Deus ex machina

0
20

Deus ex machina es una expresión latina que significa «Dios desde la máquina». Su origen está en el teatro grecorromano y alude a la presencia de una grúa (machina) o cualquier otro medio mecánico que introducía desde fuera del escenario a un actor que interpretaba a una deidad (deus) para resolver una situación o dar un giro a la trama.

Actualmente, se utiliza para referirse a un elemento externo que resuelve una historia sin seguir su lógica interna. Desde la estructura de un guión, el deus ex machina tiene que ver con cualquier acontecimiento, cuya causa viene impuesta por necesidades del propio guión para mantener lo que se espera de él, desde el punto de vista del interés, estética o cualquier otro factor.

Esto tiene completa explicación en el México de nuestro días, a raíz del triunfo de Andrés Manuel López Obrador, en las pasadas elecciones federales del 1 de julio.

López Obrador, un político de formación priista, en su formación madura se convirtió al Partido de la Revolución Democrática (PRD), institución política escindida del PRI en un revisionismo interno, y, posteriormente, también abandonó lo para crear su propio organismo político, llamado Movimiento Regeneración Nacional (Morena), del cual lo es todo y con el cual alcanzó la Presidencia de la República.

El logro lo obtuvo al luchar frontalmente contra sus contrincantes que trataban de mantener el esquema político administrativo de la visión tecnócrata, vigente en México desde la administración de Miguel de la Madrid (1982-1988).

Lo atractivo de sus propuestas de campaña lo convirtieron en una especie de imán para la mayoría de los electores que no alcanzaron a distinguir entre los discursos de campaña y los actos de gobierno.

Los primeros son para ganar adeptos a su causa; los segundos son la puesta en práctica de las soluciones ingentes de los problemas, por lo que siempre habrá una desilusión entre quienes creyeron en las promesas de campaña y la realidad de los actos de gobierno.

López Obrador no será el deus ex machina de México, como millones lo idealizaron. Máxime cuando en cualquier gobierno se cuelan los “cuervos logreros”, como los designan el conjunto de música norteña: Los Tigres del Norte, al referirse a quienes se infiltran en las administraciones públicas sólo para medrar en favor de sus propios intereses.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 1 =