ShareAmerica

Washington, D. C., 15 de octubre de 2019.- Las mujeres empresarias son una fuerza creciente en el mercado mundial, y sirven como fuente decisiva para la innovación y la creación de empleo, así como para impulsar el crecimiento económico. Sin embargo, con frecuencia enfrentan barreras que les impiden alcanzar su pleno potencial.

“Fue realmente difícil hacer que la gente pensara que yo estaba creando un negocio en serio, y no una afición o un negocio de estilo de vida”, dijo Affiong Williams, de Nigeria, que hace cinco años estableció su propia empresa, denominada ReelFruit.

Con pasión y empuje; y algo de apoyo por parte de un programa apoyado por Estados Unidos, se convirtió en una de las principales empresas de Nigeria en el sector de los frutos secos y nueces.
Williams emplea a un equipo de arduos trabajadores en su planta de procesamiento y en su oficina en Lagos. Toda la administración de ReelFruit y el 64 por ciento de sus empleados son mujeres.

Su negocio hoy le da a la gente la posibilidad de ganarse la vida, seguir yendo a la escuela y ahorrar para su futuro. Todo a lo largo de la cadena de abastecimiento.

Actualmente, los nigerianos pueden encontrar las saludables meriendas con frutos secos que fabrica ReelFruit en más de 350 tiendas, así como en aerolíneas, escuelas y hoteles de todo el país.

La iniciativa “Alimentar el Futuro”, por medio de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, estableció en 2017 el premio de impulso a las mujeres empresarias “Accelerating Women Entrepreneurs Award” para ayudar a mujeres de África como Williams, a elevar su negocio de nivel. El programa ha ayudado a 485,000 mujeres en todo el mundo a tener acceso a créditos relacionados con la agricultura, incluyendo más de 80 millones de dólares en préstamos rurales.

Williams está también interesada en mejorar la vida de las comunidades rurales. Las fuentes para su agronegocio son los pequeños agricultores de Nigeria, que tienen un mercado confiable para sus productos. No solamente ganan más dinero, sino que gozan de un ingreso fijo al trabajar directamente con ella.

Con acceso a herramientas para inversiones, Williams tiene planes para llevar su empresa aún más lejos. Su meta es vender sus productos en más mercados y mejorar la demanda de los pequeños agricultores, poniendo más dinero en sus bolsillos.

“Creo que compañías como ReelFruit son las que sacan adelante a Nigeria con la creación de puestos de trabajo, la compra de materia prima de los pequeños agricultores, reduciendo el desempleo y, más importante, reduciendo la pobreza”, dice.

Una versión más extensa (en inglés) de este artículo está publicada en el sitio de Usaid.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 + 10 =