ShareAmerica

La pulsera de bebé parece un reloj de juguete, pero el dispositivo advierte a las familias cuando el bebé tiene demasiado frío. Este invento respaldado por Estados Unidos ya ha ayudado a 10,000 recién nacidos en la India, Pakistán, Papúa Nueva Guinea, Togo y Ghana.

Si el bebé no tiene frío está más saludable. La pulsera, llamada Bempu, hace sonar una alarma y tiene una luz naranja intermitente si los bebés están demasiado fríos, alertando a los padres para que los hagan entrar en calor. Lo mejor de todo, Bempu es asequible, cada unidad cuesta 28 dólares. A menudo los padres reciben el dispositivo gratis, ya que los hospitales y otras organizaciones a menudo cubren los gastos.

Permitir que las familias prevengan los problemas de salud infantil en el hogar es “lo que me hizo trabajar en una solución de bajo costo”, dijo el diseñador de Bempu, Ratul Narain, ingeniero médico que estudió en la Universidad de Stanford en California, en una entrevista reciente con el “Times of India”.

El dispositivo, que empezó a producirse en 2016, ganó un lugar en la revista Time como una de las principales innovaciones del año.

La hipotermia, cuando la temperatura del bebé desciende por debajo de los 36.5 grados centígrados, puede causar pérdida de peso. Esto deja a los bebés en grave riesgo. Hasta 6 millones de recién nacidos mueren cada año, según el informe de Unicef sobre mortalidad infantil de 2017, y a menudo la hipotermia tiene un papel importante.

Cuando la pulsera suena, Bempu anima a los padres a dar dos pasos sencillos:

  • Envolver al bebé en una manta abrigada. Usar un gorro para cubrirle la cabeza, guantes para cubrir las manos y calcetines para cubrir los pies.
  • Usar la “técnica de canguro”, también conocido como contacto corporal. Se coloca al recién nacido directamente contra el pecho de un cuidador o dentro de la camisa de uno de sus padres, como en una bolsa canguro, para calentar al bebé con calor corporal.

Bempu, con sede en Bangalore (India), tiene grandes planes para llevar el dispositivo salvavidas al mundo. La compañía ganó una subvención de 2 millones de dólares de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional para aumentar la producción.

Annika Gage, que trabaja en asociaciones internacionales para Bempu en la India, dijo que la pulsera puede involucrar a todos en la protección de los bebés contra la hipotermia. En una remota clínica de salud en Papúa Nueva Guinea, el abuelo de un nuevo bebé colaboró con el proyecto. Vigiló la pulsera y calentaba al bebé con técnica de canguro si sonaba la alarma, dijo Gage. “Así que, para nosotros eso fue estupendo; más allá de lo que originalmente nos propusimos hacer”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × tres =