Después del niño muerto tapan el pozo

0
304

Así dice la conseja popular. Esto se aplica, totalmente, a lo que acaba de anunciar la Comisión Nacional del Agua (Conagua), como colofón de lo acontecido en el Tajamar de Cancún.

La información de la Conagua es más que clara de cómo sólo después de esos acontecimientos que movieron a todo México y hasta a algunas organizaciones internacionales, dedicadas a proteger el medio ambiente, se acordó de que debe participar en la protección de los humedales.

Esta es la información de la Conagua, fechada hoy, 3 de febrero, emitida en la Ciudad de México, sede nacional de este organismo público:

“Con el fin de dotar al personal técnico de una herramienta especializada y una guía para identificar las distintas asociaciones vegetales y de especies indicadoras de humedales, así como de un apoyo para precisar con más y mejores elementos los límites de estos ecosistemas, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam), elaboraron el “Catálogo de la flora y vegetación de los humedales mexicanos” y la “Guía ilustrada de campo de plantas indicadoras de humedales”.

Estas obras permiten establecer la base legal para determinar, desde el punto de vista de composición florística, si la comunidad vegetal o ambiente que se analiza en campo es un humedal, debido a que contienen una lista de especies de plantas vasculares indicadoras de estos ecosistemas.

La información se agrupa en tres grandes conjuntos:
• Conceptos, importancia y pérdida de los humedales mexicanos.
• Tipos de vegetación y asociaciones de las comunidades de plantas acuáticas y subacuáticas de México en su contexto regional y nacional.
• Lista florística de plantas indicadoras de humedales en México.

Particularmente, el Catálogo contiene fundamentos teóricos que soportan a la Guía y ambos constituyen los principales productos del trabajo de investigación desarrollado por el Instituto de Biología, en convenio con la Conagua.

En ese sentido, desde 2006 hasta ahora, se han invertido 23 millones de pesos provenientes del fondo Conacyt-Conagua —establecido para la investigación de los recursos hídricos en México—, en la elaboración de los estudios correspondientes a los humedales.

En 2010, la Conagua se coordinó con el Instituto de Ingeniería de la UNAM para la integración del Inventario Nacional de Humedales, a partir de lo cual se han identificado 6 mil 631 complejos de humedales y humedales, que cubren 10 millones de hectáreas, equivalentes a poco más de 5% del territorio mexicano. El mencionado inventario está disponible para su consulta en la dirección electrónica http://sigagis.conagua.gob.mx/Humedales/.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + nueve =