Obesidad y diabetes dejan vulnerable a México ante Covid-19

0
63

Ciudad de México, 6 de enero de 2021.- La emergencia sanitaria a causa del Covid-19 ha generado afectaciones en toda la salud mundial, por lo que representa una amenaza crítica para la sociedad. Ante este contexto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que las personas mayores de 60 años y con padecimientos como obesidad, diabetes o hipertensión, sufren mayor riesgo de padecer el nuevo coronavirus.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) anunció que aproximadamente el 73% de los mexicanos padece sobrepeso, mientras que el 34% de la población sufre obesidad, por lo que el país se encuentra en sus más altos niveles de este padecimiento al colocarse en el 1er. lugar de obesidad infantil y 2°. en obesidad adulta.

La pandemia demostró que es necesario implementar estrategias de prevención y duplicar esfuerzos para combatir la obesidad en México, con el propósito de erradicar el número de enfermedades crónicas y la vulnerabilidad contra epidemias virales. Los principales factores que desencadenan los anteriores padecimientos son una mala alimentación, sedentarismo y falta de acceso a alimentos nutritivos, que puede llegar a costarle 10 años menos de vida a los mexicanos.

El Instituto de Salud Pública señala que el 17.4% de los mexicanos con Covid-19 padecía obesidad, el 14.5% diabetes, el 18.9% hipertensión y el 2.8% tenía enfermedad cardiovascular. Sin embargo, los resultados muestran que las personas que padecen enfermedades crónicas desarrollan más posibilidades de adquirir virus y enfermedades.

Es importante mencionar que los especialistas recomiendan mantener un estilo de vida saludable y recurrir a tratamientos autorizados para combatir el sobrepeso u obesidad. En los últimos años, el procedimiento de implantar un balón intragástrico ha demostrado ser el método no invasivo más efectivo y con menor riesgo para tratar la obesidad. Más de 100,000 pacientes han conseguido una pérdida de peso superior a los 18 kg en los primeros seis meses de tratamiento.

Si bien, con el paso de los años y de exhaustiva investigación médica, el balón intragástrico de 12 meses consigue dar respuesta a todas estas necesidades para poder ofrecer un tratamiento más seguro y eficaz a pacientes con obesidad y sobrepeso. Además, cuenta con un diseño que permite mejorar y facilitar el proceso de colocación o retirada.

La eficiencia del tratamiento dependerá del cumplimiento de las indicaciones de los pacientes que los llevará a alcanzar los resultados esperados de la mano de una dieta saludable y actividad física para controlar la evolución y control del peso.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

20 − trece =