Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola

Estados Unidos, 20 de septiembre de 2020.- Aunque es molesto y, a veces, vergonzoso, la secreción nasal en climas fríos es una de las formas en que su cuerpo protege las membranas mucosas. La mucosidad y el flujo nasal adicional ayudan a atrapar bacterias, virus y otros cuerpos extraños. Estos quedan atrapados en la mucosidad y luego se eliminan cuando la nariz escurre.

Cuando tiene un resfriado o una enfermedad viral, esto también pude generar mucosidad. Pues, este sistema impide la entrada de ciertas sustancias y las elimina del cuerpo. Lo curioso es que, incluso cuando no está enfermo, las glándulas de la nariz, garganta, vías respiratorias e intestinos producen entre uno y dos cuartos de mucosidad al día.

Primera biología, segunda gravedad
Cuando el clima es frío su cuerpo produce más mucosidad para calentar el aire e hidratar sus membranas que lo protegen del aire frío y seco. Esta mucosidad adicional actúa de forma parecida a un matamoscas. Cualquier residuo del medio ambiente como bacterias, virus u otros pequeños cuerpos extraños, se adhiere a la mucosidad y se traga y luego la nariz escurre.

La acción de capturar y eliminar objetos extraños ayuda a proteger el delicado tejido de los alvéolos o bronquiolos de los pulmones para que no se dañen. En cambio, las enzimas del estómago destruyen las partículas de polvo y los gérmenes que traga o se expulsan a través del escurrimiento nasal.

La nariz escurre debido a la química y a la física básica. A medida que respira aire, su cuerpo lo calienta. Cuando exhala aire caliente y húmedo se libera como aire frío y seco. La reacción entre aire caliente y húmedo con aire frío y seco produce microgotas de agua. Puede apreciar este mismo fenómeno en la ducha de su casa. Al tomar una ducha caliente, a menudo se forman microgotas de agua en el espejo del baño, como resultado de la mezcla de aire caliente generado por una ducha caliente y aire frío en el baño.

Las microgotas de agua se forman casi al final de la nariz cuando el aire caliente de los pulmones se encuentra con el aire frío del exterior. Entonces la gravedad hace su trabajo. Estas microgotas de agua se podrían mezclar con la mucosidad y salir de su cuerpo. Por desgracia, ninguna cantidad de inhalación evitará que salgan, porque las microgotas se forman casi al final de la nariz.

¿Qué pasa cuando está enfermo?
Podría presentar secreción nasal, también conocida como rinorrea, cuando está infectado por un virus o tiene una reacción a una molécula de proteína (una reacción alérgica común). En este caso, la producción de muchas cantidades de mucosidad es una respuesta del sistema inmunológico. La mucosidad funciona como una trampa para las moléculas de alérgenos o virus al expulsarlas del conducto nasal o en el tracto digestivo.

Un síntoma secundario cuando está enfermo es el goteo postnasal. Que sucede cuando la producción de mucosidad incrementa debido a un resfriado o una alergia y no por el clima frío. El líquido que gotea por la parte posterior de la garganta será irritante y puede contener sustancias inflamatorias que podrían provocar tos, en especial, durante la noche. El exceso de mucosidad en la parte posterior de la garganta puede provocarle dolor de garganta y hacer que se sienta y esté afónico.

La mucosidad adicional se produce en la nariz, las vías respiratorias, los senos nasales y el tracto intestinal. Si la mucosidad bloquea los conductos nasales, puede provocar una infección de los senos nasales, ya que las bacterias o los virus atrapados en la mucosidad comienzan a crecer en los senos nasales. Si la mucosidad bloquea la trompa de Eustaquio que conecta el oído medio con la garganta, puede provocar una infección de oído.

Respalde su sistema inmunológico y prevenga o reduzca la duración de un resfriado
Cuando la nariz escurre debido al clima frío, tenga por seguro que dejará de hacerlo cuando entre a un lugar donde la temperatura sea cálida. Si esto ocurre debido a una enfermedad viral, el escurrimiento nasal y postnasal no desaparece tan rápido. Sus elecciones cotidianas tienen resultados en la capacidad del cuerpo para combatir bacterias, virus y otros patógenos. Este es un buen momento para incluir alimentos que ayuden al sistema inmunológico, como:

• Proteína de lactosuero de alta calidad
• Alimentos fermentados que puede preparar en casa para que el intestino tenga bacterias que beneficien a su salud
• Cocos y aceite de coco
• Hongos, en especial, shitake, reishi, hongos cordyceps, cola de pavo y himematsutake, que contienen betaglucanos y tienen propiedades inmunológicas
• Ajo, un potente antimicrobiano que podría matar hongos, virus y bacterias

Estos son pasos adicionales que puede seguir para disminuir el tiempo de un resfriado o prevenirlo.

