Grupo Banco Mundial

Washington, D. C., 17 de mayo de 2020.- A medida que la pandemia de Covid-19 se extiende por todo el planeta, millones de personas siguen el consejo de lavarse las manos que dan los expertos en salud. Se trata de un sencillo medio de promoción de la salud pública, pero el lavado de manos es una de las formas más eficaces de prevenir la transmisión de enfermedades, no solo de coronavirus (por ejemplo, la Covid-19), sino también de la diarrea, el cólera y la fiebre tifoidea.

Sin embargo, este simple hábito de prevención contra la infección sigue estando fuera del alcance de 3,000 millones de personas en todo el mundo, que carecen en su hogar de una instalación para lavarse las manos con agua y jabón.

Hoy en día, el 47% de las escuelas no dispone de instalaciones para el lavado de manos con agua y jabón, lo que afecta a 900 millones de estudiantes. Y en el 16% de los centros de atención a la salud no hay instalaciones para lavarse las manos en las áreas donde los pacientes reciben asistencia o cerca de los baños.

Durante la pandemia de Covid-19 y los brotes de enfermedades infecciosas, una respuesta de emergencia eficaz puede ampliar el acceso a esta práctica de salud pública tan básica. El Banco Mundial trabaja en estrecha colaboración con los países y los asociados para asegurar que las comunidades tengan acceso a instalaciones fijas y portátiles para lavarse las manos, a jabón o a desinfectantes para manos a base de alcohol, y a un abastecimiento de agua fiable. También contribuye a que la gente comprenda los beneficios del lavado de manos a través de herramientas y tácticas educativas y conductuales.

Dado que la Covid-19 nos plantea ahora nuevos e imprevisibles desafíos, los equipos sobre el terreno también prestan apoyo directo a la respuesta a la pandemia en los países mediante la rápida adaptación de la promoción de la higiene dirigiéndose a un público más amplio, trasladando las campañas a Internet —debido a las limitaciones de la movilización social presencial— y haciendo hincapié en las diferentes vías de transmisión del coronavirus.

Algunos ejemplos de las operaciones del Banco Mundial en todo el mundo:

República de Kirguisa
Desde 2017, el Programa de Abastecimiento de Agua y Saneamiento Sostenible en Zonas Rurales ha contribuido a que las comunidades rurales del país dispongan de mayor acceso a mejores servicios de agua y saneamiento, elevando la calidad del agua no tratada en cunetas o piletas hasta el nivel de agua desinfectada, con un servicio de 24 horas al día, 7 días a la semana, y conexiones domiciliarias con medidor de consumo. El proyecto también apoya el desarrollo y la implementación de una estrategia de comunicaciones y una serie de campañas educativas y de cambio de hábitos en torno al agua, el saneamiento y la higiene.

Las campañas, dirigidas específicamente a personas en los hogares y las escuelas, promueven la mejora de prácticas de salud e higiene, como el lavado de manos, la importancia de conectarse al sistema de abastecimiento de agua y saneamiento, los pagos periódicos para la continuidad del servicio y la mejora del saneamiento y la higiene menstrual. Con el objetivo de llegar incluso a las zonas más remotas, el proyecto ha contratado a especialistas en movilización social para que capaciten a los comités sanitarios de las aldeas en temas como la calidad del agua, el lavado de manos y la higiene.

Las campañas también incluyen diversos ejercicios interactivos diseñados especialmente para los niños en edad escolar, con actividades como “el germen luminoso” en que se evidencia cómo se contaminan las manos, la formación de “comités escolares de agua, saneamiento e higiene” y concursos de saneamiento escolar. Todo ello va acompañado de la mejora de los baños y espacios para la higiene de las niñas en las escuelas, y la participación de los administradores descolares y los padres para garantizar la disponibilidad de jabón y papel higiénico. Para junio de este año, se capacitará a 30,000 personas en la mejora de los hábitos de higiene y las prácticas de saneamiento, y se construirán 23 instalaciones de agua, saneamiento e higiene en centros educativos. Las inversiones en instalaciones de saneamiento y las intervenciones asociadas de higiene y cambio de hábitos en las escuelas beneficiarán a otros 16,000 estudiantes.

Estos servicios serán esenciales cuando, tras la crisis del coronavirus, los alumnos vuelvan a la escuela para mantener las prácticas de higiene preventivas y proporcionar protección contra futuros brotes de enfermedades infecciosas. El proyecto también apoya la respuesta a la Covid-19 en el país, mediante: 1) la mejora, en colaboración con los servicios de fronteras y el Ministerio de Salud, de las instalaciones de agua, saneamiento e higiene en los puestos fronterizos de las zonas rurales (en los puestos de salud se examinará a las personas antes de ser admitidas o remitidas a centros de observación o de autocuarentena), y 2) el apoyo al Centro de Salud de la República en las comunicaciones sobre prevención de la Covid-19 dirigidas a los trabajadores sanitarios y al público en general, específicamente a través de las redes sociales y mensajes de texto.

Indonesia
Para hacer frente a los complicados factores socioeconómicos y culturales que subyacen al problema de la defecación al aire libre y las malas prácticas de lavado de manos en las zonas rurales de Indonesia, el Programa Nacional de Abastecimiento de Agua Potable y Saneamiento en las Comunidades o Pamsimas, se ha centrado en un enfoque comunitario para el cambio de hábitos que promueve la adopción de buenas prácticas de higiene. Al empoderarlas para que elaboren soluciones que satisfagan sus necesidades específicas, muchas comunidades e instituciones locales han eliminado las malas condiciones de saneamiento y han adoptado prácticas de higiene adecuadas. Como resultado, casi 1.9 millones de personas (el 36% de las cuales son mujeres) han recibido capacitación para mejorar los hábitos higiénicos y las prácticas de saneamiento, mientras que el 72% de las comunidades destinatarias han adoptado programas de lavado de manos. Hasta la fecha, el 87% de las escuelas de las zonas del proyecto han mejorado las instalaciones sanitarias y los programas de higiene.

En la actualidad, Pamsimas también apoya iniciativas en las comunidades locales para ayudar a los habitantes de pequeñas localidades a adaptarse mejor a la pandemia del nuevo coronavirus y ayudar a detener su propagación. Por ejemplo, en la aldea de Samustida, el facilitador del programa se coordinó con diversas partes interesadas con el fin de ayudar a construir 15 instalaciones para el lavado de manos con un suministro adecuado de agua y jabón. En la aldea de Kedungmundu, por otro lado, la comunidad participó activamente en la fumigación de las mezquitas con desinfectante y distribuyó gratuitamente mascarillas faciales. Estas actividades recibieron financiamiento del fondo comunitario del Pamsimas.

Yemen
La atención mundial está puesta en la pandemia de Covid-19, pero en Yemen la epidemia de cólera no ha cesado. El país ha sufrido más de cinco años de conflicto armado, enfermedades y una grave escasez de alimentos, medicinas y agua limpia, problemas que según la ONU constituyen la peor crisis humanitaria del mundo. En Yemen, 17.8 millones de personas carecen de agua apta para el consumo y de saneamiento, y 19.7 millones no reciben una atención sanitaria adecuada.

El Proyecto de Emergencia de Salud y Nutrición (Ehnp) es un ejemplo de una respuesta rápida a la epidemia orientada a la preparación y la prevención. En el marco del proyecto se han llevado a cabo varias intervenciones de agua, saneamiento e higiene esenciales, como la distribución de equipos higiénicos, tabletas de cloro, bidones, materiales de desinfección y almacenamiento, así como actividades de promoción de la higiene centradas en prácticas básicas como el lavado de manos con jabón, la higiene de los alimentos y el uso adecuado de las letrinas.

Los equipos de respuesta rápida han realizado campañas casa por casa en 20 gobernaciones. Durante estas visitas a los hogares, los facilitadores comunitarios proporcionaron asesoramiento y educación sobre la prevención y la respuesta al cólera, centrándose en el lavado de manos con agua y jabón y el tratamiento del agua potable en el hogar. También se han distribuido artículos esenciales, como jabón y tabletas de cloro. Para proteger a las personas frente al nuevo coronavirus, el Ehnp sigue contribuyendo a la reparación y mejora de los sistemas de agua y saneamiento, así como a la instalación y sustitución de lavabos de manos en las instalaciones de atención de la salud y en las escuelas.

Nicaragua
El Proyecto de Sostenibilidad del Sector de Abastecimiento de Agua y Saneamiento en las Zonas Rurales (Prosasr) ha aumentado el acceso a los servicios de agua, saneamiento e higiene en muchas zonas rurales. Además de financiar la mejora de la infraestructura de agua y saneamiento, el Prosasr ayudó al país a poner en marcha programas sociales piloto para crear conciencia sobre la importancia del lavado de manos. Voluntarios de la comunidad visitaron hogares y brindaron capacitación en materia de higiene, asegurándose de que las familias no solo tuvieran una infraestructura adecuada para lavarse las manos, sino que también conocieran los beneficios en materia de salud y seguridad de este sencillo hábito que salva vidas. Para llegar a un público lo más amplio posible, se emplearon diversas técnicas de aprendizaje social (como teatros comunitarios) para difundir mensajes sobre el lavado de manos correcto, el almacenamiento de agua adecuado y el uso seguro de las instalaciones sanitarias.

Centrado en las comunidades indígenas y afronicaragüenses, el proyecto llegó directamente a 72,390 beneficiarios de 52 municipios.

Sri Lanka
Los programas de educación y concienciación en materia de higiene son el núcleo de cualquier programa de saneamiento exitoso. El Proyecto de Mejoramiento del Abastecimiento de Agua y Saneamiento ha apoyado y organizado programas intensivos de promoción de la higiene para educar a las comunidades —especialmente los niños en edad escolar— en prácticas como el lavado de manos, el uso adecuado de las letrinas, la higiene menstrual y la prevención de la contaminación de las fuentes de agua. Los programas hicieron hincapié en los costos socioeconómicos de un saneamiento deficiente y los beneficios de una buena higiene y un mejor saneamiento.

En coordinación con facilitadores comunitarios, la campaña de educación sobre la higiene continúa durante la mayor parte de la vida del proyecto. Se espera que, al adoptar un enfoque integrado respecto al abastecimiento de agua potable salubre, el saneamiento, la gestión de los residuos sépticos y la educación en materia de higiene, el proyecto aporte muchos beneficios positivos para la salud y el medio ambiente de comunidades urbanas y rurales. Las comunidades se encuentran en siete distritos en los que el acceso a instalaciones de agua, saneamiento e higiene ha sido relativamente bajo en comparación con los estándares nacionales. A finales de 2019, más de 83,000 personas habían recibido capacitación sobre cómo mejorar los hábitos higiénicos y las prácticas de saneamiento.

Ghana
El Proyecto de Agua y Saneamiento para la Zona Metropolitana de Accra (Gama) proporciona instalaciones de agua y saneamiento en 260 recintos escolares (en algunos de los cuales hay más de una escuela) con bloques separados para niñas y niños. Cada escuela dispone de un suministro de agua y de instalaciones adecuadas para el lavado de manos, tanto dentro como fuera de los baños, de manera que los estudiantes puedan acceder a las instalaciones para el lavado de manos fácilmente y con mayor frecuencia. En el caso de las escuelas ubicadas en zonas sin suministro de agua corriente, se perforaron pozos mecanizados y se instalaron paneles solares para garantizar el suministro continuo de agua.

Gracias al mayor énfasis del país en torno a las intervenciones de agua, saneamiento e higiene, incluido el lavado de manos, la incidencia de la diarrea (cólera) en la zona metropolitana de Accra se ha reducido sustancialmente en los últimos años. En noviembre de 2018, durante la conferencia anual de la Coalición de ONG en favor de Servicios de Agua y Saneamiento (Coniwas) en Ghana, el proyecto Gama recibió el premio al “proyecto de mayor impacto en materia de agua, saneamiento e higiene”. En la misma ceremonia, el Banco Mundial recibió un reconocimiento especial por su apoyo a largo plazo al programa nacional de agua, saneamiento e higiene. El 15 de octubre de 2018, con ocasión del Día Mundial del Lavado de Manos, el Ministerio de Saneamiento y Recursos Hídricos otorgó al Banco un galardón por su apoyo a la mejora y promoción de las instalaciones para el lavado de manos en el país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + 12 =