Houston, Texas, 22 de septiembre de 2021.- En febrero de 2021 se llevó a cabo un trasplante poco común y notable: un hombre de 24 años recibió un trasplante doble de pulmón y riñón en la misma cirugía, mientras luchaba por su vida tras ser infectado con Covid-19.

Howard J. Huang, director médico del Centro de Trasplante de Pulmón del Hospital Houston Methodist, dirigió el equipo que logró esta gran hazaña médica, salvando la vida de este joven padre de tres hijos de Texas, el cual no era considerado un caso de alto riesgo según su historial médico.

“El paciente se sometió a un doble trasplante de pulmón y riñón porque su cuerpo reaccionó de forma muy violenta al Covid-19. Después de ser infectado con el virus Sars-CoV-2, su condición comenzó a empeorar muy rápidamente y, al ingresar al hospital, ya había desarrollado daño pulmonar severo e insuficiencia renal como resultado de la infección por Covid”, explicó Huang.

Sabemos que “muchas personas desarrollan algún tipo de daño orgánico fuera del tracto pulmonar, pero este paciente experimentó una disfunción multiorgánica grave que resultó en insuficiencia renal, además de lesión pulmonar irreversible. Estábamos en una situación en la que los riñones no parecía que se fueran a recuperar. Se sometió a diálisis hasta que tuvimos que tomar la decisión de proceder con un trasplante de múltiples órganos”.

Este tipo de procedimiento de trasplante no es común en ningún lugar del mundo, no sólo por la complejidad del procedimiento en sí, sino por la dificultad de encontrar un donante compatible. “Este fue un procedimiento muy raro que se llevó a cabo en una situación desesperada. En general, preferimos que los trasplantes se realicen bajo un proceso más controlado y no en condiciones de emergencia”, explicó el especialista, y agregó que el paciente ingresó a la lista de trasplantes como una prioridad. El equipo de atención sintió que era lo suficientemente fuerte para someterse al procedimiento debido a la edad y al hecho de que no tenía afecciones subyacentes”.

Explicó que “los trasplantes en pacientes con Covid-19 son muy raros. Se han realizado menos de 100 en todo el mundo desde que comenzó la pandemia”.

Respecto al procedimiento, Huang explicó que la cirugía duró unas 10 horas en total y se realizó el mismo día, primero el trasplante de doble pulmón y luego el de riñón. “El paciente respondió muy bien a la cirugía. Se despertó después de varios días y sus riñones comenzaron a funcionar correctamente, produciendo orina. Fue dado de alta del hospital aproximadamente un mes después del procedimiento y ahora está en casa con su familia”.

A la pregunta expresa de la atención que este paciente deberá seguir por el resto de su vida, el especialista del Hospital Houston Methodist explicó que “es exactamente la misma atención que debe seguir cualquier paciente de trasplante. Deben estar inmunosuprimidos de por vida para evitar el rechazo de órganos. Estos pacientes deben tener más cuidado con su salud ya que tienen una mayor susceptibilidad a las infecciones”.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

3 + 9 =