CFE, directo al precipicio con su reforma

0
87

Ciudad de México, 4 de marzo de 2021.- La Reforma Eléctrica impuesta por el gobierno de la 4T, representa pérdidas de hasta un 25 por ciento de energía, provocadas por fallas técnicas en las redes de transmisión y robos por “diablitos”, lo que se traduce en quebrantos para la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Coparmex Cdmx demandó a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México (Cdmx), Claudia Sheinbaum, mantener y continuar impulsando energías limpias, además de crear una Secretaría de Energía que permita diseñar e implementar, en conjunto con el sector privado, un plan de largo plazo para hacer de la Ciudad de México más competitiva.

“Estamos convencidos de que las energías renovables son la solución que nos permitirá ahorrar recursos, ser más competitivos, ayudar al medio ambiente y cumplir con los compromisos internacionales a los que México está sujeto”, afirmó Armando Zúñiga Salinas, presidente del Centro Empresarial capitalino.

El empresario reprobó la reforma eléctrica propuesta por el Ejecutivo Federal y aprobada por el Congreso de la Unión porque va en absoluto sentido contrario a la vocación de aliento a las energías limpias y renovables que ha impulsado el gobierno de la Ciudad de México en los últimos años y cuya implementación podría poner en riesgo la competitividad de la Capital.

Dijo que la energía es un eje rector de todas las ciudades del mundo; la manera en la que se genera, administra y consume esa energía es un gran indicador del nivel de desarrollo de cada país y de sus ciudades. Pero que, con la reforma aprobada, “la electricidad se encarecerá en por lo menos 17% para la Ciudad de México, lo cual seguramente será subsidiado, provocando un daño a las finanzas públicas del país y de la Capital”.

Recordó que en la Ciudad de México y en el centro del país tenemos retos energéticos diferentes al resto de la República, pues somos consumidores, pero no generadores, situación que implica gastos elevados en la transmisión y distribución.

Además, “esta situación representa pérdidas de hasta un 25 por ciento de energía provocadas por fallas técnicas en las redes de transmisión y robos por “diablitos”, lo que se traduce en pérdidas para la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Aunado a lo anterior, las plantas generadoras de energía que utiliza la CFE son en su mayoría alimentadas por hidrocarburos (carbón, diesel, gas, combustóleo) que son muy contaminantes y con altos costos de operación. Las sociedades modernas y las inversiones están pidiendo 3 cosas: energías limpias, energías baratas y energías competitivas”, remarcó.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

3 × 5 =