Ciudad de México, 7 de octubre de 2022.- El abogado bielorruso Ales Bialiatski, preso de la dictadura de Lukashenko, y las organizaciones rusa Memorial, prohibida por Putin, y la ucraniana Centro para las Libertades Civiles obtuvieron el Premio Nobel de la Paz, dio a conocer hoy el Comité Nobel noruego, cuya sede está en Oslo, capital del este país europeo.

El comité citado expuso que los galardonados recibirán el Premio Nobel de la Paz 2022 “por el derecho a criticar al poder y denunciar crímenes contra la humanidad”, organismo agregó que “desea honrar a tres destacados campeones de los derechos humanos, la democracia y la convivencia pacífica en los países vecinos Bielorrusia, Rusia y Ucrania”.

Según informaciones internacionales, Bialiatski “fue uno de los iniciadores del movimiento democrático que surgió en Bielorrusia, a mediados de la década de 1980. Ha dedicado su vida a promover la democracia y el desarrollo pacífico en su país de origen”, destacó el comité.

Este abogado, vicepresidente de la Federación Internacional por los Derechos Humanos y perseguido por la dictadura de Alexandr Lukashenko, creó Viasna (primavera) “en respuesta a las reformas constitucionales que dieron poderes autoritarios al presidente, actualmente sigue detenido sin juicio”, recordó Berit Reiss-Andersen, presidenta del comité, al anunciar el galardón compartido.

El comité Nobel noruego reclamó la liberación Bialiatski, encarcelado por una acusación de evasión fiscal, pero considerado un preso político: “Nuestro mensaje es exhortar a las autoridades de Bielorrusia a liberarlo y esperamos que eso ocurra y que pueda venir a Oslo y recibir el premio”, dijo Reiss-Andersen. “Pero hay miles de presos políticos en Bielorrusia y temo que mi deseo quizá no sea muy realista”, agregó. Su esposa dijo estar “abrumada por la emoción”, tras conocer la noticia de su galardón este viernes.

Sobre la ONG rusa Memorial, Memorial, creada en 1987 por activistas de derechos humanos en la antigua Unión Soviética que querían asegurarse de que las víctimas de la opresión del régimen comunista nunca fueran olvidadas, el comité recuerda que recopiló y verificó información sobre abusos y crímenes de guerra perpetrados contra la población por las fuerzas rusas y prorrusas. “En 2009, la jefa de la sucursal de Memorial en Chechenia, Natalia Estemirova, fue asesinada a causa de este trabajo”.

El Kremlin la considera un “agente extranjero” y ordenó su disolución en 2021, además de bloquear su sitio web en mayo de 2022. Memorial dijo que la decisión del gobierno de Putin fue “desproporcionada”, ya que la negativa a identificarse como agente extranjero por recibir financiación del exterior no constituía una infracción “grave”.

En marzo de 2022, el Tribunal Supremo de Rusia desestimó el recurso contra la liquidación de Memorial, acusada por las autoridades de crear “una imagen falsa de la Unión Soviética como Estado terrorista”, en alusión a sus investigaciones de las represiones estalinistas.

En cuanto al Centro para las Libertades Civiles, se fundó con el propósito de promover los derechos humanos y la democracia en Ucrania. “Ha tomado una posición para fortalecer la sociedad civil ucraniana y presionar a las autoridades para hacer de Ucrania una democracia de pleno derecho”, constata el comité.

El centro ucraniano “se ha convertido en una fuente importante para documentar crímenes de guerra por parte de Rusia y desempeña un ‘papel pionero’ para hacer rendir cuentas a los culpables. Con sus constantes esfuerzos a favor de los valores humanistas, el antimilitarismo y los principios del derecho, los ganadores de este año han revitalizado y honrado la visión de paz y fraternidad entre las naciones de Alfred Nobel, una visión muy necesaria en el mundo de hoy”, agrega.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí