ShareAmerica

Washington, D. C., 13 de enero de 2021.- Las tecnologías innovadoras están ayudando a los encargados de formular políticas, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y los investigadores científicos a combatir el tráfico de fauna y flora silvestres en todo el mundo.

El ganador del “Zoohackathon” (Hackatón por los zoológicos) 2020 del Departamento de Estado, BioUp, utiliza la tecnología de cadena de bloques, que crea un registro seguro de transacciones pasadas, para rastrear y catalogar los animales criados legalmente. La aplicación podría finalmente ayudar a las autoridades a distinguir las ventas legales de las ilegales, ya que los traficantes suelen afirmar que los animales obtenidos ilegalmente provienen de fuentes legítimas.

Sam Adam Hoffmann, miembro del equipo ganador de Paraná en Brasil, que creó BioUp, dijo que tener acceso rápido a [la historia e información de origen de un animal] de manera unificada es esencial para los agentes en el terreno que luchan contra el tráfico y la biopiratería.

El quinto Zoohackathon anual del Departamento de Estado, celebrado de manera virtual del 6 al 8 de noviembre, convocó a estudiantes universitarios, programadores y expertos en vida silvestre para idear soluciones tecnológicas innovadoras al problema mundial del tráfico de vida silvestre.

El tráfico de fauna y flora silvestres es una de las formas más importantes de la delincuencia organizada transnacional. Amenaza la seguridad, socava la prosperidad económica, propaga enfermedades y coloca a las especies al borde de la extinción.

En abril, el secretario de Estado, Michael R. Pompeo, hizo un llamamiento a la República Popular China, el mayor consumidor mundial de vida silvestre objeto de tráfico, y a otros países para que cerraran los mercados húmedos, donde se venden especies vivas para el consumo humano. Estos mercados son puntos álgidos en el tráfico de vida silvestre

El gobierno de Estados Unidos gasta más de 100 millones de dólares anuales en un enfoque global para combatir el tráfico de vida silvestre. Estados Unidos trabaja con otros gobiernos, organizaciones sin fines de lucro y el sector privado para fortalecer la aplicación de la ley, crear cooperación internacional y reducir la demanda de vida silvestre ilegal.

El Zoohackathon contribuye a los esfuerzos mundiales de Estados Unidos para sensibilizar al público sobre las trágicas consecuencias del tráfico de fauna y flora silvestres y apoyar la generación de soluciones innovadoras para combatir este delito.

Cerca de 700 participantes de 53 países participaron en el Zoohackathon 2020. Más de 60 equipos se enfrentaron en competiciones regionales en Brasil, Europa, Oriente Medio, África y Asia. Los ganadores regionales pasaron a competir entre sí por el premio mundial.

Aunque que BioUp ganó el primer premio, la aplicación en línea de Filipinas de una herramienta de seguimiento de las especies en peligro de extinción quedó en segundo lugar, mientras que el equipo de Vietnam con una aplicación en la red para ayudar a los funcionarios a acceder rápidamente a la vida silvestre y las leyes de conservación del país quedó en tercer lugar.

Los ganadores de años anteriores incluyen un programa informático de entusiastas de la vida silvestre para reunir información sobre aves amenazadas y un sistema para educar a los turistas sobre los riesgos de comprar sin saberlo productos ilegales de vida silvestre cuando compran recuerdos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

seis + quince =