Por qué algunas personas atraen más a los mosquitos

0
32

Dr. Mercola

Estados Unidos, 18 de noviembre de 2022.- ¿Alguna vez ha ido de excursión con un amigo y ha vuelto a casa lleno de picaduras de mosquitos, mientras que su amigo no tenía ninguna? Es un hecho que algunas personas son como un imán para los mosquitos mientras que otras parecen tener un escudo invisible contra estas molestas plagas. La razón exacta por la que los mosquitos se sienten más atraídos por ciertos huéspedes que por otros es objeto de un debate más acalorado.

Hace tiempo, se descubrió que la composición de la microbiota de la piel humana influye en la atracción que sienten los mosquitos, sobre todo, si se trata del mosquito de la malaria africana, que se conoce como Anopheles gambiae sensu stricto. Estos insectos, en particular, prefirieron picar a personas con una gran abundancia, pero poca diversidad, de bacterias en la piel.

Una investigación que se publicó en la revista Cell brinda más detalles sobre el tema, esta vez sobre la especie de mosquito Aedes aegypti (A. aegypti), que transmite la fiebre amarilla, el dengue, el chikungunya, el zika y Nilo del Oeste, entre otras enfermedades. En ella, se reveló que las diferencias en los olores de la piel pueden ser un factor importante que determine si los mosquitos lo comen vivo o si prefieren un bocadillo más tentador.

Investigadores exploran razón por la que algunas personas son “imán de mosquitos”
Se han planteado muchas hipótesis sobre por qué los mosquitos atacan o evitan a ciertas personas. Entre ellas, se sugirió que el tipo de sangre ABO es un imán para los mosquitos, mientras que comer ajo y contar con diversas vitaminas B son repelentes naturales.

A pesar de ello, es necesario hacer más investigaciones para respaldar esas hipótesis. De igual manera, se descubrió que el embarazo y el consumo de cerveza hacen que una persona sea más atractiva para los mosquitos, pero esto no explica las diferencias que existen entre el resto de la población.

Los mosquitos A. aegypti se sienten atraídos por las criaturas vivas de sangre caliente que detectan, en parte, debido al dióxido de carbono y al calor corporal que emiten. No obstante, el olor de la piel puede darles pistas sobre si un objetivo es un animal humano o no humano y, entre la especie humana, si es un individuo es más buscado que otros.

El olor de nuestra piel se compone de compuestos orgánicos. No debemos confundirnos con los olores de las axilas, ya que la piel humana emite un olor menos intenso que suele pasar desapercibido entre las personas, pero que puede destacar entre los mosquitos. Para comprobarlo, un equipo de investigadores les solicitó a 64 adultos que usaran medias de nailon en los brazos para captar su olor particular.

Después de eso, las medias de nailon se colocaron en un recipiente con mosquitos hembra A. aegypti. A pesar de que los mosquitos hembra viven solo de tres a seis semanas, cada una pica a varios humanos durante ese período de tiempo para consumir suficiente proteína para poner huevos hasta cada cuatro días.

“Este comportamiento repetitivo de alimentación dirigido por las personas hace que los mosquitos contraigan y transmitan patógenos en sucesivas picaduras”, escribieron los investigadores en Cell. “Los Aedes aegypti son vectores eficientes de enfermedades porque se especializan en huéspedes humanos, lo que enfoca la transmisión de patógenos en nuestra especie”.

Ciertos olores de su piel podrían convertirlo en un bocadillo muy tentador para los mosquitos
En el estudio, se colocaron dos medias de nailon de diferentes personas en un contenedor a la vez, para evaluar si una era más atractiva para los mosquitos. Durante varios meses, los investigadores utilizaron múltiples medias de nailon en las pruebas y revelaron que ciertos olores eran más atractivos para los mosquitos. La muestra que atrajo más mosquitos obtuvo una puntuación más de 100 veces mayor que los olores menos atractivos.

Para el siguiente paso, los investigadores analizaron los perfiles de olores para determinar a qué podían deberse las diferencias. Los olores más tentadores para los mosquitos fueron de personas con niveles más altos de ácidos carboxílicos, los cuales se producen en el sebo, que es un compuesto aceitoso que ayuda a mantener la piel hidratada.

