30.7 C
Mexico
Saturday, October 1, 2022

La naturaleza no tiene palabra de honor

- Anuncio -

En 1997 se registró en Torreón, Coahuila, la primera nevada en la región, evento muy extraño debido al clima desértico que priva en la comarca, y al año siguiente, durante los primeros meses de 1998 se presentó en la misma ciudad una de las sequías más intensas de la historia, pero en agosto de ese mismo año se tuvo una precipitación sumamente intensa.

En esa ocasión el pluviómetro se elevó a 112.2 milímetros lo que constituyó la precipitación más intensa desde que se llevan registros de estos fenómenos meteorológicos en la región.

Pero esos eventos no sólo se dan en la Comarca Lagunera, sino en toda la faz de la tierra, porque la naturaleza no tiene palabra de honor.

En la Ciudad de México, a raíz de la desecación del Lago de Texcoco para levantar en ese vaso Ciudad Nezahualcóyotl, durante décadas hubo intensas tolvaneras que, junto con afecciones a la salud, ocasionaban graves problemas ambientales en la región oriente de la capital del país.

Se intentaron varias soluciones, entre ellas, la creación de cortinas de árboles, cuyas reminiscencias aún se pueden ver sobre la Avenida Zaragoza, a la altura de Peñón de los Baños donde todavía quedan algunos de esos ejemplares, como mudos testigos del fracaso del plan.

Las cortinas de árboles disminuyeron las tolvaneras, pero no solucionaron el problema de raíz.

Quién lo dijera, pero el que puso el remedio total fue un ingeniero. ¿Su consejo?: pavimenten y con eso se acabarán las tolvaneras.

Así fue. Ahora las lluvias de polvo son mínimas, aunque surgió otro problema: las inundaciones durante la época pluvial, porque la naturaleza siempre va a luchar por lo suyo, lo que es propio, a pesar de la mano del hombre.

La misma ciudad de Monterrey ha sufrido estos aconteceres. En fechas recientes, el río Santa Catarina arrasó con las casas semiconstruidas sobre su lecho, al igual que canchas de futbol llanero y hasta algunos comercios que se habían levantado ahí.

Esta ciencia natural le daría validez a los comentarios de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), dados a conocer anoche sobre la propuesta de construir el Estadio Internacional de Monterrey sobre el río Santa Catarina.

Esta es la información de la Conagua:

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) analiza los criterios de diseño del proyecto del Estadio Internacional de Monterrey (EIM) que en una de sus alternativas plantea ser edificado en el espacio que ocupa el cauce y zona federal del Río Santa Catarina en Monterrey, Nuevo León; por lo que se requiere del otorgamiento de una concesión y permisos de construcción por parte de esta dependencia federal.

La estructura propuesta consiste en una serie de soportes desplantados en el lecho del cauce del río que sostendrán una gran plataforma que serviría de sustento a un estadio, centros comerciales y equipamiento urbano.

Conagua revisó la propuesta ingresada y esta sólo contempla los flujos de agua, por lo que es inviable, ya que en huracanes con las magnitudes de Gilbert o Alex es necesario considerar sedimentos y flujos hiperconcentrados, materia flotante y en dispersión, cambios en la morfología del río, así como el cálculo del riesgo e incertidumbre; aspectos importantes para determinar la vulnerabilidad y la exposición de la población ante desastres naturales.

Derivado de lo anterior, la Conagua propuso la formación de un grupo técnico de especialistas –que contempla a los expertos que han realizado los estudios previos- para que se analicen todas las variables y se establezcan los riesgos, y de esta forma, se determine la viabilidad del proyecto sobre el río Santa Catarina.

La Conagua antepondrá en todo momento la seguridad de la población y de sus bienes, en estricto apego a procedimientos y metodologías técnico-científicas, en la emisión del dictamen final.

- Anuncio -

Últimas Noticias

- Anuncio -

Artículos Relacionados

- Anuncio -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí