20 de mayo: Día Internacional de las Abejas

0
27

Escrito por Dr. Joseph Mercola*
Datos comprobados

Hace dos años, en diciembre de 2017, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 20 de mayo de cada año como el Día Internacional de las Abejas. Esta resolución fue el resultado de una iniciativa iniciada en 2015 por la Asociación Eslovena de Apicultores en un esfuerzo por crear conciencia sobre la importancia de las abejas y otros insectos polinizadores, que están en peligro de extinción debido a una amplia variedad de actividades humanas tóxicas.

Como lo explicó la ONU, se eligió el 20 de mayo porque «coincide con el cumpleaños de Anton Janša, quien en el siglo XVIII fue pionero en las técnicas modernas de apicultura en su Eslovenia natal y elogió a las abejas por su habilidad para trabajar tan arduamente y necesitar cuidados tan mínimos».

Si bien, los abejorros podrían ser los más conocidos, en realidad, existen entre 25,000 y 30,000 especies diferentes de abejas alrededor del mundo. En el sitio web del Centro para la Seguridad Alimentaria podrá encontrar una lista de algunas de las especies más comunes, como las abejas sudoríparas, abejas excavadoras, abejas carpinteras, abejas cuco y abejas de cuernos largos, entre otras más.

Más del 75% de los cultivos alimenticios del mundo dependen de estos y otros polinizadores, ya sea en parte o su totalidad, al igual que el 90% de las plantas con flores silvestres. Además, en los últimos 50 años, se ha suscitado un incremento del 300% en el volumen de los cultivos que dependen de la polinización.

Como tal, «el cuidado de las abejas y otros polinizadores es parte de la lucha contra el hambre en el mundo», indicó las Naciones Unidas. También, es importante proteger y mantener la biodiversidad entre las especies de abejas para garantizar la resiliencia agrícola.

Informe sobre advertencias de biodiversidad y contingencias futuras a nivel mundial
El primer informe «The State of the World’s Biodiversity for Food and Agriculture», emitido por La Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y Agricultura de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, en abril de 2019, advierte que la biodiversidad ha disminuido globalmente, lo que amenaza a la producción de alimentos y supervivencia humana en todo el mundo.

Todas las formas de vida (animales, plantas y microorganismos necesarios para los alimentos, piensos, combustibles y fibras) han perdido su diversidad. Según informó el sitio web worldbeeday.org: «De las aproximadamente 6,000 especies de plantas agrícolas, menos de 200 contribuyen a la producción mundial de alimentos, y sólo 9 representan el 66% del rendimiento total de los cultivos.

La producción mundial de ganado se basa en alrededor de 40 especies animales y sólo unas cuantas proporcionan la mayor parte de la carne, leche y huevos. La cantidad de captura se ha extendido a un tercio de las poblaciones de peces, mientras que más de la mitad ha alcanzado su límite de sostenibilidad.

En la reunión de la Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura de la FAO, la Región de Europa propuso que los resultados de este informe se incluyeran en la estrategia de biodiversidad que elabora la FAO. Diversos países propusieron que los países respondieran a las principales conclusiones del informe incluyendo los hallazgos y contenido en las políticas nacionales, legislación, programas y proyectos en el área de la biodiversidad en la agricultura, silvicultura y alimentos, alineados con sus capacidades, mientras que también existe una necesidad urgente para formular nuevas medidas e implementar las conclusiones del informe.

Asimismo, el informe también será importante para el debate sobre el marco global para la diversidad biológica como parte del Convenio sobre la Diversidad Biológica después del 2020 y para lograr los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030».

Otro informe de evaluación global sobre polinizadores, polinización y producción de alimentos, publicado por la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (Ipbes), en 2016, encontró que alrededor del 16% de los polinizadores de vertebrados alrededor del mundo estaban en riesgo de extinción, al igual que el 30% de las especies insulares.

Según Sir Robert Watson, vicepresidente de Ipbes: «Los polinizadores silvestres en ciertas regiones, especialmente las abejas y mariposas, son amenazados por diversos factores. «La disminución de su población se debe principalmente a los cambios en el uso de la tierra, prácticas agrícolas intensivas y uso de pesticidas, especies exóticas invasoras, plagas y enfermedades, así como el cambio climático».

Especies de abejas disminuyen en la parte noroeste de Estados Unidos
De manera similar, los investigadores de la Universidad de New Hampshire advierten que ha habido una «disminución dramática» de 14 especies de abejas silvestres necesarias para la polinización de las manzanas, moras azules, arándanos y otros cultivos en la zona del noroeste. Sandra Rehan, profesora asistente de ciencias biológicas, dijo para Science Daily: «Sabemos que las abejas silvestres corren un gran riesgo y no les va bien alrededor del mundo». Esta evaluación del estado de las abejas silvestres ha evidenciado cuáles son las especies exactas que han disminuido, aparte de los bien documentados abejorros.

Debido a que estas especies son actores principales en la polinización de cultivos, la situación plantea riesgos que comprometen la producción de cultivos clave y suministro de alimentos en general.

Hemos descubierto que las especies de abejas silvestres que una vez poblaron en mayor medida las áreas de la zona sur cerca del nivel del mar ahora han empezado a disminuir. Si bien, en áreas más montañosas de la zona norte, como la zona de las Montañas Blancas, esas mismas especies persisten, lo cual es un indicador de cómo el cambio climático, ha afectado a ciertas poblaciones, especialmente en el área de las Costas del Mar».

Al utilizar datos de museos de hace 125 años (de 1891 a 2016), los investigadores analizaron la prevalencia de 119 especies de abejas silvestres que son nativas de New Hampshire, pero que también se extienden por toda la zona del noreste y Norteamérica en general. Encontraron que 14 especies han disminuido significativamente, mientras que 8 especies han aumentado de forma significativa. De las 14 especies que han disminuido, 13 anidan sobre el suelo y 1 anida en cavidades.

En general, tanto la disminución como el aumento de las especies se ha orientado hacia la parte norte durante los últimos 125 años, lo que sugiere que los cambios en el clima son un factor determinante.

Estudio demuestra que este pesticida, supuestamente seguro para las abejas, en realidad, es perjudicial.

En noticias relacionadas, el pesticida ‘Sivanto’ (flupyradifurone), que su fabricante Bayer CropScience, afirma que es completamente seguro para las abejas, podría no ser tan seguro después de todo. Una investigación de un año de duración realizada por la Universidad de California (UC), en San Diego, encontró que las pruebas de Bayer parecían haber excluido los casos de uso común que indicaban un comportamiento anormal e incremento de la mortalidad en las abejas expuestas.

‘Sivanto’, desarrollado para reemplazar pesticidas neonicotinoides, conocido por contribuir a la muerte de abejas, se registró para uso comercial en 2014 y actualmente está disponible en 30 países, incluyendo a los Estados Unidos, así como países de África, Asia y Europa. También, se espera que otros 65 países darán su aprobación para la comercialización de ‘Sivanto’.

La clasificación ‘seguro para las abejas’ permite que ‘Sivanto’ se rocíe sobre cultivos que están en floración con abejas que se alimentan de forma continua. Sin embargo, según este estudio, el pesticida «podría de hecho representar una amplia variedad de riesgos para las abejas en función de la estacionalidad, edad y uso en combinación con químicos comunes, como fungicidas», señala el comunicado de prensa.

Además, los investigadores indican: «… se ha demostrado que, en el peor de los casos, la dosis real de ‘Sivanto’ aplicadas en las áreas, en combinación con un fungicida común, pueden dañar sinérgicamente el comportamiento y supervivencia de las abejas, en función de la estación y edad de las mismas.

«Las abejas han padecido una mayor mortalidad, en comparación con los grupos de control en situaciones normales, así como un comportamiento anormal, incluyendo una coordinación deficiente, hiperactividad y apatía».

Pesticidas requieren una evaluación de riesgos más rigurosa
Es importante destacar que, aunque las directrices oficiales para la evaluación del riesgo de plaguicidas se enfocan en las pruebas de las abejas dentro de las colmenas, los investigadores descubrieron que, de hecho, los ejemplares que buscaban alimento eran más susceptibles a los daños. Por un lado, porque es más probable que estén expuestas y, por otro lado, debido a su edad. Las abejas más jóvenes trabajan dentro de la colonia, mientras que las de mayor edad buscan el alimento fuera de la colmena.

En el caso de ‘Sivanto’, los efectos dañinos fueron cuatro veces más grandes en las abejas recolectoras que en las que estaban en las colmenas. No hace falta decir que esto aún amenaza la salud de toda la colonia. De igual manera, el daño fue mayor en ambos tipos de abejas obreras durante el verano, en comparación con la temporada de primavera. «Según los autores, las mediciones estándar de sólo efectos letales son insuficientes para evaluar la complejidad de los efectos de los pesticidas», señala el comunicado de prensa. La investigadora principal, Simone Tosi, que trabaja en Anses, la Agencia Francesa de Alimentos, Medioambiente, Salud y Seguridad Ocupacional, indicó: «Este trabajo es un avance hacia una mejor comprensión sobre los riesgos que los pesticidas podrían representar para las abejas y el medio ambiente.

Nuestros resultados destacan la importancia de evaluar los efectos de los pesticidas en el comportamiento de los animales y demuestran que el sinergismo, estacionalidad y edad de las abejas son factores clave que podrían cambiar sutilmente la toxicidad de los pesticidas».

James Nieh, profesor de ciencias biológicas en UC San Diego, agregó: «Debido a que la evaluación de riesgo estándar requiere pruebas relativamente limitadas que sólo abordan de manera marginal el comportamiento de las abejas y no consideran la influencia de la edad y periodicidad de las abejas, estos resultados generan preocupación no sólo sobre la seguridad de Sivanto, sino acerca de múltiples pesticidas aprobados.

Esta investigación sugiere que las evaluaciones de riesgo de pesticidas deben refinarse para determinar los efectos de los cócteles de pesticidas comunes sobre el comportamiento y supervivencia de las abejas… es muy atractiva la idea de que este pesticida es una solución milagrosa en el sentido de que acabaría con todo lo malo, pero que supuestamente preservaría lo bueno, sin embargo, requiere de cierta precaución».

Cómo celebrar el Día Internacional de las Abejas y protegerlas todos los días
En el sitio web worldbeeday.org, se pueden encontrar diversas sugerencias sobre cómo los jardines de infantes y escuelas pueden participar, al igual que como celebrar el Día Internacional de las Abejas con actividades educativas.

Por ejemplo, se invita a las escuelas a reunirse con asociaciones locales de apicultura para organizar una visita a algún apicultor local donde los niños puedan aprender sobre las abejas y plantas que contienen néctar, producción de miel y cómo instalar una colmena.

A un nivel más personal, hay diversas acciones que puede implementar para ayudar a proteger a nuestros polinizadores, no sólo durante el Día Internacional de las Abejas, sino también todos los días. Enseguida se encuentran diversas sugerencias proporcionadas por el sitio web worldbeeday.org:

¡Siembre flores que contengan néctar en su jardín, patio o balcón, para ayudar a alimentar a las abejas, y asegúrese de evitar el uso de pesticidas y herbicidas tóxicos que podrían dañar a los polinizadores! Si tiene una granja, grande o pequeña, asegúrese de incluir flores que apoyen a la población de abejas silvestres.

• Compre miel y otros productos de colmena a apicultores locales para ayudarlos a mantener su actividad
• Enséñeles a sus hijos la importancia de las abejas y apicultores
• Instale una colmena
• Conserve los prados y siembre flores silvestres en su jardín, para asegurarse de que la mezcla de flores silvestres que elija contenga flores nativas de su área Las plantas que no son nativas no contribuyen tanto para el cuidado y alimentación de los insectos locales, ya que no tienen la capacidad de adaptarse ni alimentarse de cualquier opción que esté disponible.
• Las plantas híbridas tampoco les proveen una nutrición adecuada y podrían compararse con «comida chatarra» para los insectos, ya que no les proporcionan muchos nutrientes.
• Espere a cortar la hierba de los prados hasta que las plantas que contienen néctar hayan terminado de florecer, para no robarles este alimento esencial a las abejas
• Evite el uso de pesticidas y herbicidas tóxicos. Incluso cuando utilice un producto seguro, asegúrese de rociarlo cuando haya poco o nada de viento, ya sea temprano en la mañana o tarde por la noche, cuando las abejas no busquen alimento de forma activa.
• Las plantas y árboles en floración que deben rociarse con pesticidas deben ser cubiertas con matillo antes de ser rociados, para evitar atraer a las abejas.

* Joseph Mercola es un ameritado médico norteamericano que promueve los tratamientos alternativos para la salud. Sus artículos diarios se traducen a varios idiomas y cuenta con miles de seguidores en todo el mundo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + diecisiete =