 100 países de todo el mundo. Pero mantener el seguimiento y ver rápidamente las valiosas historias derivadas del enorme volumen de datos de las encuestas es un desafío.

Un nuevo panel interactivo de seguimiento de alta frecuencia de la Covid-19 nos ayudará a comprender mejor las variaciones del impacto de la pandemia entre los distintos países y a lo largo del tiempo. Permitirá mostrar los resultados de las encuestas de alta frecuencia sobre la Covid-19 en alrededor de 35 países. Se espera que el número de países aumente a 70 para fines de 2020 y llegue a más de 100 el próximo año.

«Un nuevo panel interactivo de seguimiento de alta frecuencia de la Covid-19 nos ayudará a comprender mejor las variaciones del impacto de la pandemia entre los distintos países y a lo largo del tiempo».

“Para el Banco Mundial, este es un esfuerzo único y sin precedentes de recolección de datos, en términos del número de países cubiertos y de la rapidez del diseño y la implementación”, señaló Carolina Sánchez-Páramo, directora mundial del Departamento de Prácticas Mundiales de Reducción de la Pobreza y Promoción de la Equidad del Banco Mundial. “Y dar acceso a todos estos datos a través de este panel es un hito importante en nuestros esfuerzos por convertir la compleja labor que realiza el Banco en un bien público accesible”.

Las encuestas proporcionan una gran cantidad de información acerca de cómo la crisis afecta las vidas y el bienestar de los hogares y los individuos, de qué manera están enfrentando sus efectos y si la asistencia pública y privada está llegando a los más necesitados, lo que a su vez orienta las respuestas de políticas.

En Zambia, por ejemplo, personal del Banco Mundial utilizó los datos de las encuestas para diseñar un programa de transferencias de efectivo. Y, en Indonesia, funcionarios gubernamentales utilizaron los resultados de la encuesta para fundamentar las respuestas a la Covid-19, como la ampliación de los programas de asistencia social y los subsidios salariales, y para monitorear el desembolso y la cobertura de los programas de ayuda económica.

El panel permite acceder fácilmente a información comparable entre países sobre más de 80 indicadores, que abarcan 14 temas clave, como la comprensión de la pandemia, el acceso a los alimentos, los cambios en el empleo, la pérdida de ingresos, el acceso a las redes de protección social y las estrategias de los hogares para enfrentar la crisis.

En los últimos meses, los economistas del Banco Mundial especializados en pobreza han trabajado arduamente para procesar y publicar lo antes posible los resultados a nivel nacional de las encuestas sobre la Covid-19 para orientar las respuestas a la crisis causada por la pandemia. El nuevo panel se basa en estos esfuerzos proporcionando un espacio único para quienes tengan interés en obtener información y análisis comparables entre países. En concreto, el panel permite a los usuarios analizar los impactos de la Covid-19 y cómo estos varían entre países a lo largo del tiempo, y dentro de los países, en distintos sectores y lugares. Todos los datos se pueden descargar para un mayor análisis.

«El nuevo panel se basa en estos esfuerzos proporcionando un espacio único para quienes tengan interés en obtener información y análisis comparables entre países»

Los esfuerzos de armonización se centraron en las preguntas que se incluyeron en una gran parte de las encuestas, así como en temas de interés para el monitoreo del bienestar durante la crisis. Dicho esto, no todas las preguntas se formulan en todas las encuestas incluidas en el panel. En los casos en que una pregunta específica no se incluye en la encuesta o se hace de una manera que no permite la armonización, el indicador correspondiente se codifica como faltante en la base de datos.

También es importante tener en cuenta que, debido a limitaciones de tiempo y logística relacionadas con las encuestas telefónicas, la información recopilada solo representa a los propietarios de teléfonos que están dispuestos a responder las preguntas. Esto se diferencia de las tradicionales encuestas de hogares, con las que se busca recolectar información sobre todos los miembros del hogar. En la medida en que los propietarios de teléfonos sean distintos de otros grupos de población, los resultados de las encuestas podrían sufrir sesgos; y, como la propiedad de teléfonos varía en los países, estas diferencias también podrían afectar las comparaciones entre países. Con el fin de minimizar estos riesgos, siempre que sea posible, los resultados de las encuestas se han vuelto a ponderar para eliminar posibles sesgos y asegurar la representatividad a nivel nacional y la comparabilidad entre países.

La creación de este panel fue posible gracias al trabajo de diversos equipos que contribuyeron a diseñar los instrumentos de la encuesta y a recopilar los datos, así como a preparar y agrupar los datos presentados.

* Consultor en ciencia de datos del Departamento de Prácticas Mundiales de Reducción de la Pobreza y Promoción de la Equidad del Banco Mundial
** Científica social del Banco Mundial
*** Economista principal del Banco Mundial
**** Oficial de Gestión de los Conocimientos del Banco Mundial

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 + 8 =