Latinoamérica, abril de 2019.- Hoy en día, los dispositivos se han convertido en una de las principales tecnologías que se utilizan en el mundo, lo que los hace tan variables son los millones de aplicaciones que se tienen para elegir. Estas aplicaciones permiten al usuario ser más productivos, comunicarse, capacitarse, interactuar con las demás personas al instante, educarse o sencillamente para divertirse.

Con la incorporación de iPhone al mercado, se crearon nuevas estructuras de negocio que hicieron que las aplicaciones tuvieran cierta rentabilidad, tanto para desarrolladores como para los mercados de aplicaciones, como Windows Phone Store, Google Play y App Store.

Desarrollo y crecimiento de las aplicaciones
El mercado de aplicaciones móviles ha tenido crecimiento y cuenta con una serie de factores que han colaborado en su consolidación. Entre estos componentes se encuentran el progreso tecnológico en términos de desempeño, seguridad y poder de computo de los dispositivos de los diversos fabricantes como Samsung, Apple, etc. Asimismo, el costo de la infraestructura de comunicación es cada vez menor y seguro, además, las plataformas de desarrollo como las de Android (Google), Windows Phone (Microsoft), Apple (IOS) y las tecnologías responsivas son cada vez más resistentes y seguras.

“Hoy en día ciberdelincuentes han creado aplicaciones que pueden infectar teléfonos y aparatos móviles con programas maliciosos. Si el teléfono envía mensajes de correo electrónico o mensajes de texto que el usuario no escribió o le instala aplicaciones que no descargó, podrían ser señales que tiene instalado un programa malicioso”, dijo Dean Coclin, director senior de Desarrollo de Negocios de DigiCert.

Se deben tener en cuenta ciertos puntos a la hora de consolidar la adopción del uso de aplicaciones móviles. Existe una serie de características que deben ser tomadas en cuenta en su diseño. Dentro de las principales se puede encontrar el esquema del ciclo de vida de la aplicación móvil; es decir, definir una versión inicial que contenga un conjunto de funcionalidad que permita aprender de las experiencias de los usuarios. Como paso siguiente, es desplegarse en términos del uso y de la innovación propia de nuevos requerimientos del negocio y de tecnología tanto de los fabricantes de dispositivos móviles como de las plataformas de desarrollo. Sin duda, existen riesgos de seguridad al desarrollar apps especialmente para Android, ya que hoy en día, este es uno de los sistemas operativos más atacados y vulnerables.

Estos son algunos consejos que brindamos al usuario para prevenir estafas de seguridad al crear una app:

  • Implementar de forma correcta la autorización, autenticación y manejo de sesiones
  • Mantener la seguridad con el Backend
  • Integración de datos seguros con otros servicios y aplicaciones
  • Identificar y proteger los datos sensibles
  • Implementar controles para prevenir el acceso no autorizado a los recursos de pago
  • Prestar atención específica a la recogida y utilización de información de los usuarios
  • Asegurar la distribución segura y el suministro de las aplicaciones móviles
  • Revisar cuidadosamente cualquier código de error en ejecución
  • Manejar de forma segura las credenciales del usuario
  • Asegurar que los datos sensibles son protegidos al transmitirlos

Es fundamental limpiar la tienda de aplicaciones cada determinado tiempo y eliminar las aplicaciones maliciosas o con malware. El objetivo es retirar aquellas apps que pueden suponer una amenaza o peligro para la privacidad del usuario y la seguridad del dispositivo móvil.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − siete =