Pese a bombardeo y Cumbre de las Américas, el mundo sigue rodando

0
14

Ajenos, por completo, al bombardeo que lanzó Estados Unidos contra Siria, miles de visitantes a la Feria Internacional de las Culturas Amigas (Fica), que se desarrolla en la Ciudad de México, abarrotaron, prácticamente, los estands de estos dos países para conocer las novedades que presentan en ésta que es la décima edición, inaugurada ayer.

Otro tanto, aunque con menor concurrencia, asistieron a los estands de Francia y Gran Bretaña, aliados de la Unión Americana en la lucha contra el terrorismo internacional, presuntamente apoyado por el gobierno de Bashar Háfez al-Ásad, actual presidente de la nación árabe, quien poseería armas químicas, según argumentación que utilizó Estados Unidos al lanzar la ofensiva bélica citada.

Estados Unidos presenta como atractivo para los visitantes, en esta edición, un póster de tamaño natural del ídolo del rock estadounidense, Elvis Presley, con la consecuente invitación a sacarse una foto con él; Siria, en cambio, lo hace con ropa y accesorios femeninos, propios de su cultura, y productos para la belleza femenina, a base de jena.

Ambos atraen la atención de jóvenes, en especial mujeres, que, tanto en el estand norteamericano como en el sirio, no desaprovechan la ocasión para sacarse la foto del recuerdo. También piden a jóvenes árabes que atienden el estand a posar con ellas para la respectiva selfie.

Al igual que en las últimas ediciones de la Fica, África presenta su nuevo rostro. Ya no es el continente del atraso ancestral y de los pueblos alejados de toda civilización, sino países ahora insertados en la globalización que miran hacia el futuro, sobre todo su juventud, en cuya nueva proyección participan activamente las naciones desarrolladas, en especial Estados Unidos y Europa, y cuyos frutos ya son palpables.

La Fica, como es tradición, presenta la cultura de los países participantes, mostrada en ropa, joyería (en particular de plata y madera), productos para la belleza femenina y alimentos regionales, pero indiscutiblemente, la estrella del evento son las selfies, fotografías que guardan desde lo más común hasta lo insólito.

El Continente Americano es ya algo tan identificado entre la hermandad latina que parece una prolongación únicamente de cualquier nación. La misma cultura ancestral y las mismas costumbres (con algunas especificaciones de Estados Unidos y Canadá), hasta los alimentos tienen como base el maíz, presentado en guisos diversos, aderezados con carne, queso, frutas y verduras, según costumbres regionales.

Lo que sí llamó la atención de los asiduos visitantes a la Fica fue la ausencia de Venezuela, país que atraviesa por una situación política, social y económica muy especial y que se agudizó ante su cuestionamiento que tuvo en la reciente edición de la Cumbre de las Américas, celebrada este fin de semana en Lima, Perú.

Esta reunión cimera de jefes de Estado y representantes de los gobiernos de la región, cuya edición fue la número 8, llevó como platillo fuerte a discutir la gobernanza continental y la lucha contra la corrupción, flagelo que aqueja a casi todos los países. El acuerdo generalizado por parte de los asistentes se tuvo desde la inauguración de la cumbre. Fue signado por los participantes que, aunque no es vinculante (no obligatorio), sí tiene un peso inmenso en la conducción de las políticas públicas continentales.

Sin embargo, el tema dominante del encuentro continental se sintetizó en lo que el diario español “El País”, tituló hoy como “La cumbre de las Américas sentencia el final de la era bolivariana en la región”, y como resumen: “Morales se queda solo con Cuba en su apoyo a Maduro y su rechazo al ‘imperialismo’ de EEUU”.

La nota, escrita por Ernesto Arias, de la Agencia Informativa EFE, y de Reuters-Quality señala: Las cumbres regionales son una fotografía del momento político. La de las Américas ayer en Lima plasmó definitivamente el giro de la región hacia la ortodoxia económica, el final de la llamada era bolivariana, en la que los presidentes de izquierda muy críticos con EEUU protagonizaban estas citas. Vetado el venezolano Nicolás Maduro, la enorme mayoría de los líderes fue durísimo con él y anunciaron que no reconocerán las elecciones de mayo. Evo Morales, el gran resistente, se quedó solo con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, en el apoyo cerrado a Maduro y las críticas al ‘imperialismo’ de EEUU”.

Agrega que “La ausencia a última hora de Donald Trump y Raúl Castro eliminó la posibilidad de un cruce directo al máximo nivel entre los dos mundos antagónicos que conviven a pocos kilómetros en América. Pero ese combate ideológico, marcado por el acercamiento o rechazo total a EEUU, quedó muy patente en la Cumbre de las Américas, a la que sí acudieron casi todos los demás presidentes. Uno tras otro, los presidentes de países hasta hace poco cercanos al eje bolivariano como Argentina o Brasil, y otros donde también ha habido un giro político, aunque no tan radical, como Chile o Ecuador, mostraron el cambio total que está viviendo la región.

“Tenemos que redoblar esfuerzos para que el Gobierno de Venezuela acepte ayuda internacional en esta crisis humanitaria. Estamos hablando de corrupción y en Venezuela vemos adonde lleva un proceso de corrupción descontrolado. No hay democracia, hay presos políticos. Argentina va a desconocer cualquier elección que surja de un proceso de este tipo, eso no es una elección democrática”, clamó el argentino Mauricio Macri. “Hemos acogido a decenas de miles de venezolanos, intentamos mandar remedios y alimentos y esa ayuda fue negada por el Gobierno venezolano. No hay espacio en nuestra región para alternativas a la democracia”, remató el brasileño Michel Temer.

“En Venezuela no hay democracia, hay presos políticos, las elecciones con partidos proscritos no son legítimas. Ayudemos al pueblo venezolano a recuperar la libertad”, insistió el chileno Sebastián Piñera. “Trabajamos para devolver la democracia a Venezuela, es inaceptable. Cualquiera que sea amigo de Venezuela debe pensar primero en el pueblo venezolano”, dijo el canadiense Justin Trudeau”.

Hasta aquí la parte medular de la nota de “El País” que resume así lo acontecido en Lima y que ahora la Fica de la Ciudad de México parece reflejarse, aunque para los miles de visitantes, tampoco eso hizo mella alguna en su recorrido por esta tradicional feria que estará presenta hasta el próximo 27 de este mes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − cinco =