Inundan CDMX con medicinas piratas, apócrifas o clonadas

0
256

La Procuraduría General de la República (PGR) y a la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) deben reforzar los operativos contra la venta de medicinas piratas, apócrifas o clonadas en la Ciudad de México, la cual figura en el primer lugar en el aseguramiento de este tipo de productos.

Estos “medicamentos” representan un grave riesgo para la población y, de acuerdo a cifras oficiales, del mercado nacional de medicinas en circulación equivalente a 180 mil millones de pesos anuales, 4.5% corresponde a fármacos apócrifos, es decir, más de 8 mil millones de pesos.

El coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano (MC) en la Asamblea Legislativa del Distrito federal (Aldf), Armando López Campa, dijo que entre los medicamentos que más se clonan o piratean en México están los diseñados para administrarse en enfermedades crónico degenerativas, diabetes, presión, lípidos altos y los que tienen que ver con la disfunción eréctil, como el Viagra, cuyo precio oscila entre los 600 y mil 300 pesos.

Aseguró que los lugares donde más se ofrecen al público estas medicinas, es en la delegación Iztapalapa, donde en diciembre de 2007 fue desmantelado un laboratorio donde se producían medicamentos ilegales para enfermedades de la piel.

Precisó que en esa demarcación se encuentran los tianguis de Santa Martha Acatitla y Santa Cruz Meyehualco, donde se ofertan a plena luz del día medicamentos de dudosa procedencia.

Esto mismo ocurre, agregó, en el mercado de San Felipe de Jesús, en la delegación Gustavo A. Madero, y en el barrio de Tepito. “Son lugares plenamente identificados, que las autoridades saben que ahí se venden medicinas pirata, pero sin actuar de manera regular ni con la fuerza que la gravedad del problema amerita”, lamentó.

Sostuvo que muestra de lo anterior, son las contadas detenciones que ha realizado la PGR en los últimos años. Al respecto, citó que por la comisión de este ilícito, las autoridades federales detuvieron a 58 personas en el país de 2007 a 2015, ninguno de ellos en la Ciudad de México.

Alertó que, de acuerdo a especialistas, un medicamento apócrifo puede ser simplemente un placebo o una especie de almidón con el que hacen una tableta, pero cuando se trata de enfermedades crónico-degenerativas o para controlar la presión, se corre el riesgo de sufrir un infarto.

Finalmente, indicó que se han registrado casos en los que se agregan otras sustancias que ponen en peligro la vida del paciente o que incluso pueden ocasionarle la muerte, ya que no se saben los ingredientes que contienen los medicamentos apócrifos, además de que hay un peligro bacteriológico por la poca higiene.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí