Las nuevas tecnologías se suman a la protección del ambiente para darle un nuevo sentido a la vida, sin que por ello se baje la calidad de vida ni disminuye la belleza de los hogares.

Tal es caso de Flor, una empresa dedicada a producir tapetes sustentables que ofrecen diversos beneficios para los hogares manteniendo siempre la calidad de sus productos con la belleza y comodidad, tanto en su instalación como en el reemplazo cuando se presenta algún daño, algo muy común en estos artículos hogareños.

Surgida en 2003, su concepto es el diseño y creación de tapetes modulares con piezas de sólo 50 centímetros con lo que se evita el desperdicio, porque, en caso de que exista algún daño, se pueden reemplazar tan sólo las piezas necesarias con lo que se logra una vida más larga y funcional del tapete en su totalidad.

Además, su fabricación se realiza con fuentes de energía renovable, tecnología que ayuda a reducir las emisiones y desechos que impactan negativamente al planeta y se utilizan materias primas renovables y recicladas, uno de cuyos recursos es a través de recuperar el producto Flor, usado.

De esta forma, se mantiene la belleza del hogar en algo tan indispensable como es el cubierto del piso y se protege a la naturaleza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí