Llaman especialistas a generar conciencia y eliminar estigmas hacia las personas con esquizofrenia

0
18

Ciudad de México, 12 de mayo de 2022.- De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud (SSA), en México, existen más de 1 millón de personas que viven con Esquizofrenia, trastorno mental grave, crónico y altamente discapacitante, al limitar las funciones de quienes la padecen y truncar el avance de su vida social, laboral y escolar, por ello es necesario generar conciencia hacia la detección temprana y la eliminación de estigmas hacia este sector de la sociedad.

La esquizofrenia se caracteriza por una importante deficiencia en la forma en que se percibe la realidad y por cambios de comportamiento. “Los pacientes con esquizofrenia tienen persistencia de ideas delirantes, tiene la creencia errónea de que algo es verdad, a pesar de las pruebas en contrario; presenta persistencia de alucinaciones, la persona oye, huele, ve, toca o siente cosas que no están presentes; presentan razonamiento desorganizado, que, a menudo, se manifiesta en forma de discurso confuso o que no viene al caso y comportamiento muy desorganizado, entre otros síntomas”, explicó Jesús Ramírez Bermúdez, médico neuropsiquiatra, durante su participación en la conferencia de prensa realizada por Lundbeck, en el marco del Día Mundial de la Esquizofrenia.

Agregó que “esta condición de salud mental puede aparecer a la edad de 15 años en hombres y de 25 a 35 en mujeres, siendo ligeramente mayor en varones en una relación de 1.2 a 1.4 por cada persona del sexo femenino”.

La esquizofrenia se asocia frecuentemente con una fuerte ansiedad y un importante deterioro de las esferas personales, familiares, sociales, educativas, ocupacionales y otras importantes esferas de la vida.

Las personas que padecen esquizofrenia tienen una probabilidad de 2 a 3 veces mayor de morir prematuramente que la población general, a menudo por causa de enfermedades físicas tales como enfermedades cardiovasculares, metabólicas o infecciosas.

De acuerdo con el especialista, “pese a que no se ha distinguido una causa única de la esquizofrenia, se considera que esta puede estar provocada por la interacción entre la genética y una serie de factores ambientales. Los factores psicosociales también pueden afectar al desencadenamiento y el curso de la esquizofrenia. El consumo excesivo de cannabis se asocia con un riesgo elevado de padecer el trastorno”.

Para el diagnóstico de la esquizofrenia, Ramírez Bermúdez explicó que “el diagnóstico de la esquizofrenia se basa en la observación de signos y síntomas, en la exploración metódica de las vivencias de una persona y en la acumulación de antecedentes desde todas las fuentes posibles: familia, amigos, vecinos, trabajo. No existen pruebas de laboratorio ni exámenes de imágenes que ayuden a establecer el diagnóstico, como no sea para descartar otras enfermedades”.

Agregó que “se realiza la valoración en función de la predominancia de síntomas positivos o negativos y, sobre todo, a medir la intensidad de cada uno de estos síntomas mediante cuestionarios y escalas. Ello permite evaluar al paciente en diversos momentos de su evolución, así como la efectividad de los tratamientos”.

Tratamiento multidisciplinario, guía para la funcionalidad
Si bien la esquizofrenia es una enfermedad que debe tener tratamiento farmacológico, el acompañamiento emocional y terapéutico es indispensable para que el paciente pueda lograr una funcionalidad en su día a día.

“Las personas que padecen esquizofrenia necesitan recibir tratamiento durante toda la vida. Normalmente, el paciente requiere de una combinación de tratamientos farmacológicos, en este caso antipsicóticos, y psicoterapia”, explicó Nuria Marcos, directora médica, regulatoria y calidad de Lundbeck MAC.

Ramírez Bermúdez comentó que el abordaje médico de la esquizofrenia en la actualidad requiere de muchos factores, entre ellos, los tratamientos psicosociales, que “suelen ser más útiles después de que los pacientes encuentran un medicamento que funciona, además que se debe asesorar a los familiares e incluir, por supuesto, una terapia cognitivo-conductual, además de rehabilitación y consejería de grupo con otros pacientes con esquizofrenia, entre otros puntos”.

Agregó que el paciente siempre debe estar en primer lugar y se debe de respetar su integridad, además de que los familiares deben siempre hacer equipo con él y nunca minorizar ninguna de las necesidades que se refieran para poder continuar con el avance.

Para finalizar, Marcos expresó que “en México y en todo el mundo, las enfermedades psiquiátricas y neurológicas son un problema que ha venido en aumento. Actualmente, más de 700 millones de personas están afectadas por trastornos psiquiátricos y neurológicos en todo el mundo, lo que equivale a 13% de las enfermedades a nivel global.”

Es por ello, por lo que, “a través de la mejora de los tratamientos médicos y atención constante a las necesidades no cubiertas de los pacientes, queremos abordar el problema y abogar por una mayor conciencia de la inmensa carga económica y social que los trastornos psiquiátricos y neurológicos representan”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí