Vienen tiempos de vacas flacas para industria del blindaje automotriz en México

0
207

La industria del blindaje automotriz en México actualmente está en crisis; las empresas que sirven al país, en los próximos cuatro años serán las compañías que tendrán que preocuparse para dar al cliente el mejor producto con los mejores materiales. Además, en este ramo, están obligadas a ofrecer el adecuado soporte, ofertas de valor y materiales nuevos.

En pocos años, por lo menos, 20 blindadores ya no estarán en el mercado, pues no fueron lo suficientemente competitivos para sobrevivir en una industria totalmente demandante y madura, dijo Rodolfo Amozurrutia Cabrera, director general de Transportadora de Protección y Seguridad (TPS Armoring).

El ejecutivo se quejó de que, a partir del 2013 comenzó un declive hasta llegar a las 2 mil 700 unidades comercializadas al cierre del 2015. Refirió que el sector vive en la actualidad dos fenómenos: reemplazo de unidades adquiridas en 2011- 12 y caída del peso frente al dólar.

Aunado a esto, predijo que en los próximos años habrá una consolidación del sector que reducirá de 66 a 46 empresas blindadoras. “Los insumos de la industria del blindaje se compran en dólares y, por tal motivo, se percibe un ligero incremento en el blindaje de la unidad”, apuntó.

Amozurrutia Cabrera argumentó que el segundo factor importante es la reducida demanda del gobierno por restricciones presupuestarias (en sus tres niveles) para renovación de flota adquirida en el periodo 2011-12.

“Estos dos fenómenos nos llevan a que todo 2015 y lo que va del 2016, la industria continúa con la caída que comenzó en el 2013”, añadió.

Dijo que esto significa menos demanda de vehículos y, al final de estos prácticamente 12 años de la industria, hay una alta oferta de las empresas blindadoras; sin embargo, en los próximos años habrá una consolidación del sector donde algunos entrarán en crisis, no solamente como marca, sino en crisis financiera, lo cual reducirá de 66 a 46 fabricantes en menos de 3 años.

¿Cuáles son los desafíos del futuro que nos enfrenta a las principales empresas de la industria?
Aseveró Amozurrutia Cabrera que es la competitividad el desafío a futuro para el sector y ofrecer al cliente productos y servicios de alta calidad, proveerle ofertas de valor donde obtenga más por el capital que está invirtiendo en el blindaje de su vehículo, soporte postventa al producto y mantenimiento de su unidad sin importar la entidad de nuestro país donde se encuentre, innovar con materiales cuya característica debe ser el mismo nivel de protección balística, pero con menor peso.

Mencionó que para sortear esta situación, en los últimos dos años TPS Armoring se ha dado a la tarea de abrir nuevos mercados para tener el mismo nivel de demanda. “Los resultados han sido positivos para la empresa y desde poco más de 12 meses tiene una línea de exportación, la cual significa aproximadamente 10% por ciento de su capacidad instalada. Los productos para mercado externo principalmente se envían a Medio Oriente”, refirió.

Explicó que los vehículos de exportación de TPS Armoring se diferencian de los productos tradicionales en México por la certificación STANAG 4569 – VPAM ERV 2010, la cual ampara la calidad y seguridad del blindaje contra municiones perforantes y explosivos.

Adicional a la exportación –precisó- otra estrategia de TPS es la oferta al mercado mexicano de nuevas opciones de vehículos del segmento de precio accesible, con unidades Sportage KIA Nivel NIJ III-A, dirigidos al nicho de mayor demanda.

Recordó que la alta demanda para la industria del blindaje fue ascendente hasta 2012, en gran parte por las compras de alto volumen del sector privado y el gobierno en sus tres niveles, lo cual se reflejó con un incremento hasta del 30% por año, por lo que el sector llegó a un tope de demanda anual de 3 mil 100 unidades.

Sin embargo, a partir del 2013 comenzó un declive hasta llegar a las 2 mil 700 unidades en el cierre del 2015, de acuerdo a información de la Asociación Mexicana de Blindadores de Automotores (Amba), dijo.

Según sus apreciaciones, la industria vive en la actualidad dos fenómenos: reemplazo de unidades adquiridas en 2011-12 y caída del peso frente al dólar en los últimos 16 meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí