Ciudad de México 12 de marzo de 2020.- De acuerdo con Kathryn Williams, uroginecóloga del Hospital Houston Methodist, los trastornos del piso pélvico son percibidos por muchas mujeres como una parte normal del envejecimiento que conlleva a tener incontinencia urinaria, fuga de orina accidental y prolapso de órganos pélvicos.

Pese a la seriedad de los síntomas antes mencionados, las mujeres a menudo los ignoran hasta que reducen su calidad de vida. Por ello, la experta del Hospital Houston Methodist nos comparte algunas de las dudas más comunes que las mujeres expresan respecto al piso pélvico y la respuesta médica.

Sufro de escape de orina cuando estornudo, me río, toso o hago ejercicio. ¿Esto es normal?
R= No es normal, ya que 1 de cada 3 mujeres experimentará un trastorno del piso pélvico, incluida la incontinencia urinaria en su vida. En general, las mujeres sufren en silencio porque estos problemas no se discuten abiertamente en la sociedad. En promedio, las mujeres esperan alrededor de 5 años desde el inicio de los síntomas para buscar ayuda y ser evaluadas por un especialista.

¿La incontinencia urinaria es sólo una parte del envejecimiento y es algo que debo aceptar?
R= La incontinencia puede afectar a mujeres de todas las edades, pero no es normal, ni algo que deba aceptar, ya que hay muchas opciones de tratamiento disponibles. Los tratamientos incluyen entrenamiento de la vejiga, ejercicios musculares del piso pélvico, medicamentos, inserciones vaginales, y cirugía mínimamente invasiva.

Siento mucha pesadez y abultamiento abajo del abdomen, ¿qué está causando esto?
R= Cuando se trata del prolapso de órganos pélvicos, las mujeres a menudo dicen sentir presión o laxitud en el piso pélvico. Hay tantas opciones de tratamiento para el prolapso como las hay para la incontinencia. Lo importante es que la paciente reciba un enfoque personalizado para su atención basada en las opciones de tratamiento que mejor se adapten a sus necesidades.

¿Cuál es el riesgo si no hago nada?
R= Si bien los trastornos del suelo pélvico rara vez son caso de emergencias médicas, tanto el prolapso como la incontinencia urinaria pueden afectar en gran medida la calidad de vida de quien los padece.

Las mujeres con incontinencia eligen su ropa, horarios y actividades en torno al miedo a perder el control de la vejiga o la incomodidad del prolapso. Estas condiciones también pueden afectar la función sexual y la confianza durante la intimidad.

Estos son temas muy personales; el objetivo médico es hacer que las pacientes se sientan cómodas tranquilizándolas e informándoles sobre las opciones disponibles para el alivio sintomático.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 8 =