1. Propóleo: Esta sustancia de resina que las abejas recolectan de las yemas de las hojas de los árboles y algunas verduras es transformada por las abejas y se usa para desinfectar la colmena. Es uno de los compuestos antimicrobianos de más amplio espectro que se conocen y es una fuente rica de ácido cafeico y apigenina, dos compuestos importantes en la respuesta inmunológica.
2. Vapor: Aunque el vapor no es compatible con su sistema inmunológico, ayudará a reducir los tapones de mucosidad en la nariz y los senos nasales y reducirá la inflamación en las fosas nasales, lo que facilitará la respiración.
3. Aceite de orégano: El aceite concentrado de la planta de orégano está disponible en la tienda de alimentos saludables tanto en cápsulas como en aceite. El aceite tiene un fuerte sabor a orégano. La concentración de carvacrol es el agente antimicrobiano más activo en el aceite de orégano. Cuanto mayor sea la concentración en el producto que compra, más eficaz podría ser.
4. Zinc: Este mineral nutricionalmente esencial es muy importante para el buen funcionamiento de su sistema inmunológico. El zinc en especial se usa en el desarrollo de células en su sistema inmunológico que luchan contra virus y bacterias. También es importante para la estructura de ciertas enzimas antioxidantes en su cuerpo. Su deficiencia podría afectar su susceptibilidad a agentes infecciosos. Sin embargo, el exceso de una cosa buena también incrementa la posibilidad de un desequilibrio en otros nutrientes. Su cuerpo necesita un equilibrio entre todos los micronutrientes, minerales y vitaminas para funcionar de manera óptima. Por eso, le recomiendo que lo consuma diariamente por medio de una alimentación bien balanceada. Se ha demostrado que tomar una pastilla de zinc dentro de las primeras 24 horas después de enfermarse de un resfriado disminuye la duración y la gravedad del resfriado.
5. Vitamina D: La deficiencia de vitamina D es muy común en los Estados Unidos. Su cuerpo produce vitamina D de forma natural con una exposición sin protección a los rayos sol. Sin embargo, la mayoría de las personas en Estados Unidos no obtienen el tiempo de exposición necesario durante todo el año para producir cantidades adecuadas de vitamina D. Si toma un suplemento por vía oral, es importante tomar vitamina D3 y no vitamina D2, que conlleva un mayor riesgo de mortalidad, según un metanálisis de 50 estudios controlados aleatorios de Cochrane Database. Si toma suplementos de vitamina D en dosis altas, también debe tomar vitamina K2. La deficiencia de vitamina K2 es lo que produce los síntomas de toxicidad de la vitamina D, que incluye una calcificación inapropiada que puede causar al endurecimiento arterial.
6. Peróxido de hidrógeno: Por lo general, no recomiendo medicamentos de venta libre, pero un tratamiento simple que puede probar y que es muy efectivo contra las infecciones de las vías respiratorias superiores es el peróxido de hidrógeno. Solo coloque unas gotas de peróxido de hidrógeno al 3 % (H2O2) en cada oído.
Es posible que escuche un poco de burbujeo, que es completamente normal, y tal vez sienta una ligera sensación de escozor. Espere hasta que disminuyan las burbujas y el escozor (de 5 a 10 minutos), luego drene sobre un pañuelo y repita el mismo procedimiento con el otro oído. Una botella de peróxido de hidrógeno en una solución al 3% está disponible en cualquier farmacia por un par de dólares o menos. No utilice esta técnica si cree que tiene una infección de oído y es posible que su tímpano se haya roto o abierto.
7. Vitamina C: Este es un potente antioxidante soluble en agua que es muy bueno para fortalecer sistema inmunológico. Incluso, la deficiencia de esta vitamina podría contribuir a un mayor riesgo de contraer un agente infeccioso como un resfriado. Por ejemplo, en una investigación publicada en Cochrane Database of Systematic Reviews en 2013 se descubrió que los suplementos regulares con vitamina C tuvieron un «efecto modesto, pero constante en aliviar los síntomas del resfriado común». Los atletas de alta resistencia que tomaron suplementos de vitamina C también redujeron a la mitad su riesgo de sufrir algún resfriado común. Los kiwis son muy ricos en vitamina C, E, folato, polifenoles y carotenoides. En una investigación publicada en el British Journal of Nutrition se descubrió que una alimentación a base de kiwi reducía la duración y la gravedad de los síntomas de las infecciones del tracto respiratorio superior en las personas mayores. Otros alimentos ricos en vitamina C incluyen frutas cítricas, pimientos rojos, brócoli, coles de Bruselas, calabaza, papaya, batatas y jitomates.
8. Extracto de hoja de olivo: Los antiguos egipcios y las culturas mediterráneas lo usaban para mejorar la salud. Es muy conocido porque fortalece el sistema inmunológico de manera natural y no es tóxico.
9. Reduzca el sueño y los niveles de estrés: No se puede exagerar la importancia del sueño y la reducción del estrés para su sistema inmunológico. Puede confiar en su capacidad para trabajar muchas horas y dormir poco, pero esa práctica supone una gran carga para su sistema inmunológico, por lo tanto, compromete a su capacidad para combatir infecciones.
10. Lavarse las manos: El simple hecho de lavarse las manos reduce su exposición a bacterias y virus. Aunque esto no reducirá una infección actual, podría ayudar a prevenir futuras infecciones. Tenga cuidado de no lavarse demasiado las manos, ya que esto podría causar pequeñas heridas en la piel a través de las cuales los agentes infecciosos pueden ingresar a su cuerpo y mantenga sus manos alejadas de su cara tanto como sea posible para prevenir la propagación de virus a sus ojos, nariz y boca.
11.Haga ejercicio de forma regular: Esto es muy importante para prevenir infecciones y mejorar su sistema inmunológico. En un estudio, los investigadores descubrieron que las personas que hacían ejercicio con regularidad (al menos, cinco veces a la semana) reducían el riesgo de resfriarse en un 50%. El ejercicio también es beneficioso para mejorar la calidad del sueño y reducir el estrés, lo que también es importante para reforzar el sistema inmunológico.
12. Evite el consumo de azúcar y granos: Si siente que se va a enfermar lo mejor es evitar el consumo de azúcar, endulzantes artificiales, alimentos procesados y cereales. El azúcar daña su sistema inmunológico e incrementa su riesgo de enfermarse. Los alimentos procesados se endulzan con azúcar o endulzantes artificiales y los granos se metabolizan en azúcar en el cuerpo.

Formas naturales de reducir la rinorrea de una reacción alérgica
Las reacciones alérgicas también pueden provocar secreción nasal. Algunos de los métodos para reducir o prevenir un resfriado también se pueden usar para equilibrar su sistema inmunológico y reducir la reacción a los alérgenos. Las primeras estrategias que se debe utilizar durante la temporada de alergias son: tener un sueño de calidad, reducir el estrés, lavarse las manos y evitar el consumo de azúcar y los granos. Éstas son otras formas naturales de ayudar a reducir el goteo nasal.

• Evite las piscinas y jacuzzis con cloro, ya que podrían incrementar los problemas respiratorios y su respuesta alérgica.
• Utilice un rinocornio para enjuagar las fosas nasales un par de veces al día. Esto ayuda a eliminar los alérgenos de los senos nasales y reduce su respuesta a los alérgenos.
• Utilice únicamente agua esterilizada en el rinocornio para evitar consecuencias mortales.
• La acupuntura y las técnicas de libertad emocional (EFT) son técnicas energéticas que se utilizan para reducir la respuesta inmunológica exagerada que tiene su cuerpo a moléculas de proteínas específicas.
• Para disminuir la exposición a patógenos, mantenga las ventanas de su automóvil y de su casa cerradas los días en que los niveles de polen sean altos.
• La ortiga es un antihistamínico natural que podría ayudar a disminuir la secreción nasal sin sus efectos secundarios, como somnolencia y resequedad bucal. La dosis recomendada es de 300 mg de extracto de ortiga liofilizado al día.
• El aceite de eucalipto es calmante y podría curar las membranas mucosas. Añada un par de gotas de aceite puro al agua hirviendo para un tratamiento de vapor, unas gotas en el agua para bañarse o una gota en una bola de algodón que pueda oler varias veces al día.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − cuatro =