Por qué caminar descalzo podría ser esencial para la buena salud

0
30

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola
Datos comprobados

Estados Unidos, 27 de septiembre de 2020.- ¿Cuándo fue la última vez que se quitó los zapatos y disfruto sentir la tierra bajo sus pies? Tal vez es difícil de creer, pero comprometerse con este simple placer podría darle a su salud el impulso que tanto necesita.

En algunos casos comprometerse en actividades que lo hacen sentir bien en un nivel intrínseco es en realidad bueno para su salud, como el sentir los rayos del sol calentando su piel. Otro de los casos es caminar descalzo en el exterior con las plantas de los pies libres para que toquen la tierra. Esa actividad es conocida como ‘Earthing’ o ‘Grounding’.

Personalmente, he estado involucrado con esta actividad durante más de quince años y he buscado realizar esta actividad siempre que me es posible. Este es un fascinante concepto de vanguardia, y si desea obtener más detalles, lo invito firmemente a que lea cuidadosamente el artículo presentado.

Usted es un ser eléctrico y la superficie de la Tierra es conductora de electricidad
Al ser una criatura eléctrica, su cuerpo produce regularmente cargas positivas que pueden oxidarlo o dañarlo en caso de excederse. La superficie de la Tierra es electrónicamente conductiva; mantiene una carga negativa con un suministro libre de electrones que continuamente se carga por el circuito eléctrico atmosférico global.

De tal manera como lo reportó el Journal of Environmental and Public Health: “Se ha establecido, aunque no es un hecho ampliamente apreciado, que la superficie de la Tierra posee un suministro sin límites y continuamente renovado de electrones libres o móviles… Existe mucha evidencia que sugiere que la negatividad potencial de la Tierra puede crear un ambiente bioeléctrico interno estable para el funcionamiento normal de todos los sistemas del cuerpo. Por otra parte, las oscilaciones de la intensidad del potencial de la Tierra pueden ser importante para establecer el reloj biológico que regula los ritmos diurnos corporales, como la secreción de cortisol”.

También existe creciente investigación que muestra que esta conexión con la superficie de la Tierra juega un papel vital en la prevención de enfermedades y, además, ofrece una variedad de beneficios: desde mejoramiento del sueño hasta alivio de dolor.

El problema radica en que, mientras los seres humanos han pasado históricamente mucho de su tiempo con la piel expuesta a la Tierra (tanto caminando como durmiendo, cobijados por pieles de animales, lo cual permiten que los electrones entren en su cuerpo), hoy en día esta conexión vital se ha perdido.

Los investigadores continúan: “A través de la historia, los humanos han caminado descalzos o con zapatos hechos de pieles de animales. Dormían sobre pieles de los animales utilizadas como calzado o alfombras, los electrones libres abundantes de la Tierra eran capaces de entrar en sus cuerpos, los cuales son eléctricamente conductivos. Mediante este mecanismo, cada parte de sus cuerpos podían equilibrarse con el potencial eléctrico de la Tierra, estabilizando así el entorno eléctrico de todos los órganos, tejidos y células.

El estilo de vida moderno ha separado drásticamente a los humanos del primordial flujo de los electrones de la Tierra. Por ejemplo, desde los años 60, hemos utilizado el aislante de goma o el plástico como suela de zapato en lugar de la piel tradicional de los animales… obviamente ya no dormimos en el suelo o sobre las pieles de animales, como se solía hacer en el pasado”.

¿Qué sucede cuando absorbemos electrones libres de la Tierra?
La teoría científica detrás de los beneficios de salud vistos por esta sencilla práctica es que, debido a que la Tierra tiene una carga más negativa que su cuerpo, usted termina absorbiendo electrones.

Esto, según mi entendimiento, es uno de los antioxidantes más potentes que conocemos y podría tener un efecto antiinflamatorio y antioxidante en su cuerpo. Así como se escribió en el Journal of Alternative and Complementary Medicine: “Está bien establecido, aunque no bien sabido que la superficie de la Tierra posee un suministro constante y sin límites de electrones libres o móviles como consecuencia de un circuito eléctrico atmosférico global.

Los zapatos con suela aislante y/o dormir en camas que se aíslen de la superficie eléctrica de la Tierra, ha hecho que muchas personas se desconecten de los ritmos eléctricos del planeta y los electrones libres… Un artículo demostró que al conectar el cuerpo humano con la Tierra durante el sueño (Earthing) normaliza el ritmo de cortisol diario y mejora el sueño. Reportaron una variedad de otros beneficios, incluyendo una disminución del dolor e inflamación. Estudios posteriores han confirmado estos descubrimientos pasados y han documentado efectos clínicos y psicológicos casi inmediatamente después de que su cuerpo ha tenido contacto con el suelo”.

Para simplificar esto, se cree que el flujo de los electrones libres de la superficie de la tierra ayudará a neutralizar los radicales libres y reducir tanto la inflamación crónica como la aguda, que es la raíz de muchas condiciones de salud y el envejecimiento acelerado.

El “Earthing” muestra beneficios significativos
En un artículo publicado en el Journal of Environmental and Public Health, los investigadores revisaron las investigaciones sobre el ‘Earthing’, que reveló un impacto impresionante en varias condiciones de salud. La mayoría de los estudios incluyeron métodos de pruebas internas que simularon haber estado descalzos en el exterior. Se descubrió que esto ayudó a mejorar las siguientes condiciones:

• Problemas para dormir incluyendo apnea del sueño
• Dolor crónico muscular y de las articulaciones
• Condiciones de asma y respiratorias
• Artritis reumatoide
• PMS o síndrome premenstrual
• Hipertensión
• Niveles de energía
• Estrés
• Actividad y respuesta del sistema inmune
• Ritmo cardíaco variable
• Indicadores principales de osteoporosis
• Niveles de glucosa en ayuno en las personas con diabetes

Los investigadores escribieron que, otro beneficio invalorable es que cuando su cuerpo toca el suelo, “su potencial eléctrico se regula con el potencial eléctrico de la Tierra a través de una transferencia de electrones que van de la Tierra a su cuerpo”. Esto a su vez ofrece una “protección” contra los campos electromagnéticos que están omnipresentes en el medioambiente.

El documento continúa: “El estudio realizado por Richard Feynman, quien ganó el Premio Nobel por su conferencia en electromagnetismo, confirmó que el efecto de la “protección” del contacto de su cuerpo con la Tierra. Feynman dijo que cuando el potencial de su cuerpo es el mismo que el potencial eléctrico de la Tierra, esto se vuelve una extensión del gigantesco sistema eléctrico de la Tierra. Entonces el potencial de la Tierra se convierte en el agente funcional que elimina y reduce o hace a un lado los campos eléctricos de su cuerpo”.

La mayoría de los científicos que trabajan en esta área ahora creen que los efectos benéficos son mediados a través de la reducción de la inflamación y el adelgazamiento de la sangre. De hecho, el efecto del adelgazamiento de la sangre es tan profundo que si usted está tomando un medicamento para adelgazar la sangre sería recomendable consultar a su médico inmediatamente, ya que probablemente la dosis de su medicamento tendrá que ser disminuida.

Cómo mantener el contacto con la Tierra
Los efectos del contacto con la Tierra parecen ser tan profundos que los investigadores recomendaron a los médicos recetar sesiones con pies descalzos a medida que lo permita la temperatura. Esto es tan simple como suena: quítese los zapatos y los calcetines y camine descalzo sobre el pasto, tierra, arena o sobre lo que sea.

Estudios sugieren que los beneficios como el alivio del dolor y la disminución de estrés pueden presentarse en solo 30 a 80 minutos de caminar descalzo en cualquier hora del día. Esto obviamente podría ser un problema durante el invierno o si vive en un área urbana sin acceso fácil a los parques u otra superficie donde puede caminar con los pies descalzos. Otra opción sería utilizar almohadas para ‘earthing’ o ‘grounding’ que le permitan obtener los beneficios de los electrones de la Tierra a pesar de estar dentro de casa, especialmente mientras se encuentra dormido.

Así como la exposición regular al sol, caminar descalzo fuera de casa es una práctica sumamente descuidada que puede corregir fácilmente. En el Journal of Environmental and Public Health, los investigadores concluyeron que: “La evidencia demuestra que el contacto con la Tierra —ya sea dentro o fuera de casa conectado a sistemas conductore— podría ser una efectiva y simple estrategia, pero muy profunda contra el estrés crónico, la disfunción del sistema nervioso autónomo (ANS), inflamación, dolor, insomnio, trastornos con los cambios de su ritmo cardíaco (HRV), sangre hipercoagulada y muchos otros problemas de salud, incluyendo la enfermedad cardiovascular. La investigación apoya el concepto de que el concepto de ‘eathing’ o ‘grounding’ (contacto con el suelo) podría ser un elemento esencial en la ecuación de la salud junto con el sol, aire puro y agua, alimentos nutritivos y actividad física”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + 16 =