Quemaduras, grave problema de salud que se puede prevenir

0
182

Ciudad de México, 27 de abril de 2019.- En el Día Nacional de Prevención en Quemaduras en Niñas, Niños y Adolescentes, la Academia Nacional de Medicina de México (Anmm) realizó el simposio Quemaduras, estrategias de prevención para crear una mayor conciencia de que los accidentes que causan las quemaduras, en su mayoría, son prevenibles.

En México, las estadísticas muestran que las lesiones por quemaduras ocupan el decimotercer lugar de las causas de defunción con 2 mil 775 muertes al año, reveló Jocelyn Sue Alonso Beltrán, integrante del Centro Nacional de Investigación y Atención al Paciente Quemado (Ceniaq).

“La mayoría de quemados han sido adultos de 20 a 50 años y sólo el 32 por ciento de estas quemaduras se presentan en niños entre 0 a 19 años, pero ocurren con mayor frecuencia en menores de 4 años”, dijo la especialista.

Las causas más comunes se siguen atribuyendo a accidentes en el hogar, en el caso de los niños y, en el de los adultos, a los accidentes que suceden en el trabajo.

En México, de sus poco más de 120 millones de habitantes, al menos 5.5 por ciento “hemos estado expuestos a una quemadura”, dijo. La Ciudad de México, Jalisco y el Estado de México son las entidades federativas con mayor número de personas que sufren lesiones de este tipo.

De acuerdo con Alonso Beltrán, de entre los pacientes que se han reportado como quemados, 25 de cada 100 han requerido atención hospitalaria de carácter ambulatorio, es decir, no han requerido hospitalización; sin embargo, 70 por ciento sí la ha necesitado.

Los costos por estos accidentes impactan de igual forma en materia de salud pues un paciente que se quema y no tiene una secuencia tan grave, pero que requiere de hospitalización, puede llegar a gastarse hasta medio millón de pesos.

“Pero, si el paciente tiene una enfermedad asociada, el costo se incrementa de 500 mil pesos a cinco millones, y si el paciente tiene una secuela grave o una complicación el precio va de 5 hasta 40 millones de pesos”, dijo Jocelyn Alonso.

Ante este esquema, Raúl Carrillo Esper, del Instituto Nacional de Rehabilitación “Luis Guillermo Ibarra Ibarra”, explicó que, a pesar de todos los adelantos tecnológicos, prevenir es mejor que tratar.

“Las quemaduras son un problema serio de salud pública y tenemos que ser ese portavoz con los tomadores de decisiones para elaborar campañas más intensas de prevención, en los centros escolares, de trabajo o en los sitios donde están siendo atendidos los adultos mayores, pues los accidentes siguen ocurriendo”, concluyó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − nueve =