Excusados inteligentes usarán huellas anales

0
23

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola
Datos comprobados

Estados Unidos, 19 de enero de 2021.- La idea detrás de esta tecnología es que los teléfonos piensen por las personas. Los investigadores de Stanford Medicine han llevado esto a un nivel completamente nuevo y esperan desarrollar un excusado que evalúe las heces. Un dispositivo inteligente puede realizar muchas funciones que hacen las computadoras, como conectarse a Internet, utilizar un software y adaptarse a las circunstancias. Estas tecnologías, a menudo, incluyen sensores, bases de datos y acceso inalámbrico a Internet.

La tecnología inteligente ayudó a mejorar los sistemas de seguridad que podían ser monitoreados a través de la computadora y conectarse a las autoridades locales. En un inicio, la tecnología tenía como objetivo facilitar la vida de las personas mayores. Esto se llamó gerontecnología y comenzó a principios de la década de 1990.

A principios de la década de 2000, la automatización se volvió más popular y asequible. En la actualidad, cualquier persona puede conectar su hogar con tecnología inteligente por medio de dispositivos que se encuentran en las tiendas con softwares instalados en la computadora o teléfono inteligente. Los sensores miden la temperatura, humedad, luz, movimiento o ruido. La red de control conecta dispositivos, mientras que el sistema informático recopila información y actúa con base en un conjunto de normas predefinidas. Estas funciones son la base del nuevo excusado inteligente.

Excusado inteligente de Precision Health evalúa los desechos
La Universidad de Stanford anunció la llegada de un excusado que puede «detectar muchas señales de enfermedad al analizar la orina y las heces». Este excusado inteligente no levanta la tapa o elimina los desechos de manera automática, sino que ha sido diseñado para detectar marcadores de enfermedades en la orina y las heces.

Este dispositivo se puede instalar en un excusado ordinario con herramientas que incluyen sensores de movimiento y una cámara que captura la huella anal de una persona mientras se sienta. La idea de utilizar una huella anal fue impulsada por el pintor Salvador Dalí, quien descubrió que «el ano tiene 35 o 37 pliegues, que son tan únicos como las huellas dactilares».

Los sensores y otras cámaras capturarán el material de desecho, así como la fuerza y la cantidad de orina y el contenido de las heces. Con la huella anal, cada excusado inteligente también incluirá un escáner ubicado en la palanca para garantizar que los datos se vinculen a la persona correcta.

Los científicos incluyeron funciones para medir factores urinarios, como los niveles de proteínas y el recuento de glóbulos blancos. Se evalúan las heces de una persona por medio de una Escala de Heces de Bristol que registra la cantidad total de tiempo que una persona necesita para eliminarlas por completo. El objetivo de los científicos es recopilar datos suficientes para detectar problemas de salud graves que serían evidentes en las heces, como el cáncer de colon. Una vez que baja la palanca, los datos y las imágenes se envían a un servidor en la nube donde la información permanece privada.

Uno de los investigadores, el difunto Sam Gambhir, antiguo presidente del departamento de radiología de Stanford en el momento en que comenzó el estudio explicó que el excusado no busca reemplazar la consulta de un médico, sino controlar los desechos y enviar información sobre cualquier aspecto sospechoso.

Gambhir dedicó su vida a encontrar métodos de detección de enfermedades, pero falleció de cáncer en julio de 2020. En un comunicado de prensa de Stanford de abril de 2020, estaba entusiasmado con el potencial de recopilar información a través del excusado inteligente y explicó: «El excusado inteligente es la manera perfecta de aprovechar una fuente de datos que, por lo general, se ignora, mientras que las personas no tienen que hacer nada diferente». Gambhir comparó el excusado inteligente con otros sistemas de vigilancia: “Sin embargo, la diferencia entre un excusado inteligente y los dispositivos portátiles es que no se puede quitar. Todas las personas usan el baño y eso aumenta su valor como dispositivo para detectar enfermedades».

$6.9 millones de dólares para desarrollar esta tecnología
El senador republicano Rand Paul de Kentucky no está tan impresionado por esta tecnología y no considera que los $ 6.9 millones de dólares de financiamiento del Instituto Nacional del Cáncer son justificables. Cada año, recopila un informe sobre los gastos del gobierno federal, y en 2020 se incluyeron los fondos para el excusado inteligente. “Los investigadores esperan que sea un punto a favor de los proveedores de medicina, pero están olvidando que existe una gran diferencia entre consultar a un médico por medio de una video llamada y cargar la información de sus desechos en la nube.

¿Por qué el NIH financiaría un excusado que grabe este tipo de videos? Bueno, los NIH emitieron la subvención original bajo la premisa de que podría aplicarse un procedimiento de monitoreo conocido como imágenes moleculares para detectar y tratar el cáncer de manera temprana. Sin embargo, en última instancia, no importa qué tan buena sea la tecnología para lograr su objetivo, nadie usará un excusado que tenga tres cámaras y tome un video de la «huella anal», sin importar que almacene dicha información en una nube digital que puede ser corrompida. Porque eso es exactamente lo que es. Una foto así en la nube».

Mientras tanto, el equipo de Ghambir espera tener el segundo prototipo listo para las pruebas a finales del 2021. En su lista de deseos buscan detectar el ADN y ARN para rastrear la propagación de la enfermedad por coronavirus y detectar tumores.

Cómo monitorear el ADN en aguas residuales
No es ninguna novedad que se utilizan pruebas de aguas residuales para obtener información sobre una persona o comunidad. Por ejemplo, los investigadores de las plantas de tratamiento de aguas residuales han estado analizando las heces y la orina de las instalaciones en busca de drogas ilegales, lo que ha ayudado a la policía a rastrear tendencias e identificar nuevas drogas en las comunidades.

El proceso fue propuesto por primera vez en 2001 por la Agencia de Protección Ambiental para crear conciencia sobre el impacto que tienen las drogas que se excretan en el medio ambiente. A principios de 2020, los datos del mayor proyecto de Europa que evalúa las aguas residuales corroboraron los datos de otros equipos que indicaban que se estaba expandiendo el mercado de la cocaína en Europa del Este.

En pruebas en humanos desde que comenzó la Pandemia del Covid-19, los científicos también han identificado el virus Sars-CoV-2 responsable de Covid-19 en las heces de las personas que han muerto a causa de la enfermedad. En un estudio, los científicos encontraron que la carga viral en las heces era más alta que en las secreciones respiratorias. Encontraron virus vivos en las heces de otras dos personas, que, según los investigadores, indicaban que “el virus en las heces es una manifestación común del Covid-19” y puede representar un posible vector de la enfermedad.

También señalaron un estudio de 2004 después del brote de Sars-CoV-1, que encontró que las heces de una línea de alcantarillado eran las responsables de un brote en el complejo de Amoy Gardens que enfermó a 321 personas, 187 de las cuales encajaban con el patrón de dispersión.

En otro estudio, los investigadores encontraron ARN en ocho de las 22 superficies evaluadas en dos habitaciones de hotel después de que dos personas se enfermaran con Covid-19. El muestreo reveló que las fundas de las almohadas y las sábanas tenían una carga viral más elevada. Sin embargo, a pesar de evaluar la habitación tres horas después de que las personas obtuvieran un resultado positivo, no se encontraron virus vivos en las habitaciones del hotel. Los científicos explicaron que: «… monitorear las aguas residuales en busca de rastros de un patógeno permite vigilar comunidades enteras, lo que ofrece una señal sensible de si el patógeno está presente en la población y si la transmisión está aumentando o disminuyendo».

Los científicos consideran que vigilar las aguas residuales puede ofrecer varios beneficios, que incluyen:

• Estudiar la dinámica de transmisión de enfermedades en comunidades enteras
• Evitar sesgos de indicadores epidemiológicos
• Recopilar datos de todas las personas, incluyendo las que no tienen acceso a atención médica
• Realizar pruebas de diagnóstico más tempranas
• Proporcionar información casi en tiempo real sobre la prevalencia de enfermedades

El excusado inteligente será más inteligente de lo que se cree
Utilizar tecnología inteligente para evaluar los productos de desecho plantea muchas preguntas, tal como el acceso a la información médica privada. En primer lugar, las personas que utilizan este dispositivo inteligente deben tener sus huellas dactilares archivadas, ya que el dispositivo utiliza tanto la huella dactilar como la huella anal para relacionar la información con una persona específica.

Aunque la idea inicial es instalar estos excusados en casa, vale la pena considerar que se pueden instalar en áreas públicas para permitir que otros rastreen a las personas y puedan identificarlas a través de su huella anal o dactilar. Además, la información de salud se almacenará en la nube, lo que aumenta el riesgo de que puedan acceder a ella, lo que contribuye al robo de identidad médica. Como se mencionó antes, la compañía espera incluir esta tecnología para analizar el ADN y el ARN en las heces, así como el uso de drogas y alcohol, lo que plantea la pregunta de cómo se puede usar esta información.

Aunque la empresa promete que la información permanecerá privada (como se explica a continuación) y solo se compartirá con su médico, es muy probable que el seguro médico y las compañías de seguros encontrarían esta información muy atractiva para determinar la cobertura y el costo. La policía también puede estar interesada en los resultados de la prueba. Estos son solo algunos de los desafíos que pueden surgir cuando permite que la información médica se incluya en la nube para determinar si debe enviarse a un médico.

¿Las imágenes anales se podrán utilizar como imágenes médicas?
Este dispositivo también representa un riesgo obvio para la privacidad. Hasta este punto, los investigadores han involucrado solo a hombres, ya que la cámara filmaría los genitales femeninos. Los investigadores esperan que el segundo prototipo ofrezca datos más precisos para reducir el riesgo de que las fotos «no tradicionales» caigan en las manos equivocadas:

“Entendemos las preocupaciones de privacidad de nuestro enfoque desde su inicio. Nuestro estudio de prueba utiliza imágenes fotográficas del ano, que es posible que no sean tradicionales en comparación con las huellas dactilares. Garantizamos el cumplimiento de la seguridad de todas las fotos y la información privada de nuestros usuarios mediante la transmisión de datos cifrados de un extremo a otro.

Hemos empleado un algoritmo de coincidencia para determinar la región de interés (ano), que una vez desarrollada y validada por completo, será autónoma sin ninguna interacción humana. Las imágenes fotográficas del ano de una persona se codificarán mediante una función hash y se almacenarán en un dispositivo seguro.

De esta manera, incluso si el ROI de una persona se amplía por error para incluir los genitales, la imagen resultante se encripta y almacena mediante una función hash, mientras que la reconstrucción de imágenes tan sensibles no es realista».

Es difícil imaginar cómo serán capaces de “garantizar la seguridad de todas las fotos e información privada” cuando los bancos, los minoristas e incluso el gobierno han sido víctimas del robo de información.

Cómo utilizar la información
El tamaño, la forma y el color de las heces ofrecen información valiosa sobre el estado de salud. De hecho, es tan importante que en 1997 Stephen Lewis y Ken Heaton, del hospital universitario Bristol Royal Infirmary del Reino Unido, desarrollaron lo que ahora se conoce como tabla de heces de Bristol.

Para obtener más información sobre lo que debe buscar en el excusado, lea el artículo: “¿Qué aspecto deben tener sus heces?” El color y el olor de la orina también son indicadores importantes de la salud y el bienestar.

Los riñones filtran el exceso de agua y los productos de desecho solubles en agua, lo que elimina las toxinas y los productos de desecho que de otro modo generan enfermedades. Cada día los riñones filtran cerca de 50 galones de agua, lo que equivale a 18,250 galones cada año.

Resulta sorprendente que un riñón puede manejar esta tarea de manera tan sencilla. El color de la orina cambia según el nivel de hidratación, medicamentos, alimentos y suplementos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dieciocho − 11 =