Ética médica en tiempos de Covid-19

0
15

Ciudad de México, 30 de abril de 2020.- En México, nos enfrentaremos las próximas semanas a hospitales saturados y a la falta de equipo médico para tratar el problema del Covid-19. ¿Qué pasará cuando se saturen las unidades de terapia intensiva? ¿A qué pacientes se le dará prioridad para acceder a un respirador? Es en este escenario donde se ejercerán algunas de las grandes preguntas de la ética médica. No será fácil, advirtió Arnoldo Kraus, profesor de la Facultad de Medicina de la Unam.

El triage es un término que proviene del francés que significa seleccionar y priorizar el orden de atención médica que no depende sólo de la gravedad del paciente. “El problema bioético es si una persona en condiciones similares a la de otro individuo va a tener prioridad. Una persona de 77 años no tiene menos derecho de recibir un respirador que un joven de 30, porque para mí la vida vale lo mismo”, comentó.

Es por ello que algunos integrantes del Colegio de Bioética están colaborando con el Consejo de Salubridad General en un proyecto guía para sugerir qué hacer cuando se saturan las unidades de terapia intensiva y cómo se hará la selección entre una persona y otra para ver quién tendrá la mayor oportunidad de sobrevivir ante la falta de recursos médicos. La guía está por publicarse.

La experiencia acumulada en países con buenas unidades de terapia intensiva, indican que la mortalidad oscila entre 60 y 80% de los pacientes que ingresan con coronavirus. Por lo que una propuesta de Leopoldo Kraus es esperar de 7 a 10 días, tiempo en el que los médicos pueden tener una aproximación sobre la probabilidad de supervivencia del paciente que ha recibido el máximo de servicio hospitalarios tanto de los médicos especializados como de equipos tecnológicos.

Por otra parte, si el médico considera que sus probabilidades de vivir son muy bajas se les debe ayudar a morir desconectado el equipo y procurando que no sufra con la anuencia de los familiares para permitir que alguno de los otros pacientes que se encuentran en la sala de urgencias pueda subir a terapia intensiva por un respirador. Los médicos serán quienes tomen estas decisiones pues ellos tienen un panorama completo de la situación.

“Ante la escasez de recursos, el exceso de demanda, el balance es complicado. Con esta guía se trata de proteger a los doctores en oficio para que no se les acuse de negligencia”.

Coronavirus y pobreza
Pobreza y pandemia es un binomio terrible. México enfrenta otras comorbilidades como diabetes, hipertensión, obesidad y pobreza. “23 personas mueren por hambre al día en México, por lo tanto, esta para mí también es una enfermedad”.

Agregó, algunos epidemiólogos prevén que habrá otro embate en octubre de este virus, y se calcula, para entonces, que habrá 1 millón 200 mil desempleados. Así, hay que tratar de mejorar a toda costa la pobreza porque acarrea muchos problemas. México debe invertir lo mismo en cuestiones sociales como en la ciencia para afrontar futuras pandemias. La bioética, donde se inserta la ética médica, tiene como base: dignidad, justicia, libertad y preocupación por “el otro”.

“El individualismo es un mal de nuestro tiempo, hace tiempo dejamos atrás algunos valores éticos. Si tuviéramos dosis de ética mayores y pudiéramos pensar en el otro como en uno mismo, las cosas no serían tan malas. Un dramaturgo decía ‘primero comer y después lo moral’, no se le puede exigir a las personas que no tienen qué comer sean morales porque para las personas que viven al día, el mañana es muy lejano. Entonces debemos tratar de que los 60 millones de pobres en México sean menos pobres”, concluyó su charla Bioética en tiempos de pandemia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × tres =