Las Vegas, 19 de diciembre de 2018 – /PRNewswire/.- Fácil disponibilidad de tejido donante, ausencia de cicatrices y tiempos de recuperación cortos, son algunas de las ventajas que han hecho del lipofilling una técnica promisoria para el aumento, corrección de asimetrías y reconstrucción de mamas, pero la reabsorción de la grasa puede limitar los resultados severamente.
En la actualidad, un método basado en la inyección de células madre derivadas de adiposidades (Adsc) permite mantener el volumen mamario alcanzado luego del injerto de grasa. Las primeras evidencias de las ventajas de las Adsc provienen de la Decimosexta Reunión Anual de la Ifats organizada por la International Federation for Adipose Therapeutics and Science en Las Vegas (EE. UU.), donde el Bioscience Institute presentó los resultados de un seguimiento de 4 años a pacientes sometidas a implantes de Adsc autólogas expandidas para el aumento mamario.

Antes del tratamiento con Adsc -y cuatro años después- se realizaron análisis del volumen mamario mediante resonancia magnética bajo la supervisión de Roberto Viel, director médico del Bioscience Institute, en los cuales se observó que una inyección adecuada permite mantener el 100% del volumen logrado con el injerto de grasa.

Cuando el IMC de la paciente aumentaba, el volumen total de los senos también lo hacía, alcanzando entre un 109% y 135% del volumen mamario total logrado con las inyecciones de grasa, lo cual demuestra que el injerto de grasa se comporta como la grasa en otras partes del organismo.

Estos resultados han sido posibles gracias al Liposkill Plus, un método de modelado corporal basado en la expansión de Adsc autólogas que se inyectan en los senos de la paciente para obtener un doble objetivo estético: mejorar el volumen de los senos sin apelar a los implantes mamarios y, eventualmente, eliminar grasa de depósitos no deseados (p. ej., el abdomen o los muslos).

La expansión de las Adsc es fundamental para obtener resultados duraderos, ya que permite obtener la dosis mínima correcta de células a inyectar (100-150 mil células por mililitro de grasa para un volumen de entre 400 y 800 mililitros).

«La expansión es la única tecnología disponible para lograr la proporción correcta entre células y grasa», explicó Giuseppe Mucci, director ejecutivo del Bioscience Institute. «Los resultados son totalmente naturales tanto estéticamente como al tacto y también es posible remodelar otras partes del cuerpo, como los glúteos.

Asimismo, algunas ADSC pueden ser criopreservadas, permitiendo que en el futuro se puedan utilizar para otros fines, tales como el tratamiento del envejecimiento de la piel. Con estas características, Liposkill Plus representa una valiosa alternativa a la tradicional cirugía de aumento mamario».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cinco =