México, segundo país más feliz de Latinoamérica

0
22

Ciudad de México, 1 de agosto de 2019.- Hoy se celebró el Día Internacional de la Alegría. Esta celebración surge de la necesidad de reflexionar sobre la importancia de experimentar ese sentimiento en nuestra vida diaria y apreciarlo. Fue una iniciativa del colombiano Alfonso Becerra; Nació en 2010, en ese año sólo 14 países lo instauraron, pero ahora tiene relevancia mundial.

La ONU coloca a México como el segundo país más feliz de Latinoamérica en 2019; sus estudios revelan que 82.3% de la población está netamente satisfecha.
Hay muchas formas de ser feliz. Compartir tiempo con amigos o seres queridos es una de las maneras más comunes: tomar un café con ellos, tener una charla, una salida al cine con la pareja o con los hijos, leer al aire libre, leer en la playa.

A propósito de este último punto recomendamos 3 libros que hablan sobre felicidad, ideales para compartir con su familia y amigos.

• El libro de la alegría- Dalai Lama:
Este libro se basa en un encuentro entre el arzobispo Tutu y el Dalai Lama, en Dharamsala, India. El planteamiento principal gira alrededor de la pregunta: ¿Cómo podemos encontrar la alegría mientras afrontamos el inevitable sufrimiento de la vida? El libro de la alegría no es sólo una muestra de la profunda sabiduría de estos dos grandes líderes, sino también de su humanidad, humor y pasión por la vida y los seres humanos.
• El camino de la felicidad. George Bucay:
“La felicidad, cualquiera que sea nuestra definición, tiene que ver con una postura de compromiso incondicional con la propia vida»: Jorge Bucay. Todos los seres humanos deseamos alcanzar la felicidad. Gran parte de nuestros esfuerzos, desvelos y sueños cotidianos se encaminan hacia esta meta. Sin embargo, pocos conceptos resultan tan huidizos y difíciles de definir. ¿Qué significa realmente la felicidad? ¿Cómo alcanzarla? Bucay acompaña al lector para que sea él mismo quien encuentre el camino hacia una dicha posible, personal y surgida de sus convicciones más íntimas.
• El pequeño Libro de la Felicidad- Ángel Rielo Fernández
El autor explica que hay dos tipos de personas: las que ven las cosas pasar y las que hacen que las cosas pasen. Lo mismo ocurre con la felicidad: hay quien decide ser feliz y quien decide no serlo.

La felicidad no es un don sobrenatural, un bien del que sólo pueden disfrutar unos pocos privilegiados. Existen determinadas actitudes y predisposiciones mentales que alimentan la felicidad y cultivarlas está al alcance de todos.

Fomentar el hábito de la lectura es una actividad que promueve la convivencia entre la familia. A través del movimiento social “Leer para Aprender”, el Consejo de la Comunicación pretende generar mayor conciencia en la sociedad sobre la importancia de impulsar este hábito.

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando estás alegre
Ciudad de México, 1 de agosto de 2019.- Sentir alegría es una emoción básica del ser humano que se expresa de diferentes formas, por ejemplo, riendo. Como cada año, desde 2010 se conmemora el 1 de agosto el Día Mundial de la Alegría con la finalidad de mantener presente este sentimiento transformador que, además de impactar en el estado emocional de las personas, también puede hacerlo en todo el organismo de una manera muy particular.

¿Te has dado cuenta que después de superar un ataque de risa con amigos se siente que el corazón late muy rápido? Esto se debe a que la risa aumenta el consumo de energía y la frecuencia cardiaca entre un 10 y un 20 por ciento y, además, se queman alrededor de 10 a 40 calorías, lo que resulta benéfico para la salud y hace personas más alegres.

Experimentar felicidad desencadena diferentes reacciones que impactan directamente en nuestra salud. Si bien hay unas muy visibles como una sonrisa o el llanto, existen otras que ocurren de forma interna, pero que generan beneficios. Por ejemplo: al estar feliz nuestra respiración es más calmada y eso nos ayuda a oxigenarnos de mejor manera, puntualizó María Elena Sayaka Cardoso Sakamoto, pediatra neonatóloga del Hospital DioMed.

Si bien no se puede estar alegre todo el tiempo, sí es importante conocer algunos de los beneficios que se desencadenan:

• Sensación de bienestar: cuando se experimenta felicidad el cuerpo segrega endorfinas que funcionan como neurotransmisores que producen efectos opiáceos o analgésicos y, por lo tanto, se genera una sensación de bienestar. Los dos principales neurotransmisores que liberan son la dopamina y serotonina, encargadas de la regulación del estado de ánimo, comportamiento social, apetito, digestión, sueño, memoria, deseo y función sexual.
• Circulación de sangre: con la liberación de neurotransmisores se estimula el sistema circulatorio por lo que el flujo sanguíneo es más rápido.
• Mejor digestión: al experimentar alegría los músculos lisos que se encuentran en el estómago se contraen y expanden más rápido lo que genera mayor movimiento de los alimentos en el tracto digestivo.
• Reducción del dolor físico: en estado de alegría un dolor físico, como la migraña, puede reducirse debido a la cantidad de neurotransmisores que se liberan.
• Músculos relajados: al experimentar felicidad, los músculos que más se relajan son los del rostro por lo que los movimientos se vuelven más relajados y fluidos. La sonrisa se aprecia más auténtica y los ojos brillan.

En el marco del Día Internacional de la Alegría, recordemos que parte de vivir este sentimiento es crear una armonía entre el cuerpo y mente, ya que así se generan reacciones que benefician a la salud.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 4 =