Ciudad de México, 5 de octubre de 2019.- Dentro del marco del Día Mundial del Docente, Airbnb, la plataforma que permite conectar a los viajeros que buscan reservar alojamientos únicos en todo el mundo con personas que ofrecen espacios extra y experiencias auténticas en sus comunidades, informó que más del 15% de los usuarios que hoy comparten sus espacios en México se identificaron como profesores.

Este dato representa un incremento de 87.5%, comparado al 2016, donde solamente el 8% se identificó como educador. Las razones por las que esto sucede son diversas; sin embargo, el 71% de los usuarios confirmaron que decidieron compartir sus espacios para obtener un ingreso extra, y el 51% afirma que lo que obtiene le ayuda a pagar y mantener su casa.

Según datos del Observatorio Laboral, con cifras actualizadas al primer trimestre de 2019 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, Stps-Inegi, un profesor titulado en formación docente para educación básica, nivel preescolar gana un sueldo promedio de 8,707 pesos al mes. Un profesor de educación básica, nivel primaria gana, en promedio, 9,462pesos al mes; un profesor de educación básica, nivel secundaria, gana aproximadamente 10,441 pesos al mes.

Para los profesores de educación nivel medio superior, el sueldo promedio es de 11,080 pesos mensuales. Pero el recurso de rentar una habitación para complementar sus ingresos no es solo de los profesores, sino que responde a la necesidad de tener ingresos extra por parte de diversos sectores de la población:

● Las mujeres representan el 51% de los anfitriones
● Los adultos mayores durante el último año crecieron un 50%
● Los estudiantes, quienes en 2016 representaban un 1% y en 2018 crecieron a 2.3%
● Incluso todo tipo de profesionistas, ya que más del 70% de la comunidad de Airbnb cuenta con un grado de estudios universitario o mayor: 3% cuenta con doctorado, 24% con maestría y 45% una licenciatura o ingeniería.

“La comunidad de usuarios que rentan sus espacios en Airbnb es sumamente diversa y todos pueden beneficiarse de obtener ingresos extra al rentar sus espacios. Los mexicanos somos hospitalarios, nos gusta mostrar nuestro país, y los profesores por naturaleza tienen una actitud servicial y empática que les permite ser excelentes anfitriones.

Buscamos que más docentes se sumen a esta plataforma para contribuir al desarrollo de sus localidades, mejorar su economía y potencialmente convertirse en emprendedores de la hospitalidad”, mencionó Carlos Olivos, director de Comunicación de Airbnb para América de habla hispana.

Profesores que cambian vidas dentro y fuera del salón
Muchos profesores se han unido a Airbnb y están listos para alojarte. Queremos que los conozcas, por eso te presentamos algunas historias de profesores que debes conocer.

Claudia. Ella es una superhost de Airbnb y es profesora de Educación Especial y Orientadora psicoemocional, consultora en Sexualidad y Género. Coordina un Proyecto dirigido a jóvenes que multiplican estos temas con más jóvenes. Bailarina de formación, también dirige una Escuela de Danza en Zipolite.
Marco es lingüista y fundó su propia escuela de idiomas. La escuela donde anteriormente trabajaba sufrió daños durante un terremoto en la Ciudad de México y ahora fundó un nuevo espacio para sus estudiantes. Afirma que Airbnb le ha ayudado a “mantener un ingreso extra y a invertir el dinero en su nueva escuela”.
Alejandrina trabajaba como profesora, pero ahora está retirada. Después de que su marido falleciera hace 7 años por un infarto y tras sufrir depresión, asegura que hoy se siente feliz porque Airbnb la mantiene activa. Cuenta que la cercanía de su casa con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México la ha llenado de grandes anécdotas.

Conoce el lugar donde podrías hospedarte
Si hablamos de docentes que aman tanto su profesión y que están listos para compartirte sus conocimientos fuera del aula, entonces tienes que ver estas experiencias impartidas por profesores:

• Pável, quien es profesor de inglés, guionista y profesor de cultura mexicana en la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam). A él le encanta mostrarle a los visitantes la belleza y la realidad de su “surrealista, colorida y maravillosa ciudad sin caer en clichés ni estereotipos”. Pável tiene dos experiencias en Airbnb: visita al Museo de Frida Kahlo y otra que te anima a descubrir la realidad de México en un mercado de pulgas. Ambas han tenido gran éxito y aceptación.
• Jane es profesionista en educación, quien junto con su esposo han fundado una compañía especializada en rallies culturales y educativos sobre México. Ellos creen que la mejor forma de aprender es disfrutándolo, por esa razón crearon una serie de actividades para descubrir lugares sorprendentes. Por ahora cuentan con dos experiencias disponibles en Airbnb: Búsqueda del Tesoro en la Ciudad de México y En busca del tesoro perdido en Teotihuacán, en ambas te divertirás buscando y localizando pistas que se encuentran escondidas para resolver los desafíos que te proponen. También recabarás suficiente información que te llevará a viajar en el tiempo.
• Fabián es guía espiritual, escritor y danzante maya. Pero también es profesor de la primera Universidad nativa, la Kaqchikel. Busca ser puente y conexión entre todas las culturas del mundo. Él tiene disponibles dos experiencias en Airbnb: Consulta con un guía espiritual maya y Ritual maya de purificación y limpieza, para que seas parte de un ritual mágico que ha transformado la vida de las personas durante miles de años.

Números globales clave

1. Más de 6 millones de propiedades (Alojamientos)
2,500 millones de huéspedes recibidos (anteriormente 300 millones, se actualizó la cifra de acuerdo al anuncio hecho por Greg ante el Skit Forum)
3.100,000 ciudades (Alojamientos)
4. Más de 191 países y regiones (Alojamientos)
5. Más de 1,000 experiencias de mercados.
6. Más de 40,000 Experiencias especiales
7. Más de 2 millones de personas se hospedan en Airbnb por noche (en promedio)
8. Cada segundo, seis invitados hacen check-in en un alojamiento Airbnb

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − cuatro =