Cultivos modificados genéticamente pueden sobrevivir a inundaciones o sequías. He aquí cómo.

0
15

ShareAmerica

Washington, D. C., 30 de septiembre de 2021.- Este es el segundo de una serie de dos artículos sobre la agricultura climáticamente inteligente. El primero es un artículo sobre la tecnología agrícola que puede frenar el cambio climático.

Un nuevo informe de las Naciones Unidas alza la voz de alarma sobre el cambio climático, afirmando que los incendios, el calor extremo, las lluvias torrenciales y las sequías se convertirán en sucesos habituales a menos que el mundo tome medidas rápidas.

Algunos agricultores se están preparando con cultivos modificados genéticamente que prosperan a pesar de las sequías que pueden asolar los campos y las inundaciones que pueden destruir la tierra y dañar las plantas.

Desgraciadamente, la propia agricultura puede dañar el clima al talar árboles, erosionar el suelo y utilizar maquinaria que emite gases de efecto invernadero, dijo Sarah Evanega, directora de la Cornell Alliance for Science (Alianza Cornell para la Ciencia) y profesora del Instituto Boyce Thompson. Pero, según ella, podemos utilizar las herramientas de la ingeniería genética para hacer frente a estas ofensas al medio ambiente y crear cultivos más ecológicos y resistentes al clima.

El maíz necesita mucha agua para prosperar. Pero muchos agricultores estadounidenses de las regiones más secas plantan ahora maíz tolerante a la sequía. Después de plantar semillas modificadas genéticamente con esta característica, los agricultores emplean la labranza de conservación (un método que conserva el suelo, el agua y la energía) para limitar el daño climático, así como el riego para mejorar el rendimiento, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

En Sudáfrica, según Evanega, algunos cultivos han sido modificados genéticamente para tolerar la sequía y ser resistentes a los insectos, evitando el gusano del otoño, que daña el maíz en todas las fases de su desarrollo.

Estos cultivos ayudan a los agricultores a obtener un mejor rendimiento de su inversión, dijo Adam Cornish, asesor agrícola del Departamento de Estado de Estados Unidos. “Siempre que un agricultor tenga una mayor capacidad de decir: ‘Lo que he hecho dará lugar a algo que pueda vender’, eso siempre va a mejorar sus condiciones en general”, dijo Cornish. Unos mejores ingresos para el agricultor y los trabajadores agrícolas tienden a ayudar a la economía local en general.

El arroz “scuba” (arroz que se cultiva sumergido en agua), que se cultiva en el sudeste asiático, está diseñado genéticamente para sobrevivir a inundaciones que normalmente destruirían los cultivos. En Estados Unidos, los científicos investigan sobre todo la soya y los cereales (incluidos el arroz, el maíz y el trigo) para desarrollar variedades resistentes a las inundaciones, dice Endang Septiningsih, de la Universidad A&M de Texas. Advierte que podría pasar una década antes de que cualquier nueva variedad esté lista para ser utilizada por los agricultores.

Aun así, los expertos tienen la esperanza de que la ingeniería genética pueda ayudar a abordar los desafíos que plantea el cambio climático y las inundaciones y sequías más frecuentes que este traerá consigo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

nueve + dieciocho =