Trabajar juntos para resolver la crisis alimentaria

0
28

ShareAmerica

Washington, D. C., 27 de septiembre de 2022.- Cada vez son más los países que se comprometen a combatir el hambre en el mundo, pero la necesidad requiere una acción adicional, declaró el 20 de septiembre el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken.

“Estas medidas son cruciales porque la crisis actual no es del tipo que pueda superar ningún país o incluso grupo de países por sí solo”, dijo Blinken, en una cumbre sobre seguridad alimentaria coauspiciada por Estados Unidos al margen de la 77 ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas. “El trabajo que tenemos por delante es claro”.

Blinken dijo que, independientemente de lo que los países hayan hecho hasta ahora, todos los países están llamados a hacer más. Eso incluye a Estados Unidos. Al día siguiente, el presidente Biden, en su discurso ante la Asamblea General de la ONU, anunció que Estados Unidos destinará 2,900 millones de dólares adicionales en ayuda humanitaria y al desarrollo para fortalecer la seguridad alimentaria mundial.

Esto se suma a los 8,200 millones de dólares en ayuda humanitaria y 2,900 millones de dólares en ayuda al desarrollo que el gobierno de Estados Unidos ha proporcionado desde febrero para hacer frente a la crisis alimentaria mundial.

En adelante, Blinken hizo un llamado a la acción en varios frentes:

• Prolongar el acuerdo entre Ucrania y Rusia, negociado por Turquía y la ONU. Ese acuerdo levantó el bloqueo ruso de los puertos ucranianos del mar Negro, permitiendo que el grano y otros productos agrícolas lleguen a África y a países necesitados.
• Ayudar a los países a producir más de sus propios alimentos. Estados Unidos trabajará con el Congreso para invertir 11,000 millones de dólares en cinco años para apoyar la innovación agrícola, la sostenibilidad y la autosuficiencia por medio de programas como Alimentar el Futuro.
• Hacer más transparentes los esfuerzos de seguridad alimentaria. El 21 de septiembre, Estados Unidos publicó un informe de situación en el que se exponen los progresos realizados para alcanzar los objetivos de la Hoja de Ruta para la Seguridad Alimentaria Mundial, creada en mayo. Los 103 signatarios de la hoja de ruta han prometido tomar medidas concretas para hacer llegar los alimentos a los más necesitados.

A principios de 2022, los efectos de los conflictos, Covid-19 y la crisis climática ya habían llevado a más de 190 millones de personas a la inseguridad alimentaria aguda, según el secretario Blinken.

“Tenemos que responder a la emergencia, pero también tenemos que prepararnos para el largo plazo”, expresó.

Estados Unidos sigue aumentando la ayuda y lanzando nuevos programas para combatir el hambre, como el “Plan de Hambre Cero en el Caribe” (Caribbean Zero Hunger Plan), desarrollado con los países de la región.

“La salud, la estabilidad y el bienestar de nuestra gente dependen de la seguridad alimentaria que podamos construir juntos”, declaró Blinken.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí