¿Por qué ha aumentado la afición al ajedrez tanto en Estados Unidos?

0
9

ShareAmerica

Washington, D. C., 19 de julio de 2021.- La serie de Netflix “Gambito de dama” se combinó con la pandemia para crear un fenómeno que ha sacudido el juego de ajedrez que tiene 1,500 años de antigüedad.

Desde hace casi cinco décadas, cuando el gran maestro de ajedrez estadounidense Bobby Fischer emocionó al país con su partida contra el ruso Boris Spassky, el ajedrez no era tan popular en Estados Unidos.

“«Gambito de dama» ha sido probablemente la mayor influencia para la popularidad del juego desde entonces”, dice Marty Grund, presidente del club de ajedrez en internet “Internet Chess Club”, un sitio donde los jugadores pueden chatear, recibir noticias de ajedrez y jugar en línea.

Otro sitio de juego en línea llamado chess.com ha visto aumentar su número de miembros de 30 millones antes de la pandemia a 69 millones ahora, según Laura Nystrom, su portavoz. En marzo de 2020, el sitio albergaba un promedio de 1 millón de jugadores activos diarios. Ahora, esa cifra asciende a 4 millones.

“La gente estaba atrapada en sus casas”, dice Daniel Lucas, portavoz de la Federación de Ajedrez de Estados Unidos, el organismo oficial que gobierna el ajedrez en el país. Pero también, dice, el ajedrez se hizo más popular cuando la gente descubrió que es una gran actividad familiar. “Es fácil para los padres enseñar a los niños, y rápidamente puede haber paridad. Hay un número inagotable de jugadas: es parecido al número de átomos del universo. Y siempre se puede mejorar”.

Cambios en los torneos
La pandemia fue un arma de doble filo para el ajedrez. Los torneos presenciales se cancelaron durante gran parte del año y los clubes de ajedrez escolares cerraron a medida que las escuelas se volcaban en el aprendizaje virtual. Pero los ajedrecistas que se quedaron en casa desempolvaron sus tableros o compraron otros nuevos. Nuevos jugadores acudieron al ajedrez en línea.

Los responsables del ajedrez empezaron a organizar más torneos virtuales y a abordar el problema de los jugadores que se sientan frente a un ordenador con acceso a múltiples programas que pueden indicarles, al instante, la jugada más inteligente (incluso, un gran maestro puede perder contra una computadora).

El Club de Ajedrez de Internet aplica algoritmos que comparan el juego humano con las decisiones del ordenador para ayudar a los torneos a detectar las trampas de ciertos jugadores expertos en tecnología, según Grund.

Internet atrae a la gente a ver las partidas de los mejores jugadores y conecta al jugador más típico con un oponente de su mismo nivel de habilidad de cualquier parte del mundo para una partida digital.

Fascinados por la pequeña pantalla
Luego, el pasado otoño, Netflix estrenó su serie de ficción sobre Beth Harmon, una niña prodigio que se dedicaba al ajedrez y al mal comportamiento a partes iguales. Con ayuda de consultores de ajedrez de alto nivel, la serie produjo partidas fascinantes y realistas.

La compañía “House of Staunton”, el mayor minorista especializado en ajedrez de Estados Unidos, vio aumentar las ventas de todo tipo de juegos de ajedrez en un 25% durante el período, según su presidente, Shawn Sullivan.

Un lunes a finales de octubre, el jefe de almacén de la planta de Huntsville (Alabama), preguntó qué estaba pasando. Los pedidos llegaban a raudales días después de que “Gambito de dama” se convirtiera en un programa de televisión imprescindible. Los pedidos de juegos de ajedrez durante la temporada navideña de 2020 llegaron al triple de lo normal.

Lucas dice que su federación ha observado que, aunque los niños pequeños empiezan a interesarse por el ajedrez, muchas niñas abandonan el juego en la escuela secundaria, posiblemente debido a la dinámica social. Su federación ha estado trabajando para cambiar esta situación por medio de eventos exclusivos para niñas y subvenciones a organizaciones para estimular la práctica del ajedrez entre las niñas.

Pero el programa fue “toda una sensación”, dice Sullivan. Con su protagonista femenina, “Gambito de dama” atrajo a mujeres y niñas a un juego tradicionalmente dominado por los hombres.

El número de mujeres registradas en Chess.com se disparó casi un 10%.

“El ajedrez solía ser un accesorio en una película de James Bond”, dice Nystrom. “Ahora vemos a veinteañeros, deportistas, mujeres… Más gente puede ser aficionada al juego”.

Sullivan es optimista y cree que la nueva afición al ajedrez no es una moda típica. En junio de este año, las ventas seguían siendo superiores al pico de compras navideñas de 2019. “La gente no lo está dejando”, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

4 × dos =