De la Ciudad

0
148

Dice Aldf que no permitirá más atropellos a la voluntad ciudadana por parte de los funcionarios de Mancera, pero, de nueva cuenta, se impone el PRD y desecha que vaya Edgar Amador Zamora a la Asamblea.

Se la aplicaron otra vez a Manuel Delgadillo, de la bancada panista en la Aldf. Nuevamente, el PRD –ahora con la ayuda del PRI y PVEM- echó abajo la comparecencia del tesorero capitalino, Edgar Amador Zamora.

Primero fue el 22 de junio que podría pasar a la historia, teniendo como protagonista la Aldf y como actores a sus diputados. Hubo indignación y hasta rabia porque se burlaron de ellos. Sí, otra vez, los dejaron plantados. No hay respeto a su insignia legislativa. Los tratan como a sus empleados.

No llegó el secretario de Finanzas al llamado a su primera comparecencia, que 15 días antes le habían avisado que lo esperaban para aventarse unos rounds de sombra. Los dejo vestidos y alborotados y lo ridículo fue que se inventó un dizque documento que según envío el funcionario de marras, con tiempo, para disculparse.

Sin embargo, el presidente de la Diputación Permanente –por cierto, un perredista-, Luis Alberto Chávez García, sacó a balcón quién manda en la Asamblea, ¿Leonel Luna? Se quejó de que no tiene tampoco –al igual que los demás diputados de la Aldf- tanta injerencia sobre lo que es el orden del día “y estamos a los acuerdos que tome la Comisión de Gobierno”. Esto, porque se borró del Orden del Día la comparecencia de Edgar Amador.

Pues, luego de una larga discusión y de que se aceptara que no hay tal comunicado de disculpa –dicen que lo inventó Leonel Luna-, la Diputación Permanente hizo un extrañamiento al secretario de Finanzas. Asimismo, también a la Secretaría Técnica de la Comisión de Gobierno por ser omisa y a Servicios Parlamentarios por ser más omisas al “no cumplir con la instrucción de esta Diputación Permanente”.

Pero, dicen que los extrañamientos son como llamadas a misa.

Sin embargo, por unanimidad, los grupos parlamentarios de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, en sesión Permanente, condenaron los “actos incomprensibles de desprecio hacia esta representación popular” por parte de funcionarios del Gobierno de Miguel Ángel Mancera.

Pero, da la casualidad de que también hace unos días ignoraron la convocatoria el titular del Instituto de Verificación Administrativa de la CDMX, Meyer Klip, y Felipe de Jesús Gutiérrez G., titular de la Seduvi, que hicieron caso omiso a las convocatorias de la Asamblea.

También, recordemos que más atrás, hizo lo mismo -al Pvem- la secretaria de Medio Ambiente, Tanya Müller, e ignoró el llamado en la Aldf.

Pues la verdad, son quejas muertas, porque se la volvieron a hacer al diputado Delgadillo del PAN, y a pesar de que contó –en esta ocasión- con el apoyo de Morena, los partidos Humanista y Encuentro Social, se impuso el PRD, con la “pequeña ayuda de los amigos” del PRI y del Pvem, principalmente. ¡Ni hablar!

Fue el pasado 29, también en Sesión Permanente de la Aldf, se volvió a recriminar el agravio, la ofensa y desprecio del secretario de Finanzas a comparecer ante este pleno legislativo para que explique porqué la preferencia de los programas sociales del gobierno capitalino –a su partido-, principalmente, en el tema del agua.

De nueva cuenta, el diputado panista Delgadillo arremetió, con ganas, contra el funcionario de Mancera, exigió –ahora- un “extrañamiento público” y que se publique en dos diarios de circulación nacional como un “escarmiento” a su conducta.

Dijo Delgadillo que esta VII Legislatura no está pintada como a diferencia de otras anteriores (te hablan Manuel Granados). Pero la realidad es que para el Gobierno capitalino, con todos sus funcionarios, la Aldf no existe.

¿Quién más? ¿Quién sigue? Entonces, eso de que “no vamos a permitir que el Gobierno de la Ciudad atropelle la voluntad de los ciudadanos que nosotros representamos”, así como la queja de: “Queremos saber de una vez por todas si el Gobierno de la Ciudad va a seguir ignorando las decisiones que tome esta Asamblea”, lo más probable es que serán enterradas sin pena ni gloria.

Mientras esté en manos de Leonel Luna y “seguidores” este órgano legislativo, será una oficina más de Miguel Ángel Mancera. O sea, sus “empleados”. Bueno, eso dicen. Esperemos el 18.

El que se enoja pierde
El dirigente del PAN capitalino, Mauricio Tabe; el del PRD, Raúl Flores, y el asambleísta del PRI, Adrián Rubalcava, lloran su derrota sin saber porqué perdieron. Le echan la culpa a los militantes, a las trampas, a la compra de votos, etcétera y etcétera. En una palabra, a la corrupción electoral. Pero, para ellos no hay culpables directos.

¡Todos somos culpables! se atrevió a decir Rubalcava. Y, hasta se enojó y casi corriendo dijo que si quieren un culpable –en el caso de su partido-, en la Ciudad de México, ¡ese soy yo! Bueno más o menos fue lo que aparentó decir.

En tanto, en el PRI nacional renunció Manlio Fabio Beltrones, precisamente por “su tragedia electoral”, a nivel nacional; y ahora le tocó a la dirigencia del tricolor en la capital, Mariana Moguel Robles. Ahora, aseguran que regresa el reinado del “basurita” en la persona de Tonatiuh González, en Puente de Alvarado y Aldama.

Pero, porque no renuncia también Rubalcava, si como él dijo “si quieren un culpable, soy yo”. ¿Entonces?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − uno =