Refuerzan cuidados para pacientes oncológicos en el Hospital Houston Methodist, durante pandemia de Covid-19

0
23

Houston, Texas, 1 de junio de 2020.- Uno de los Estados de la Unión Americana que más activo ha permanecido en cuestión de investigación sobre medicamentos para combatir el virus del Covid-19 es Texas y, en específico, especialistas del Hospital Houston Methodist han dado a conocer datos interesantes que podrían suponer una esperanza en el tratamiento de esta pandemia. Además de los avances científicos que realizan día a día, están implementando medidas de cuidados especiales para pacientes oncológicos que son atendidos en dicho hospital.

Maen Abdelrahim, médico gastro oncólogo del citado hospital, explicó que “Nos encontramos en una grave crisis de salud de la que Texas y Houston no están exentas. En este sentido, los pacientes con cáncer tienen un mayor riesgo si se infectan por Covid-19 ya que están inmunocomprometidos, es por ello que debemos seguir reforzando las medidas de seguridad y precauciones con los pacientes”, explicó.

Agregó que “esta pandemia está ejerciendo mucha presión sobre el sistema de atención médica y los centros oncológicos deben ajustarse, en consecuencia. Los líderes de los hospitales y los directores de los centros oncológicos, incluido el nuestro, han estado trabajando con profesionales locales de atención médica de oncología para enfrentar esta crisis con el objetivo de proteger a nuestros pacientes con cáncer de Covid-19, pero, al mismo tiempo, que continúen recibiendo sus tratamientos”.

El cáncer “no puede esperar a que se resuelva la pandemia. Necesitamos implementar procedimientos y medidas mientras protegemos a nuestros pacientes de manera eficaz y segura. Nosotros en la comunidad oncológica estamos en la primera línea de batalla contra este virus como tantos otros profesionales de la salud, como médicos internistas, personal de enfermería e infectólogos”.

Respecto a cómo es el cuidado y la respuesta ante una posible infección de un paciente oncológico, Maen Abdelrahim explicó que “los médicos oncólogos hemos sido educados sobre el virus y nos mantienen actualizados sobre experiencias nacionales y globales. Tenemos reuniones semanales donde se nos proporciona actualizaciones sobre las políticas y protocolos de la institución que se han implementado como resultado de Covid-19. Durante la reunión, discutimos los desafíos en el cuidado del creciente número de pacientes infectados con Covid-19”.

Agregó que, “además de estas reuniones, nuestro personal de enfermería y todo el personal han recibido capacitación sobre reconocimiento y detección de Covid-19. Implementamos ciertas políticas en las que nuestros pacientes ingresan al centro de cáncer y a la institución en puntos de entrada seleccionados con mecanismos de distanciamiento social. Además, nuestro personal ha sido educado en el uso y distribución apropiados de equipos de protección personal. Sabemos cómo usarlo, quién debe usarlo y a quién distribuirlo”.

Para el experto y sus colegas, este es un momento desafiante no sólo para encontrar la cura del virus, sino para continuar avanzando en otros estudios clínicos para combatir las neoplasias.

“Realizar ensayos de investigación clínica sobre el cáncer durante este tiempo será especialmente difícil. Algunos de los desafíos que enfrentamos es la posibilidad potencial de que el personal de investigación se infecte con COVID-19, así como pacientes potencialmente infectados y que tendrán que ser puestos en cuarentena. Esto puede conducir a una incapacidad para cumplir con la línea de tiempo de los protocolos”.

Agregó que, “otros desafíos incluyen limitaciones de movilidad de los pacientes que participan en nuestros ensayos ya que la seguridad e integridad de nuestros pacientes y de nuestra investigación clínica son nuestras principales prioridades”.

Para finalizar el experto del Hospital Houston Methodist aseguró que “este es un momento difícil para todos nosotros. Necesitamos centrarnos en lo que es urgente en oncología, priorizar medidas y protocolos para proteger a nuestros oncólogos, al personal y, lo más importante, a nuestros pacientes. Debemos brindar atención de alta calidad durante este momento difícil, ya que nuestra misión es como médico primero y oncólogo, en segundo lugar”.

Tal y como el especialista en oncología explicó, todas las áreas médicas y clínicas del Hospital Houston Methodist están involucradas en la atención de pacientes Covid-19.

“Esta es una crisis de todas las especialidades. Aunque trabajo principalmente con pacientes con neoplasias malignas gastrointestinales, nuestra misión, ante todo, es ayudar a diagnosticar, identificar y tratar a los pacientes infectados con Covid-19 para limitar la propagación del virus. Este ha sido un objetivo claro para la comunidad oncológica, independientemente de su especialidad”.

“Soy el director médico de la Unidad de Fase I en el Hospital Houston Methodist, y he estado apoyando a mis colegas en la primera línea de la investigación clínica Covid-19. Nuestra institución es uno de los primeros hospitales en Estados Unidos en usar y analizar plasma convaleciente para tratar Covid-19”.

Agregó que, “este proceso implica el uso de plasma de aquellas personas recuperadas de Covid-19 para tratar los síntomas y disminuir la mortalidad en los recién infectados o prevenir la infección en individuos de alto riesgo. El concepto se basa en proporcionar anticuerpos neutralizantes de virus del suero de los pacientes infectados-recuperados a las personas recién infectadas y/o que son de alto riesgo.

El Hospital Houston Methodist realizó uno de los ensayos clínicos del medicamento antiviral Remdesivir el cual recientemente recibió la aprobación por el Food and Drug Administration (FDA) para el tratamiento del Covid-19.

Maen Abdelrahim completó su especialización en farmacia, tras presentar su trabajo de postgrado en el campo de la farmacología y toxicología. La capacitación clínica como oncólogo médico es una de sus principales motivaciones. Su investigación en el área médica traslacional se centra en el descubrimiento y desarrollo de nuevos medicamentos contra el cáncer. Identificó, por primera vez, una nueva clase estructural de compuestos que pueden dirigirse un factor de transcripción selectivo llamado proteínas Sp. Dichos factores de transcripción ahora se reconocen como objetivos para el desarrollo de nuevos medicamentos contra el cáncer.

Ha identificado compuestos que, en parte, inhiben el crecimiento tumoral y la angiogénesis al inducir la degradación proteasoma-dependiente de proteínas Sp seleccionadas en células y tumores cancerosos. El compuesto principal de esta clase (ácido tolfenámico) ha alcanzado el ensayo clínico de fase I, para tratar pacientes con cáncer de páncreas avanzado y metastásico en combinación con gemcitabina y radioterapia. Tiene una solicitud de patente presentada para el nuevo uso de estos compuestos en los cánceres gastrointestinales. Él descubrió que la proteína Sp4 se sobre expresa en cánceres gastrointestinales, incluido el cáncer de páncreas, y que el papel de la Sp4 puede ser tan importante como la Sp1 en algunos tipos de cánceres gastrointestinales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 + cuatro =