Ciudad de México, 27 de septiembre de 2022.- Los productores de maíz, participantes en la Estrategia de Acompañamiento Técnico (EAT) del programa Producción para el Bienestar (PpB), elevaron en 25 por ciento el rendimiento por hectárea de sus cultivos, gracias a la transición agroecológica que han emprendido, afirmó el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Agricultura), Víctor Suárez Carrera.

Al encabezar la conferencia 42 del ciclo Autosuficiencia Alimentaria e Innovación Tecnológica con Prácticas Sustentables, destacó que el encarecimiento de agroquímicos –que hoy duplican o, incluso, triplican sus precios respecto de un año atrás— ha sido elemento propicio para fortalecer el convencimiento campesino para dejar de usar este tipo de productos sintéticos e inclinarse por el uso de bioinsumos.

En la conferencia “Día Nacional del Maíz, ¡Conmemoremos sin glifosato ni transgénicos!”, el subsecretario destacó el valor económico, social, cultural, religioso, alimentario y gastronómico del maíz, del cual en México cuenta con más de 60 razas nativas.

También, puso en relieve la determinación vigente de México de reducir gradualmente y eliminar en enero de 2024 el uso de glifosato y acotar la siembra y comercialización de maíces transgénicos.

“Nos ha tocado vivir un punto de quiebre, pues las tareas emprendidas por este gobierno para alcanzar la autosuficiencia alimentaria se ven absolutamente influidas y, cada vez más, por las acciones que desde varios programas públicos realizamos en busca de la transición agroecológica, esto es, de dejar atrás el paradigma de la revolución verde, de uso intensivo de agroquímicos, de dependencia de la proveeduría de trasnacionales y, en cambio, hacer lo que estamos haciendo: fortalecer la capacidad campesina de elaboración de sus propios bioinsumos y de producir alimentos saludables para sus familias y el mercado con respeto al medio ambiente”, dijo.

“El convencimiento de los productores por la agroecología no es por imposición, sino porque ellos, en diálogo entre productores y con nuestros técnicos y científicos, observan la validez y vigencia de muchas prácticas de sus antepasados, de sus abuelos, de sus padres; se dan cuenta de que éstas dan rendimiento, dan ganancia, dan cosechas saludables para sus familias, dan un medio ambiente saludable”, comentó.

El subsecretario informó que del 5 de septiembre al 15 de octubre más de 15 mil familias campesinas, junto con unos mil técnicos participantes en la EAT de PpB, realizan unos 200 eventos interregionales en conmemoración del Día Nacional del Maíz –que es oficialmente el día 29 de septiembre.

Todos esos eventos llevan el sello de la transición agroecológica y participan Jóvenes Construyendo el Futuro, que son aprendices de sus padres o abuelos productores, y una serie de actores más, como autoridades estatales, municipales y ejidales, centros académicos, centros de investigación, organizaciones no gubernamentales y pueblo en general, abundó.

En la conferencia, la secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), María Luisa Albores González, habló sobre la relevancia del decreto presidencial del 31 de diciembre del 2020 que prohíbe el uso del glifosato y la siembra del maíz transgénico.

Explicó que la Semarnat se ha dado a la tarea de difundir y realizar acciones de educación popular, a través de la capacitación en cascada de servidores públicos, para que repliquen en territorio el conocimiento sobre las alternativas agroecológicas al uso de este herbicida, cuyo efecto es dañino para el medio ambiente y la biodiversidad.

Asimismo, se refirió al diálogo que la dependencia ha sostenido con representantes de comunidades menonitas y al acuerdo histórico para establecer mesas de trabajo encaminadas hacia un ordenamiento ecológico del territorio para detener actividades de deforestación y establecer sistemas de producción más amigables.

La directora de Vía Orgánica en la Ciudad de México y representante de la Campaña Sin Maíz No Hay País, Mercedes López Martínez, habló de los logros de la sociedad organizada en favor del maíz: la demanda colectiva para defender al maíz de la presencia de transgénicos, impulsada desde 2013 de forma exitosa; la creación de la Alianza por Nuestra Tortilla, en 2018; el impulso y consecución de la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo, en 2020, y el propio decreto presidencial contra la importación y uso de glifosato y maíces transgénicos, de diciembre de 2020.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí