Ciudad de México, 17 de febrero de 2020.- El procurador agrario, Luis Hernández Palacios Mirón, adelantó que a partir de marzo próximo, personal operativo de la Procuraduría Agraria llevará a cabo sesiones de orientación y asesoría a los integrantes de los núcleos agrarios que determinen incorporar sus tierras al proyecto de desarrollo del Tren Maya.

En entrevista, puntualizó que iniciarán en el próximo mes, en Yucatán, esta tarea para definir con ejidatarios y comuneros la forma de participación posible a partir de que conozcan cuáles son sus derechos individuales y colectivos y qué es lo que pueden solicitar en función de la aportación que los núcleos agrarios hagan a este proyecto de desarrollo.

También, a pregunta de este reportero, en el sentido de cuál es el alcance presupuestal de la institución para llevar a cabo todas sus acciones de trabajo, señaló que el principal contenido de su presupuesto es para garantizar las acciones, la movilidad del personal en territorio nacional, y que los beneficios, los apoyos y programas de subsidio corresponden a otras dependencias.

Precisó que para eso tienen varios convenios, algunos de ellos que ya están trabajando con Sader, Bienestar, Conafor, Semarnat y el mismo Tren Maya, pues éste va a financiar la campaña de orientación y con eso “tenemos un incremento de nuestros recursos propios”, anotó.

Hernández Palacios Mirón, durante la Reunión Nacional de Representantes estatales de la Procuraduría Agraria, que se llevó a cabo en la Ciudad de México, tomó protesta a los 32 representantes estatales, en estricta observancia de la normatividad establecida en la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.

En su exposición: “Hacia una nueva Política Agraria en México”, explicó que la nueva política agraria del país tiene como prioridad máxima, la defensa y aprovechamiento integral del territorio, revertir la situación de pobreza y marginación, así como ofrecer mejores condiciones de vida y bienestar a la población rural.

Afirmó que los programas, acciones, objetivos e indicadores estratégicos que rigen el desempeño institucional de la Procuraduría Agraria, bajo la coordinación sectorial del titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Meyer Falcón, están alineados a esta nueva política agraria del país.

En este sentido, señaló que la dependencia a su cargo impulsa una serie de acciones y estrategias en la nueva política agraria nacional, para crear las condiciones permanentes de bienestar a los sujetos agrarios, mediante la apropiación y aprovechamiento social y sustentable de los elementos que disponen en su territorio los más de 32 mil ejidos y comunidades.

Subrayó que la realidad que vive el campo mexicano en esta etapa de transformación demanda también redefinir el concepto integral de territorio, como el conjunto de elementos que incluye, además de la tierra, el agua superficial, el bosque, la selva, la biodiversidad, el conocimiento tradicional, los lugares paisajísticos y de contemplación y los lugares sagrados.

Hernández Palacios destacó, asimismo, que los 29,782 ejidos y 2,409 comunidades existentes en poco más de 103 millones de hectáreas de propiedad social en el territorio nacional, disponen de un gran potencial de recursos naturales que pueden aprovechar de manera integral para beneficio productivo, económico y social de las familias campesinas.

Ante los representantes estatales, mandos medios y superiores, destacó también la coordinación interinstitucional que mantiene con diversas secretarías de estado, dependencias y organismos del sector agrario, agropecuario y medio ambiente, entre otros, para impulsar y coadyuvar a cristalizar los grandes proyectos estratégicos de la presente administración federal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + once =