Limpieza y mantenimiento en suelos de madera

0
37

Ciudad de México, 17 de enero de 2022.- Los suelos de madera son cálidos, elegantes, amables con el medio ambiente y de larga vida útil. Por ello, es conveniente darles el mantenimiento adecuado para que mantengan su aspecto agradable y que no acumulen suciedad.

El primer paso para la limpieza de estos suelos es saber de qué tipo son, si de madera natural, sellada o tratada con aceite o cera. También hay que recordar que la madera se encoge cuando está seca y se hincha cuando está húmeda, por lo que es importante asegurar el clima necesario para su conservación.

La madera natural es más sensible a la humedad o la falta de ella, si se colocan plantas en una habitación donde hay un ambiente seco, éstas aportarán la humedad necesaria para reducir la contracción del suelo. Los pisos sellados son más resistentes a la humedad, pero hay que sellarlos periódicamente. Por su parte, los suelos tratados con cera o aceite se deben encerar con cierta periodicidad para mantenerlos protegidos.

Limpieza de mantenimiento. Permite alargar la vida útil del suelo. Primero hay que retirar los objetos grandes, el polvo, cabellos o partículas de arena, lo cual se puede hacer con un paño adhesivo o de microfibra. A continuación, es recomendable el proceso de limpieza de un solo paso: limpiar, fregar y aspirar la suciedad al mismo tiempo para evitar que el suelo se dañe.

En superficies amplias, la fregadoras-aspiradora son la mejor aliada, con cabezal de cepillo circular y batería de alto rendimiento, proporciona la potencia necesaria para realizar este tipo de limpieza. Se aconseja utilizar detergentes sin tensoactivos y no dejar humedad que afecte la madera.

Limpieza intermedia. Ayuda a mantener el brillo del suelo y a quitar marcas de suelas de zapatos que no se eliminan con el fregado convencional. La clave es utilizar las esponjas adecuadas y aplicarlas con movimientos circulares en trayectos uniformes: primero una esponja húmeda para fregar y luego una esponja seca para pulir. En este último paso, una esponja blanca o roja aplicada a alta velocidad con la BD 38/12 C Bp Pack dará como resultado un suelo más brillante.

Limpieza en profundidad. Igual que en la limpieza de mantenimiento, aquí también se recomienda la técnica de un solo paso. Una fregadora con sistema de cepillos cilíndricos será una buena auxiliar para limpiar sin maltratar la madera. Para los suelos sellados o tratados con aceite, luego de eliminar la suciedad con un detergente sin tensoactivos y secar totalmente, es oportuno renovar el sellado o volver a tratar con aceite, según sea el caso. Para suelos encerados se utiliza una esponja seca que elimine los residuos de cera.

Mantener una técnica de limpieza y mantenimiento adecuada permitirá que los suelos de madera luzcan brillantes y agradables en todo su esplendor.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí