Ayudar a mejorar seguridad alimentaria en Afganistán

0
20

ShareAmerica

Washington, D. C., 21 de noviembre de 2022.- Un agricultor de Kandahar vio que su cosecha de uvas se duplicó cuando comenzó a plantar sus uvas en viñedos cultivados sobre el terreno, en lugar de en montículos de tierra, como solía hacer. Aprendió este método para el enrejado con asesoramiento de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid).

Muchos agricultores afganos enfrentan desafíos aparentemente insuperables: décadas de conflicto, una grave sequía, regulaciones financieras restrictivas y acceso limitado a los mercados y los recursos.

Con la ayuda de Usaid, el agricultor de Kandahar pudo convertir un terreno de barbecho en un viñedo lucrativo, mejorar las finanzas de su familia y reducir la inseguridad alimentaria.

Usaid le aportó a él y a otros agricultores y sus familias la capacitación, herramientas y, finalmente, los conocimientos para resistir las continuas dificultades y que así pudieran abastecer a sus familias. Las viviendas cuyas cabezas de familia son mujeres, los pastores y los pequeños agricultores figuran entre quienes reciben esa ayuda.

Enseñar nuevos métodos
Cultivar las uvas en montículos de tierra, una tradición que se practica desde hace milenios, pone a las uvas en contacto directo con la humedad y las plagas y reduce la cantidad de luz solar que llega al fruto. Con la ayuda de Usaid los agricultores aprendieron que el enrejado moderno evita esos problemas.

Aunque escéptico al principio, otro cultivador de uvas en Balkh probó la técnica. “Vi los beneficios del enrejado en otra granja y me di cuenta de que con eso podía lograr más ganancias de mi viñedo”, dijo.

Viñedo con postes de cemento
El enrejado es el uso de postes de cemento y hierro para elevar los viñedos sobre el terreno y así proteger el fruto.

Desde agosto de 2021 la agencia ha ayudado a más de 2,000 agricultores de todo Afganistán a lograr cultivos de alto valor, aumentando sus cosechas y sus ingresos.

La ayuda es parte de los esfuerzos del presidente Biden para enfrentar los efectos inmediatos y a largo plazo de la crisis global alimentaria. Durante la Asamblea General de la ONU, realizada en septiembre, Biden anunció la aportación de más de 2,900 millones de dólares en nueva ayuda para la seguridad alimentaria. Ello incluye 2,140 millones de dólares en nuevos compromisos de Usaid.

La ayuda para la seguridad alimentaria marca una diferencia tangible. Cuando el Programa de mercadeo agrícola de Usaid revisó la tierra de un agricultor como parte del proceso para la preinstalación de las celosías halló que el riego era insuficiente. Luego de instalar una bomba solar para el riego el rendimiento de sus cosechas aumentó drásticamente.

Con los ingresos de la cosecha de este año el agricultor tiene planificado reparar unos puentes cercanos destruidos por la guerra y construir un muro en torno a su viñedo para una mejor protección. “Antes de que el programa llegara aquí mi tierra era un desierto. En dos años se ha convertido en un paraíso”, relató.

Una versión de este artículo fue antes publicada en la página de Usaid, en “Medium”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí