Utilice el ‘rey’ de los aceites esenciales

0
43

Dr. Mercola*

Los aromas pueden tener una poderosa influencia en el bienestar. La aromaterapia, que utiliza esencias concentradas de diversos ingredientes botánicos, le ayuda a aprovechar el poder aromático de las plantas con el fin de promover la curación en diversos niveles.

Los aceites esenciales contienen compuestos volátiles biológicamente activos y muy concentrados que pueden proporcionar beneficios terapéuticos en cantidades muy pequeñas.

Si se consideran las combinaciones, hay cientos y muchos miles de aceites esenciales disponibles, cada una con posibles beneficios. Dicho lo anterior, el aceite esencial más destacado es el de incienso —frecuentemente conocido como el ‘rey de los aceites’— elaborado con la resina de la Boswellia sacra o Boswellia carterii.

Los árboles de boswellia crecen en las regiones africanas y árabes, incluyendo a Yemen, Omán, Somalia y Etiopía. El aceite es de color amarillo-verdoso pálido con un aroma amaderado, terroso y especiado; se utiliza tradicionalmente en muchos ritos sagrados religiosos y como ingrediente en perfumes y productos para el cuidado de la piel.

Composición del aceite de incienso
Las principales sustancias químicas que lo constituyen son el alfa-pineno, octanol, linalol, acetato de octilo, acetato de bornilo, incensol y acetato de incensilo. Se cree que los monoterpenos y sesquiterpenos son los elementos más valiosos del aceite de incienso.

Según Studies in Natural Products Chemistry: Bioactive Natural Products, Part H, los monoterpenes funcionan en el hígado y riñones y disminuyen la actividad del colesterol en el hígado. Algunos monoterpenos tienen propiedades antisépticas, antibacterianas, antivirales, antitumorales y expectorantes.

Como se ha observado en este estudio realizado con animales en 2013, los sesquiterpenos pueden cruzar la barrera hematoencefálica y ayudar a estimular el sistema límbico, también conocido como el centro cerebral de las emociones. Esto puede estimular la secreción de anticuerpos, serotonina, endorfinas y neurotransmisores que pueden influir en las emociones y el estado de ánimo.

Por lo general, el aceite de incienso de calidad no es tóxico ni irritante. Dicho lo anterior, siempre es mejor realizar una prueba cutánea antes de emplearlo sin diluir en el cuerpo. Si se produce alguna irritación, debe asegurarse de diluirlo con algún aceite portador.

Beneficios del aceite de incienso
Como anécdota, muchas personas aseguran que tiene poderes curativos, y los compuestos presentes en el aceite esencial de incienso —como el alfa-pineno y ácido boswellico— han demostrado científicamente que pueden otorgar diversos beneficios, como, por ejemplo:

  • Acelera la cicatrización de heridas
  • Combate la aparición de estrías, manchas de la edad y arrugas
  • Disminuye la inflamación y padecimientos inflamatorios, tales como la artritis reumatoide y asma bronquial
  • Reduce las hormonas del estrés
  • Potencia la función inmunológica
  • Mejora la salud bucal al prevenir el mal aliento, caries, dolor de muelas, lesiones bucales y otro tipo de infecciones
  • Apoya la salud uterina en las mujeres al regular la producción de estrógenos. También puede ayudar a regular el ciclo menstrual en mujeres premenopáusicas
  • Aborda problemas respiratorios como resfriados, alergias, asma y bronquitis al reducir la acumulación de flemas y congestión
  • Promueve el sueño
  • Mejora la digestión y trata trastornos digestivos como la colitis crónica, colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn
  • Combate el cáncer

El incienso también es uno de los mejores aceites para eliminar las marcas en la piel
Un estudio reciente confirmó que el aceite esencial de incienso es bioactivo y puede influir en la expresión génica humana, regular ascendentemente, al menos, 42 genes y regular descendentemente 41 genes, al declarar que “muchas de estas vías de señalización están muy relacionadas con los procesos biológicos de la inflamación, respuesta inmunológica y remodelación de tejidos en las células humanas”.

Los investigadores también señalaron que: “El alfa-pineno es el principal componente del aceite esencial de incienso (Freo), y es ampliamente reconocido como su principal agente antiinflamatorio.

Además, ha demostrado tener propiedades antiinflamatorias en células mononucleares de sangre periférica humana y macrófagos de ratón al inhibir el factor de necrosis tumoral alfa, interleuquina-1β, óxido nítrico y proteínas quinasas activadas por mitógenos.

Un estudio In Vitro demostró que el alfa-pineno aislado tenía la capacidad de disminuir la expresión de las citoquinas proinflamatorias.

Otro estudio encontró que el alfa-pineno inhibía la translocación nuclear de NF-kB inducida por el lipopolisacárido en las células THP-1, lo que explica sus beneficios en el tratamiento de enfermedades de las vías respiratorias superiores e inferiores.

Las investigaciones recientes también han proporcionado evidencia de que el alfa-pineno tiene algunas propiedades que mejoran el sistema inmunológico, particularmente con respecto a la actividad mejorada de las células T.

En dos estudios relacionados, se investigaron los efectos en la función inmunológica humana de los aceites esenciales de árboles. En ambos estudios, se encontró que la exposición al alfa-pineno incrementaba la actividad de las células T y disminuía los niveles de las hormonas del estrés”.

El incienso exhibe citotoxicidad en células cancerosas
Si bien, aún hay poca investigación, una pequeña cantidad de estudios han analizado el potencial anticancerígeno del aceite de incienso y han descubierto resultados positivos. Por ejemplo:

  • Un estudio realizado en 2011 que investigaba el efecto del alfa-pineno en el melanoma maligno —la forma más agresiva y peligrosa del cáncer de piel— encontró que el alfa-pineno inducía la apoptosis en células de melanoma. Según los autores: “Los resultados de una posible alteración temprana en las mitocondrias, producción de especies reactivas del oxígeno, mayor actividad de la caspasa-3, acumulación de heterocromatina, fragmentación del ADN y exposición del fosfatidilserina en la superficie celular, demostraron que el alfa-pineno fue capaz de inducir la apoptosis.
  • Lo más importante es que esta molécula fue muy eficaz en el tratamiento del melanoma metastásico experimental que reduce el número de nódulos tumorales de pulmón. Este es el primer informe sobre la actividad apoptótica y antimetastásica del alfa-pineno aislado”.
  • Ese mismo año, otro estudio encontró que el aceite esencial de Boswellia sacra inducía la apoptosis específica de células tumorales en células de cáncer de mama y suprimía la agresividad tumoral. En relación, los autores señalaron que: “Los compuestos más abundantes de elevado peso molecular, incluyendo a los ácidos boswellicos, estaban presentes en el aceite esencial de Boswellia sacra elaborado con un proceso de hidrodestilación a 100 °C.

Las tres líneas celulares de cáncer de mama humano fueron sensibles al tratamiento con este aceite esencial, exhibieron una menor viabilidad celular y mayor muerte celular, mientras que la línea de células de mama normales y perpetuadas fueron más resistentes al tratamiento con aceite esencial.

El aceite esencial de Boswellia sacra hidrodestilado a 100 °C fue más potente que el aceite esencial preparado a 78 °C para inducir la muerte de las células cancerosas, lo cual evitó la formación de la red celular… y causó la descomposición de los esferoides de tumores multicelulares… y reguló las moléculas involucradas en la apoptosis, transducción de señales y progresión del ciclo celular.

De forma similar a nuestras observaciones anteriores en células humanas de cáncer de vejiga, el aceite esencial de Boswellia sacra indujo una citotoxicidad específica de células de cáncer de mama.

La supresión de la formación de redes celulares e interrupción del desarrollo de esferoides de células de cáncer de mama promovidos por el aceite esencial de Boswellia sacra sugieren que este podría ser eficaz para el cáncer de mama avanzado.

Asimismo, el aceite esencial puede reprimir consistentemente las vías de señalización y reguladores del ciclo celular que se han propuesto como objetivos terapéuticos para el cáncer de mama…”

  • En 2012, los investigadores encontraron que el aceite esencial de incienso, elaborado con Boswellia sacra, también inducía la muerte celular en células humanas de cáncer de páncreas.
  • Un estudio publicado en 2014 informó que el aceite esencial de incienso inducía selectivamente la apoptosis en células cancerosas a través del estrés oxidativo mediado por NRF-2.

Usos del incienso y otros aceites esenciales
Los aceites esenciales pueden utilizarse en un sinnúmero de formas diferentes, por ejemplo podría:

  • Agregar una o dos gotas en una cucharadita de su aceite portador favorito. El aceite de moringa y de coco sólo son dos de muchos ejemplos.
  • Añadir algunas gotas de aceite esencial en su bañera para un baño aromático. Su cuerpo también podría absorber un poco del aceite. Para evitar que el aceite se separe y flote en la superficie del agua, primero mezcle el aceite con una pequeña cantidad de leche entera.
  • Aplicar una o dos gotas de incienso en las zonas de pulsación durante su meditación o práctica de yoga. Tome en consideración que, aunque el incienso puede utilizarse en forma pura (sin diluir), otros aceites deben diluirse con un aceite portador antes de aplicarse en la piel.
  • Agregar algunas gotas de aceite en una compresa caliente.
  • Difundir el aceite por medio de un vaporizador o difusor destinado específicamente para aceites esenciales (no lo agregue en los humidificadores estándar).

La calidad está en su aroma
Cuando hablamos de aceites esenciales, la calidad es primordial. En primer lugar, nos referimos a los aceites esenciales puros, de grado terapéutico y origen vegetal, no de perfumes o aceites con aroma artificial, que pueden ser tóxicos y generalmente contienen compuestos alergénicos.

Pero incluso entre los aceites esenciales, la calidad puede variar ampliamente y, por lo tanto, puede ser difícil evaluar la calidad de cualquier marca, ya que los factores como las condiciones de cultivo, así como el método de recolección, destilación, fabricación y almacenamiento pueden influir en el producto final.

Los árboles de boswellia pueden producir resinas de diferentes colores. El incienso de tonalidad marrón-amarillenta y turbia es promocionado como el más barato y accesible, mientras que el incienso de color claro y plateado es considerado como de alta calidad.

La Universidad de Minnesota proporciona una guía útil sobre las agencias internacionales que establecen las normas y consideraciones que deben tomarse en consideración al buscar un aceite esencial.

Una de las consideraciones más importantes es buscar una declaración de pureza; debe ser un aceite esencial al 100% (lo que significa que esta diluido, alterado ni mezclado con ninguna otra sustancia). El precio puede ser una referencia, ya que si es muy barato, probablemente sea un reflejo de su mala calidad.

Utilice aceite esencial para mejorar su salud
Quizás el aceite de incienso sea uno de los aceites esenciales más seguros y beneficiosos que puede utilizar para mejorar su salud. También, podría ser una buena opción para mejorar sus sesiones de oración o meditación, ya que ayuda a generar una sensación paz, bienestar y relajación, así como para combatir el estrés.

A pesar de ser una opción segura, es posible que no sea adecuado para todo tipo de personas. Si experimenta algún tipo de reacción adversa, debe dejar de utilizarlo. Siempre debe hacer una pequeña prueba de parche en la piel antes de utilizarlo en áreas más grandes del cuerpo, y diluirlo en caso de ser necesario.

Según la Asociación Nacional de Aromaterapia Holística, el aceite esencial de incienso diluido con un aceite portador es seguro durante el embarazo. La revista Autism Parenting lo recomienda para niños con algún nivel del espectro autista o los que padecen un trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Además, el sitio web Using Essential Oils Safely enlista el incienso como un aceite esencial seguro para los niños.

Dicho lo anterior, de acuerdo con el sitio web RxList, el aceite de incienso puede causar diarrea, náuseas, dolor estomacal y erupciones. También, hay indicios de que la boswellia podría tener efectos diluyentes en la sangre e interferir con los anticoagulantes recetados, como la warfarina, por lo que, las personas con problemas de coagulación sanguínea deben usarlo con precaución.

* Joseph Mercola es un ameritado médico norteamericano que promueve las alternativas de salud. Sus artículos diarios se traducen a varios idiomas y cuenta con miles de seguidores en todo el mundo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 1 =