¿Cómo combatir un resfriado? Aquí cómo deshacerse de un resfriado con el ejercicio

0
9

Dr. Mercola

¿Es bueno hacer ejercicio si tiene un resfriado? De acuerdo con un estudio, esta podría ser una buena idea.

Por lo menos, es poco probable que lo afecte negativamente, a menos que se ejercite vigorosamente…

En este estudio, todos los participantes tenían un virus de resfriado y se dividieron en dos grupos: el grupo con ejercicio y el grupo sin ejercicio.

El grupo con ejercicio hizo 40 minutos de ejercicio supervisado cada dos días al 70 % de su frecuencia cardíaca máxima.

Al final de un ensayo de 10 días de duración, los investigadores concluyeron que a pesar de que no había diferencias en la severidad y duración de los síntomas entre los participantes de ambos grupos, si hubo una diferencia en la forma en la que evaluaron sus propios síntomas del resfriado.

Los participantes del grupo con ejercicio reportaron sentirse mejor en general, en comparación con los participantes del grupo sin ejercicio.

Las personas activas contraen menos resfriados
Otros estudios han demostrado claramente que el ejercicio regular lo ayudará a prevenir a que contraiga un resfriado en primer lugar.

Por ejemplo, un estudio realizado en el 2002 encontró que las personas que se ejercitaron regularmente sufrieron de un 20 a 30% menos resfriados en comparación con las personas que no se ejercitaron. Otros estudios demuestra un impacto aún mayor.

De acuerdo con un ensayo realizado en el 2006, el ejercicio regular moderado redujo a la mitad el riesgo de resfriados en mujeres posmenopáusicas.

El estudio de un año de duración, examinó a 115 mujeres posmenopáusica sedentarias con sobrepeso, ninguna de ellas fumaba, ni tomaba terapia de remplazo hormonal. La mitad de las mujeres se asignaron a un grupo de ejercicios aeróbicos, mientras que la otra mitad solo asistió a una clase de estiramiento una vez a la semana.

A las participantes del grupo con ejercicio se les pidió que hicieran unos 45 minutos de ejercicio al día, cinco días a la semana, sin embargo, sólo lograron la marca de 30 minutos al día, con una caminata a buen ritmo como la base de su trabajo corporal.

Al final del estudio, las mujeres que realizaron ejercicios aeróbicos de forma semanal tuvieron la mitad del riesgo de resfriado que las mujeres que solo realizaron estiramientos.

La capacidad del ejercicio moderado para evitar los resfriados también pareció aumentar con la práctica. En los últimos tres meses del estudio, el grupo que solo realizó estiramientos tuvo un riesgo tres veces mayor de resfriados que el grupo de ejercicios aeróbicos.

El hecho de que la inmunidad fue mayor en último trimestre de un ensayo de un año de duración, sugiere que es importante mantener un programa de ejercicio a largo plazo con el fin de obtener sus beneficios.

Siempre le he dicho que es crucial ver al ejercicio como un medicamento que debe prescribirse, monitorearse y mantenerse apropiadamente para que pueda disfrutar de todos sus beneficios.

Esto significa que no puede acumular el ejercicio y guardarlo como si fuera dinero, es decir, incluso los atletas de clase mundial cuando dejan de hacer ejercicio durante dos semanas, comienzan a experimentar un deterioro en su condición física.

Todo con medida…
Personalmente, creo que, si tiene la energía suficiente para tolerarlo, aumentar la temperatura de su cuerpo a través de la sudoración producida por ejercicio lo ayudará a matar muchos virus. Sin embargo, tiene que ser muy cuidadoso y escuchar a su cuerpo y evite hacer su rutina de ejercicios normal, ya que al excederse podría afectar su sistema inmunológico y prolongar su enfermedad.

También debe tomar en cuenta que hacer demasiado ejercicio puede tener el efecto opuesto en su sistema inmunológico.

Esto se debe a que el ejercicio intensivo aumenta la producción de cortisol, una hormona del estrés. Las hormonas del estrés inhiben la actividad de las células asesinas naturales – un tipo de glóbulos blancos que atacan y elimina de su cuerpo los agentes virales.

Por esta razón tiene un mayor riesgo de enfermarse después de correr un maratón. De hecho, los atletas de resistencia de élite pueden sufrir de dos a seis veces más infecciones de las vías respiratorias superiores al año, en comparación con los individuos activos promedio.

De acuerdo con un artículo publicado en Sports Science Exchange, a los atletas se les aconseja evitar hacer ejercicio si sus síntomas del resfriado son “debajo del cuello” o si tienen fiebre. En general, los llamados “resfriado de cabeza” parecen ser menos graves. Creo que sería prudente hacerle esta misma recomendación a todas las personas.

Pero, sobre todo, siempre ponerle mucha atención a lo que dice su cuerpo y si se siente cansado para hacer ejercicio, entonces no lo haga.

En este caso, lo más probable es que necesite descansar. Pero si está pensando en saltarse su rutina de ejercicios simplemente porque le han dicho “que no debería hacer ejercicio cuando está enfermo”, entonces debería reconsiderarlo, ya que podría ayudarlo a sentirse mejor, más rápido. Será especialmente útil para estimular levemente su sistema inmunológico con un poco de ejercicio moderado.

¿Es inevitable sufrir un resfriado?
Si quiere evitar los resfriados, es importante entender qué los causa. Y si bien la deficiencia de ejercicio podría ser parte del problema, hay otro factor que puede influir aún más… La persona promedio que vive en los Estados Unidos contrae de uno a cuatro resfriados al año y los resfriados son la principal causa de visitas al médico y de días de incapacidad en el trabajo y en la escuela.

La mayoría de los resfriados se presentan durante los meses de invierno y esto nos da una pista importante sobre una de las causas principales de este problema, es decir, la falta de luz solar y, por lo tanto, menores niveles de vitamina D.

De hecho, existe evidencia convincente que sugiere que los resfriados y la influencia podría ser un poco más que los síntomas de una deficiencia de vitamina D. La relación entre la vitamina D y la función inmune es tan fuerte que una de sus estrategias principales para cada vez que sienta que le va a dar un resfriado es aumentar sus niveles de vitamina D.

Por supuesto que lo ideal es mantener sus niveles de vitamina D dentro de un rango óptimo durante todo el año. Pero, de acuerdo con el Dr. Cannel del Consejo de Vitamina D, también podría detener el desarrollo de un resfriado o acortar su duración al tomar hasta 50,000 UI de vitamina D3 durante tres días.

Erróneamente, la mayoría de las personas creen que los resfriados son causados por una batería, pero eso no es cierto. Los resfriados son causados por virus, razón por la que tomar antibióticos para tratar los resfriados no sirve de nada.

Esto se debe a que los virus son mucho más pequeños que las bacterias y tienen estructuras completamente diferentes que los hacen impermeables a los antibióticos. Lo único que provocará si toma antibióticos para tratar de combatir un resfriado es debilitar aún más su sistema inmunológico al destruir todas las bacterias –tanto buenas como malas– en su intestino, que es en donde se encuentra el 80% de su sistema inmunológico.

Dicho esto, es importante reconocer que, aunque el virus que desencadena los síntomas del resfriado, no es la causa principal de la enfermedad. Creer que el virus “causa” un resfriado es una perspectiva muy peligrosa, porque una vez que permite que fuerzas externas “controlen” su salud, pierde la capacidad de mejorarla.

En pocas palabras, la gripe y los resfriados son síntomas de deficiencias del sistema inmunológico, ya que normalmente, su sistema inmunológico es capaz de erradicar los virus invasores como el virus del resfriado. El virus sólo puede desarrollarse cuando su sistema inmunológico está comprometido.

Aunque existen muchas formas de debilitar el sistema inmunológico, los factores contribuyentes más comunes son:

  • Deficiencia de vitamina D (como se mencionó anteriormente)
  • Comer mucho azúcar (particularmente fructosa) y demasiados granos
  • No descansar, ni dormir bien
  • Utilizar estrategias inadecuados para tratar los estresores emocionales en su vida
  • Ejercicio insuficiente
  • Cualquier combinación de estos factores

El ejercicio no es sólo para verse bien
Creo que no podrá tener una salud óptima a menos que tenga un estilo de vida activo. Un programa de ejercicio regular puede hacer cosas sorprendentes por su salud y reforzar su sistema inmunológico es uno de sus beneficios principales.

Si hace ejercicio regularmente y sus niveles de vitamina D se encuentran optimizados, entonces las probabilidades de desarrollar una infección de las vías respiratorias superiores se reducen dramáticamente. Otro beneficio del ejercicio es su capacidad para estabilizar sus niveles de insulina, lo que tendrá muchos efectos positivos en su cuerpo.

Si tiene su agenda muy ocupada, debe recordar que el ejercicio es tan importante como comer, dormir y respirar… La clave para hacer ejercicio es verlo como una parte necesaria e innegociable de su día. Lo ideal es programarlo dentro de su agenda como si fuera una junta o evento social importante. Fíjese una hora y comprométase a hacerlo sin excusas.

Para maximizar los beneficios del ejercicio debe incluir una gran variedad de técnicas desafiantes. Su programa de ejercicios no sólo debe estar compuesto por entrenamiento de fuerza y aeróbicos, sino que también debe incorporar actividades para fortalecer los músculos abdominales (core), así como ejercicios anaeróbicos o entrenamiento en intervalos de alta intensidad.

Por favor no cometa el mismo error que cometí durante décadas al perder el tiempo en largas sesiones de cardio sobre una caminadora y como la principal forma de ejercicio. Ya que es una de las formas de ejercicio menos efectivas que hay.

Por otro lado, el entrenamiento en intervalos de alta intensidad, ya sea sobre una caminadora, bicicleta estática o con pesas (también conocido como entrenamiento súper lento), ha demostrado ser una de las formas de ejercicio más eficaces, ya que puede brindar beneficios que no puede obtener de otra manera, como aumentar la producción de la hormona del crecimiento humano (HGH), también conocida como la “hormona del ejercicio”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + 11 =