Esto coincide con investigaciones previas que encontraron vínculos entre los microbios de la piel y la frecuencia de las picaduras de mosquitos, ya que las bacterias beneficiosas de la piel “mastican estos ácidos” para producir el olor característico de las personas, según la autora del estudio Leslie Vosshall, profesora de la Universidad Rockefeller.

En el estudio, se indicó lo siguiente: “Los sujetos más atractivos produjeron niveles mucho más altos de tres ácidos carboxílicos (ácidos pentadecanoico, heptadecanoico y nonadecanoico), así como 10 compuestos no identificados de la misma categoría química. La mezcla específica de estos y otros ácidos carboxílicos fue distinta entre diferentes sujetos que atraían mucho a los mosquitos. Por lo tanto, es posible que haya más de una manera en la que una persona puede ser muy atractiva para los mosquitos”.

Además, un sujeto produjo niveles elevados de ácidos carboxílicos, pero resultó ser muy poco atractivo para los mosquitos. Es posible que esta persona también emita un repelente natural que contrarreste el atractivo de los ácidos carboxílicos.

Diversas investigaciones previas revelaron, por ejemplo, que las personas que son menos atractivas para los mosquitos tenían niveles más altos de ciertos compuestos en la piel, en concreto, 6-metil-5-hepten-2-ona, octanal, nonanal, decanal y geranilacetona. Estos compuestos pueden actuar como repelentes naturales, los cuales pueden interactuar con los atrayentes, como los ácidos carboxílicos, para influir en el atractivo general de un individuo para estos insectos.

Si usted es un imán para los mosquitos, lo será durante toda su vida
También hay otras variables en juego, ya que los mosquitos son cazadores oportunistas. Si se encuentra solo, es posible que lo piquen con más frecuencia, incluso, si tiene un atractivo “bajo”, solo porque es la única fuente de alimento para ellos. Aun así, en un entorno donde haya varias personas, los mosquitos pueden optar por un huésped más atractivo porque tienen esa opción.

Asimismo, es probable que exista un componente genético, ya que las investigaciones han descubierto que los gemelos idénticos tienden a tener un atractivo muy similar para los mosquitos, mucho más que los gemelos fraternos. No obstante, respecto a los olores de la piel, esta mantiene un nivel constante de ácidos carboxílicos a lo largo del tiempo. Esto significa que, si usted tiene un olor que atrae a los mosquitos, es probable que se mantenga siempre así, para bien o para mal.

“Esta propiedad de ser como un imán para los mosquitos es una constante durante toda la vida, lo cual es una buena o una mala noticia, dependiendo de quién sea la persona”, comentó Vosshall para Scientific American. Ahora bien, respecto a la razón por la que los mosquitos adoran el olor de los ácidos carboxílicos, los investigadores especularon que podría deberse a que es un olor que solo se encuentra en las personas.

Las personas emitimos ácidos carboxílicos más que otros animales y es posible que los mosquitos hayan evolucionado para cazarnos porque solían tener agua muy cerca, que es el ambiente en el que se reproducen. Por lo tanto, los mosquitos pueden haber evolucionado para elegir a los humanos por encima de otros mamíferos por medio de la percepción de sus ácidos carboxílicos a través del olfato.

¿Se está desarrollando un repelente de mosquitos de larga duración?
Los investigadores están utilizando los hallazgos para desarrollar repelentes de mosquitos personalizados que podrían funcionar muy bien con el microbioma de la piel. Omar Akbari, biólogo celular y molecular de la Universidad de California, quien no participó en el estudio presentado, está trabajando en un proyecto llamado ReVector, que cuenta con el financiamiento de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (Darpa) del Departamento de Defensa. A través del programa, se está trabajando para crear repelentes de mosquitos de larga duración para el personal militar, para lo cual, se alteran las moléculas volátiles en la piel.

De acuerdo con la Darpa: “Los mosquitos se sienten atraídos al área general de los humanos por los volátiles que emitimos por medio de nuestro aliento. Sin embargo, el calor y las moléculas volátiles de la piel humana son las que los dirigen a los sitios específicos del cuerpo de los que se alimentan. El metabolismo de los organismos en el microbioma de la piel es el que produce muchas de esas moléculas volátiles.

Los investigadores del programa ReVector trabajan en el desarrollo de tecnologías precisas, seguras y eficaces para modular el perfil de las moléculas volátiles relacionadas con la piel y, para ello, modifican los organismos presentes en el microbioma cutáneo y sus procesos metabólicos”.

Los tratamientos ReVector se pueden aplicar varias horas antes de que se necesiten y tienen una duración de hasta dos semanas. Omar Akbari explicó para Scientific American que: “la idea es tomar las bacterias de la piel que colonizan los humanos… y modificarlas de tal manera que puedan expresar un compuesto repelente o degradar algo que sea atractivo”.

Las enfermedades transmitidas por vectores causan más del 17% de las enfermedades infecciosas en todo el mundo y provocan más de 700,000 muertes al año. Muchos vectores son insectos hematófagos como los mosquitos, por lo que no hay duda de que es importante controlar a estos insectos y protegernos contra las picaduras.

Aun así, los vínculos de ReVector con Darpa son motivo de preocupación, dado su largo historial de vigilancia, que incluye el uso de datos médicos y no médicos para prevenir ataques terroristas. Darpa gestionó Total Information Awareness (TIA), un programa que surgió después de los ataques del 11 de septiembre, cuyo objetivo era recopilar registros médicos, huellas dactilares y otros datos biométricos de las personas en los Estados Unidos, junto con ADN y registros relacionados con finanzas personales, viajes y consumo de medios.

También trabajaron en el desarrollo de un biosensor inyectable con su fabricante, Profusa. Este sensor se conecta a un teléfono inteligente, lo que permite examinar la fisiología de una persona de manera remota. Además, Profusa cuenta con el respaldo de Google, la mayor empresa de recopilación de datos del mundo, lo cual debe hacernos reflexionar sobre este nuevo repelente de mosquitos. Tal vez, esta no sea la agencia más apropiada para jugar con los microbios de nuestra piel.

¿Aún no está convencido? Lea un poco sobre el proyecto de Darpa de 2016, conocido como “Insect Allies”. ¿De qué se trata? Tome algunos insectos, inféctelos con un virus diseñado mediante la ingeniería genética (IG) para modificar genéticamente varias plantas maduras en tiempo real y libérelos.

La historia oficial de Darpa fue que, en nombre de la seguridad nacional, una buena manera de proteger los cultivos de Estados Unidos de las posibles amenazas es hacerles modificaciones genéticas por medio de virus IG como modificadores genéticos e insectos como una especie de jeringas voladoras. ¿Qué podría salir mal?

¿Sufrir un piquete? Opciones naturales para repeler a los mosquitos
Puesto que es poco probable que el olor de su piel cambie a corto plazo, tiene sentido tomar algunas medidas para reducir los mosquitos en su entorno inmediato. Con esto no me refiero a rociar productos químicos o a liberar mosquitos que han sufrido modificaciones genéticas, como está haciendo la empresa de biotecnología Oxitec, en Florida.

Los mosquitos se reproducen en el agua estancada, como la de los tazones de las mascotas, canaletas, contenedores de basura y reciclaje, llantas de repuesto, fuentes para aves y juguetes para niños. Drenar dichas fuentes de agua puede ayudar a eliminar los mosquitos de su jardín. Otra estrategia natural para evitar que se acerquen los mosquitos cuando esté al aire libre, es hacer uso de un ventilador doméstico en el patio trasero.

Otra opción es plantar caléndulas de forma estratégica, ya que los mosquitos no suelen acercarse a ellas. También puede instalar una casa para murciélagos, ya que los mosquitos son uno de sus alimentos favoritos. Si cree que esto no servirá, piénselo bien. Incluso, los murciélagos pequeños comen 1,000 o más insectos en una hora, mientras que los murciélagos lactantes pueden comer más de 4,500 insectos por noche.

Para evitar las picaduras, use prendas de manga larga y pantalones en las áreas propensas a picaduras y use repelentes naturales de insectos (no versiones químicas y sintéticas) como el aceite de hojas de canela, aceite esencial de citronela o aceite de hierba gatera, según sea necesario.

Evite usar perfume, ya que puede atraer a los mosquitos (sin mencionar los problemas de salud que puede ocasionarle) y no use ropa de colores oscuros, ya que también les llama la atención. Los mosquitos suelen picar mucho más desde el atardecer hasta el amanecer, así que una forma natural de reducir las posibilidades de sufrir picaduras es programar sus actividades al aire libre en un horario que no esté dentro de ese lapso, en la medida de lo posible.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí