Mejorar calidad de medicina en México, reto desde 1579

0
21

Ciudad de México, 29 de enero de 2019.- En el marco de la conmemoración de los 440 años de la primera cátedra de medicina en México, el reto sigue siendo la formación de especialistas que respondan a las necesidades de su tiempo, y esa no es una tarea fácil, comentó en entrevista para el Foro Consultivo Científico y Tecnológico el historiador Carlos Viesca Treviño.

Hoy en día, “buscamos formar especialistas, y los alumnos que entran a la carrera, la mayoría espera serlo. Sin embargo, necesitamos más médicos generales a sabiendas de que la mayor parte de los problemas de salud se pueden resolver en la primera etapa de atención, (por ende) necesitamos cambiar el Sistema Nacional de Salud para que el médico general tenga un papel y una función importante pues ellos resolverán entre el 85 y el 90 por ciento de los problemas de salud”, dijo Viesca Treviño.

La primera cátedra de medicina fue inaugurada oficialmente el 7 de enero de 1579, es decir, 25 años después de la apertura de la Real y Pontificia Universidad de México, lo que hoy es la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam).

El especialista explicó que: “Entre los años 1550 y 1570 había un médico para cada 500 habitantes sanos. Además, dado que la naturaleza de los indios y la de los españoles se consideraba diferente, cada cual tenía sus propios médicos, es decir, medicina indígena para indígenas”.

Esto cambio a través de los años, gracias a las distintas epidemias que fueron mermando a las poblaciones indígenas. “En 1576 mueren 800 mil indígenas de una población de millón y medio en el México central a causa de una epidemia hemorrágica causada por un virus en menos de 7 meses, por lo tanto, ya no se necesitan más médicos indígenas”, dijo Carlos Viesca.

En ese momento la población criolla y la población mestiza van en aumento por lo que la apertura de la cátedra de medicina se da en respuesta a la necesidad social de ese momento.

“Hoy, la facultad de medicina de la Unam es la heredera directa de esa primera cátedra, hace 440 años”, dijo Viesca Treviño en el marco de la efeméride, que tuvo verificativo el pasado 27 de enero en la Antigua Escuela de Medicina, edificio que también albergó durante un tiempo a la Santa Inquisición, en la Plaza de Santo Domingo, ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

De frente al aniversario, el historiador señaló que “recordar nos lleva a meditar y a reflexionar, de dónde venimos, quiénes somos y qué proyectamos hacia afuera. Ahora, al hacer un análisis crítico podemos ver más claro el camino que siguió esta disciplina y el papel que tiene ahora. En el siglo XVIII se consolidó como una medicina de calidad a nivel internacional, algo que se ha ido perdiendo entrando el siglo XXI”, concluyó el investigador de la Facultad de Medicina de la Unam.

Profundizar en la formación de estudiantes que respondan a las necesidades de su tiempo y que se adapten a los desafíos del siglo XXI es también una de las labores que ha emprendido el Foro Consultivo a través de su Coordinación Adjunta de Educación Superior y Posgrado, en la que participan instituciones como la propia Unam y el Instituto Politécnico Nacional.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 + 1 =