Vida con estilo… pero saludable

0
1354

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal alertó que en los últimos años las atenciones médicas por cuestiones relacionadas con perforaciones y tatuajes han aumentado, ya que cada vez son más los menores de edad que recurren a tianguis, establecimientos y puestos callejeros insalubres.

Por lo tanto, se solicitó al secretario de Salud local, Armando Ahued Ortega, que realice visitas de verificación sanitaria, a través de la Agencia de Protección Sanitaria, para controlar, regular, vigilar e impedir establecimientos semifijos, ambulantes y callejeros que realicen tatuajes en la Ciudad de México.

Además, permitan garantizar debidamente los establecimientos formales dedicados a realizar tatuajes, perforaciones y micro pigmentaciones en las personas.

Armando López Campa expuso que con este tipo de acciones no se busca menospreciar, marcar o discriminar a las personas por el propio gusto de tatuarse o perforarse alguna parte de su cuerpo, ya que para quien lo hace, marcar la piel es una decisión personal que atiende a la necesidad de congelar recuerdos o ganas de demostrar su personalidad, gustos o pasiones.

“Tampoco se trata de coartar derechos y libertades. Es, sin embargo, la necesidad de cuidar la salud de quien hace suya esta práctica, es una cuestión de orden y salubridad pública que no debe salir del control de la autoridad”, manifestó.

Recordó que recientemente la Cámara de Diputados aprobó reformas a la Ley General de Salud en la materia, luego de considerar que en nuestro país, al menos, 3 de cada 10 mexicanos tienen un tatuaje, el cual se realizó a temprana edad y, en la mayoría de los casos, en lugares improvisados o en puestos ambulantes sin las condiciones de sanidad necesarias para garantizar la integridad y la salud de los adolescentes.

Dijo que de acuerdo a cifras del INEGI, en México hay más de 782 negocios que realizan tatuajes. Al respecto, mencionó que el estado de México ocupa el primer lugar con 149, le sigue la ciudad de México con 117 y Guanajuato con 77.

López Campa alertó que se trata de lugares que no cuentan con licencias sanitarias y personal con conocimientos de primeros auxilios y dominio de técnicas de higiene, así como material y utensilios adecuados para evitar transmisiones de enfermedades, requisitos establecidos en la Ley General de Salud.

La prohibición de realizar tatuajes y micro pigmentaciones y perforaciones en lugares semifijos o ambulantes es factible, toda vez que estos no cuentan con higiene y salubridad necesaria para la realización de estos procedimientos, ya que presentan diversas dificultades que impiden el correcto resguardo de los materiales.

Reveló que en la ciudad de México se tiene registrado que 5 de cada 10 personas que se practican una perforación, desarrollan posteriormente una infección en el área, “cuando se hace este procedimiento sin las medidas sanitarias suficientes son altos los índices de infección que pueden ser tan leves hasta muy severos como la transmisión del VIH Sida o causar atrofias o deformaciones”.

También alertó que en los últimos años las atenciones médicas por cuestiones relacionadas con perforaciones y tatuajes han aumentado, ya que cada vez son más los menores de edad que recurren a tianguis, establecimientos y puestos callejeros insalubres.

Actualmente, existen cientos de lugares en la Ciudad de México que realizan tatuajes, perforaciones y micro pigmentaciones que no cuentan ni con la preparación debida para practicarlos, ni con material estéril y mucho menos con lugares apropiados que garanticen un lugar salubre. Al no contar con regulaciones, es sabido que cada vez más menores de edad recurren a este tipo de establecimientos sin ningún control, lo cual es ilegal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí