Ciudad de México, 18 de marzo de 2022.- El 20 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Felicidad, fecha que nos permite reflexionar sobre el tema en nuestra vida. ¿Qué es la felicidad y cómo beneficia a nuestra salud? ¿Qué tan felices somos los mexicanos? ¿Cuáles problemas mentales se relacionan con la infelicidad y cómo podemos tratarlos?

La Encuesta Nacional de Bienestar Autorreportado (Enbiare) 2021 reporta que el balance anímico alcanzó un promedio de 5.07 entre la población adulta en México en una escala de -10 a +10. Asimismo, la proporción de población con síntomas de depresión asciende a 15.4% de la población adulta (entre las mujeres alcanza 19.5%), mientras que 19.3% de la población adulta tiene síntomas de ansiedad severa y 31.3% revela síntomas de ansiedad en algún grado o mínima.

Estas cifras se reflejan en el Informe Mundial de la Felicidad 2021 de la ONU, donde México descendió 23 lugares en el ranking de los países más felices, colocándose en el número 46 de la lista. El psicólogo Francisco Díaz, especialista certificado y profesional de la salud registrado en Doctoralia, nos habla ampliamente sobre la felicidad y sus beneficios para la salud.

Según el especialista, “la felicidad es la sensación de satisfacción y de avanzar por la vida sintiendo plenitud en cada una de nuestras etapas como seres humanos. Se manifiesta cuando una persona se siente capaz de sortear las vicisitudes que se le presentan en la vida con una actitud positiva. También es posible dormir bien, comer bien, trabajar y ejercitarse disfrutando de la cotidianidad”.

Con frecuencia se confunde con la alegría, que es un momento efímero en el que se disfruta de una actividad o situación espontánea. La felicidad, en cambio, es un estado duradero. Una persona feliz experimenta menos la ansiedad o el estrés, por lo tanto, los síntomas físicos ligados a estos estados son casi nulos. Una persona feliz tiene buena salud emocional, física y sexual.

“La disminución de la felicidad tiene repercusiones en el estado de alerta, como ansiedad, estrés, angustia y enojo. En consecuencia, una persona que no es feliz se queja de su vida y puede tener diversos males físicos, que van desde malestares musculares hasta repercusiones gastrointestinales”, en opinión del psicólogo Díaz.

La pandemia por Covid-19 representó para muchas personas una época de adaptación, desde perder las “libertades” hasta sus trabajos y a sus seres queridos. Bajo esta lógica, podría parecer imposible ser feliz, sin embargo, la resiliencia (que es la capacidad humana de enfrentar la adversidad) salió a relucir en tiempos difíciles.

Muchas personas asistieron a terapia durante la pandemia, todos los servicios de salud, incluido el de salud mental, se vieron superados. Por poner un ejemplo, el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia de la Ciudad de México recibió cerca de 67 mil solicitudes de apoyo psicológico entre 2020 y 2021, tan solo entre enero y septiembre de 2021 se registró un aumento de 121% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

De acuerdo con Doctoralia, las especialidades que destacan con un mayor número de reservaciones para consultas en línea son psicología y psiquiatría. Tendencia que se ha visto reflejada desde el 2021 y que durante el 2022 continúa. Tan solo en los primeros meses del año, se han registrado más de 67 mil reservaciones para consultas en línea con dichas especialidades.

Es importante entender que la felicidad es un estado, una forma de vivir, por lo tanto, depende de las necesidades de cada persona en cada etapa de su vida. Nuestros familiares pueden promover su felicidad al realizar actividades que los hagan sentir amados, importantes y con capacidades sobresalientes. Celebrar positivamente los logros y capacidades de nuestros seres amados, definitivamente nos hará a todos más felices.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí