La fruta que tiene más vitamina C que una naranja

0
258

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola
Datos comprobados

Estados Unidos, 11 de agosto de 2020.- La vitamina C siempre ha sido importante para la función inmunológica, mientras que el Covid-19 ha destacado la importancia de las vitaminas. Mientras todas las personas buscan consumir muchos cítricos, en realidad, los pimientos rojos contienen mayores cantidades de vitamina C que ninguna otra fruta.

Sí, esta información es cierta. Los pimientos rojos a menudo se clasifican y cocinan cómo vegetales, pero se clasifican como frutas debido a que contienen semillas. Por supuesto, es posible que solo le interese cómo pueden contribuir a su consumo de vitamina C y qué otros beneficios ofrecen.

Vitamina C en los pimientos rojos
Aunque es posible que piense de inmediato en la naranja al escuchar el término “vitamina C”, los pimientos, en especial los rojos, son una fuente mucho más beneficiosa. Una taza de pimiento rojo en rodajas contiene 117 miligramos (mg) de vitamina C, que, en realidad, supera la dosis diaria recomendada de todo el día.

Para comparar, la misma cantidad de pimientos verdes contiene cerca de 74 mg. De acuerdo con un estudio de la edición de septiembre de 2012 del Journal of the Science of Food and Agriculture, esas cifras aumentan aún más en los pimientos orgánicos.

Los investigadores analizaron los compuestos bioactivos en los pimientos orgánicos y pimientos convencionales y descubrieron que, en comparación con la quercetina, los pimientos orgánicos contenían mayores cantidades de vitamina C y carotenoides, como betacaroteno, ácidos fenólicos y flavonoides.

Beneficios de los pimientos rojos
Muchos de los beneficios de los pimientos rojos se pueden atribuir a los compuestos bioactivos que se encuentran en ellos. Un solo pimiento rojo contiene 30 antioxidantes diferentes, lo que los convierte en una de las frutas más nutritivas.

Se ha demostrado que los antioxidantes ayudan a combatir las enfermedades del corazón, prevenir el cáncer, proteger frente las enfermedades del hígado y combatir el estrés oxidativo y la inflamación. Uno de los compuestos más importantes es la quercetina, que tiene una amplia gama de beneficios. Se ha demostrado que la quercetina ayuda a reducir la inflamación, aliviar el dolor, disminuir la presión arterial y mejorar el aprendizaje y la memoria.

Por supuesto, algunos de los beneficios de los pimientos rojos también son gracias a su alto contenido de vitamina C. Aunque la vitamina C es valiosa por sus poderosas propiedades que estimulan el sistema inmunológico, también ayuda a prevenir las enfermedades del corazón y la muerte prematura.

Los investigadores que publicaron un estudio en The American Journal of Clinical Nutrition en junio de 2015 analizaron la alimentación y la salud de 97,203 personas. Descubrieron que las personas que consumían la mayor cantidad de frutas y verduras tenían un menor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón y muerte prematura en comparación con las personas con menor consumo.

Los investigadores concluyeron que este beneficio podría ser impulsado por la gran concentración de vitamina C en frutas y verduras, ya que las personas con los niveles más elevados de vitamina C en plasma parecen tener mejores beneficios. Esta vitamina también se ha relacionado con una mejor salud ocular. El estrés oxidativo está relacionado con la degeneración macular relacionada con la edad (AMD) y las cataratas, dos de las principales causas de ceguera en los adultos mayores.

En un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association en diciembre de 2005, los investigadores encontraron que un mayor consumo de vitamina C, betacaroteno, vitamina E y zinc, podría reducir hasta un 35% el riesgo de desarrollar AMD.

La vitamina C está muy involucrada con el sistema nervioso. Apoya las neuronas, modula la transmisión de los impulsos nerviosos y ayuda al cuerpo a producir catecolaminas o dopamina, norepinefrina y epinefrina que ayudan a controlar los niveles de estrés.

Un estudio de febrero de 2018 publicado en el Journal of Critical Care encontró evidencia de que administrar vitamina C junto con una terapia estándar podría ayudar a combatir la inflamación y estabilizar la frecuencia cardíaca en personas con sepsis y shock séptico, una situación que representa del 30% al 50% de todos los fallecimientos hospitalarios y se cree que es la causa subyacente de algunas complicaciones graves y muerte por Covid-19. La vitamina C ofrece los siguientes beneficios:

• Protege contra el daño de los rayos UV
• Previene la aparición de arrugas y la pérdida de colágeno
• Cura quemaduras y heridas
• Reduce el acné
• Alivia la piel seca
• Combate el envejecimiento

Dosis recomendada de vitamina C
La vitamina C es soluble en agua, lo que significa que se disuelve en agua y se transporta a las células para su uso inmediato. Las células toman lo que necesitan, mientras que el restante se elimina a través de la orina. A diferencia de las vitaminas liposolubles, el cuerpo no almacena ninguna cantidad para después. El cuerpo no puede producir vitamina C por sí solo. Eso significa que es muy importante obtener cantidades suficientes todos los días.

La recomendación actual para la vitamina C es de 75 mg por día para mujeres adultas y 90 mg por día para hombres adultos. Aunque las dosis diarias de varios cientos de mg por día parecen suficientes para muchas personas, existe evidencia de que las dosis que sobrepasan los 1 000 mg al día podrían ayudar a combatir los virus como el resfriado común y Epstein-Barr y como parte del tratamiento para el cáncer.

Otras fuentes de vitamina C
Una taza de pimiento rojo en rodajas ofrece más que la dosis diaria recomendada de vitamina C, pero si desea aumentar aún más su consumo, existen muchas otras frutas y verduras que también son excelentes fuentes de vitamina C.

Una de las frutas más ricas en vitamina C es la cereza acerola o cereza de Barbados, que ofrece 1,644 mg de vitamina C por taza. Una naranja mediana contiene cerca de 69.7 mg de vitamina C. Otras frutas y verduras que son muy ricas vitamina C incluyen:

• Brócoli
• Batatas
• Toronja
• Jitomate
• Coliflor
• Kale
• Chiles
• Papaya
• Melón
• Coles de Bruselas
• Jitomate/jugo de jitomate
• Kiwi
• Alcachofa
• Fresas
• Col cocida

Suplementos de vitamina C
La suplementación también es una opción, pero es mejor obtenerla de diferentes frutas y verduras. Las frutas y verduras ofrecen vitamina C natural y de fácil absorción y docenas de otros súper nutrientes, como antioxidantes y fitoquímicos, que ayudan a combatir enfermedades crónicas, reducen la inflamación y ayudan a eliminar los carcinógenos.

Sin embargo, si tiene problemas para satisfacer sus necesidades solo con la alimentación, es posible complementarla con vitamina C liposomal, que tiene una mayor biodisponibilidad en comparación con otras formas orales de la vitamina.

En un pequeño estudio publicado en Nutrition and Metabolic Insights en junio de 2016, los investigadores compararon los suplementos de vitamina C liposomal con otros tipos de vitamina C oral, y descubrieron que los suplementos liposomales aumentaron la cantidad de vitamina C en la sangre de manera más efectiva que los otros tipos.

Eso se debe a que los liposomas encapsulan o rodean la vitamina C, que la protege del ambiente del tracto digestivo, según un informe de julio de 2019, publicado en el Journal of Liposome Research. Esto ayuda a detener la liberación de la vitamina y mejora la absorción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí