Realidad mexicana: Olvido del sistema penitenciario

0
18

José Luis Gutiérrez*

Ciudad de México, 34 de febrero de 2021.- Hace XV años inició Asistencia Legal por los Derechos Humanos cuando los fundadores nos dimos cuenta de una gravísima realidad mexicana: el olvido al sistema penitenciario y, por supuesto, las personas que lo habitan bajo condiciones de vulnerabilidad exacerbadas. La consciencia de esta realidad movió a formar una organización que hoy con orgullo sigue en pie, luchando por los derechos de la misma población por la que se constituyó.

El camino no ha sido fácil, pero también ha tenido grandes logros. Desde la libertad de personas que fueron abusadas y lastimadas por un sistema de justicia que aún lucha por garantizar el mínimo debido proceso o contra instancias de tortura sistemática, hasta la generación de diagnósticos, reportajes, informes sombra y consultorías ante instancias internacionales, toda acción suma a considerar que la lucha está lejos de terminar. Esto no desanima: en cualquier caso, alienta para querer más cambios.

Este momento de celebración, sin embargo, no debe ser excusa para pensar en el pasado y abrazarnos en los logros. Más bien, al contrario, es el momento idóneo para pensar en el futuro. En que existe un futuro donde las personas de origen indígena, las personas de la comunidad Lgbttti, las mujeres y todas las personas que han sufrido en su propia piel los estragos de la impunidad y el populismo punitivo sean finalmente respetadas y dignificadas como recipientes de derechos inalienables por el mero hecho de ser personas.

El desaliento ante la necedad, estigma y la desinformación no existe en esta organización. Después de un año de lucha por visibilizar el precario acceso a la salud que tienen las personas privadas de libertad, por confrontar la información dispuesta por las autoridades y litigar casos en situaciones desfavorables, seguimos con lo que este año presenta. Si bien la pandemia no ha terminado, es momento de apreciar la situación a la que se enfrentan las personas privadas de libertad frente a su derecho a la salud y el esquema de vacunación urgente que debe comenzar cuanto antes. Aún no escuchamos de las autoridades sobre cómo garantizarán este derecho que está bajo su tutela y no nos quedaremos esperando. Si de facto ya nos encontramos litigando casos que sentarán precedente para que la vacunación sea comprendida como un derecho para las personas privadas de libertad, alentamos a que otras organizaciones y litigantes hagan lo propio y con la fuerza del trabajo coordinado logremos cambios más rápidos y contundentes.

Asilegal no es una entidad alienada, sino que se mantiene en pie por sus colaboradoras, integrantes y aliados que quieren un acceder a un país donde los derechos humanos sean respetados. Este año se celebrará, por primera vez en la historia del país, el voto de las personas privadas de libertad en prisión preventiva y colaborar al éxito del programa piloto del INE es una prioridad de primer orden para cualquiera que se involucre con el sistema penitenciario. Todos nuestros esfuerzos estarán enfocados en que la sociedad civil colabore con que este derecho sea un nuevo bastión de reconocimiento de las personas privadas de libertad, y desde ahora ya miramos para que en el 2024 sea reconocido íntegramente su derecho a escoger a las autoridades que nos gobiernan y miramos con entusiasmo todas las posibles colaboraciones que surgirán de ello.

Sin más, agradecemos el apoyo y el verdadero sentimiento de lucha por los derechos humanos que ha acompañado a Asilegal desde sus inicios hasta la fecha. Gracias por querer un mejor país. Gracias por luchar por que la justicia deje de ser un privilegio. XV años de Asistencia Legal por los Derechos Humanos, XV años de luchar contigo.

* Director de Asistencia Legal por los Derechos Humanos, AC (Asilegal).

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

18 + siete =