Contaminación del aire representa riesgo de salud a latinos que habitan en California

0
80

Árbol Alertas

Washington, D.C.- La contaminación del aire se ha convertido en uno de los mayores problemas de salud pública en los Estados Unidos. En el Estado de California, los sitios de extracción de gas y petróleo han puesto en riesgo la salud de varias comunidades, principalmente de los grupos con menos recursos económicos, como lo es la comunidad latina que comúnmente se ha establecido en los sitios con los mayores niveles de contaminación atmosférica. Los estándares de medición de la contaminación del aire por parte de la industria han sido poco fortalecidos, propiciando que la población desconozca información relevante para su salud. Aunado a esto, la Administración Trump, en su reciente propuesta de presupuesto, pretende realizar recortes a la investigación de energías limpias, una industria que beneficiaría la salud de miles de personas que viven cerca de estas industrias.

Un estudio reciente del Fondo de Defensa Ambiental (EDF) observa que la contaminación emitida por los sitios de gas y petróleo representa un riesgo para la población, por lo que sugiere utilizar las nuevas tecnologías de monitoreo del aire como instrumentos de apoyo para la elaboración de políticas públicas, transparencia de datos y una transición hacia la producción de energía limpia. Los costos de la tecnología de monitoreo del aire se han reducido y vuelto accesibles a la par que ésta avanza, esto tendría que suponer un beneficio a la salud y a la calidad de vida de la población y los ecosistemas.

Mensajes clave:

  • En California casi 1 millón de personas viven a media milla de una instalación activa de petróleo y gas, 40% es de la comunidad latina. Los Ángeles concentra a casi la mitad de ellas, con un total de 584,581 habitando en la proximidad de media milla de estas instalaciones; 43% de estas personas pertenecen a la comunidad latina.
  • Vivir cerca de instalaciones de gas y petróleo representa un mayor riesgo de exposición a los químicos tóxicos como el benceno -identificado como un agente cancerígeno para el humano- y compuestos orgánicos volátiles que pueden empeorar la calidad del aire y ocasionar problemas respiratorios.
  • Los latinos conforman hasta un 45% de las áreas con la peor contaminación por ozono (mejor conocida como smog) en el estado, y en Los Ángeles, el asma es la principal causa de faltas escolares. Se estima que más de 63 mil niños en el Distrito Unificado de Escuelas de Los Ángeles (Lausd) tienen asma.
  • California cuenta con más de 50,000 instalaciones activas de petróleo y gas, de éstas 3,500 tan sólo en el área de Los Ángeles, ocasionando problemas a la salud pública.
  • Parte de Los Ángeles está situada en el campo urbano de gas y petróleo más grande del país y el número de gente que reside en la más absoluta proximidad a una instalación activa de petróleo y gas es el triple que el de la media nacional.
  • Las nuevas tecnologías en detección de contaminación del aire permitirían desplegar instrumentos de detección continua en sitios de petróleo y gas, para recolectar información de emisiones las 24 horas del día, los 7 días de la semana, ayudando a la elaboración de políticas públicas.
  • Existen pocos estándares oficiales que requieren a las compañías la realización de monitoreos continuos en tiempo real en estos sitios industriales tóxicos. Esto afecta principalmente a las comunidades más vulnerables que no cuentan con los recursos para poder reubicarse en caso de que los sitios tengan fugas significativas.

Citas relevantes:

«No deberían ocultarse a la gente datos sobre la calidad del aire, o que ésta tenga que esperar a que ocurra otro desastre para ver que se toma alguna acción. Las compañías y reguladores de seguridad tienen la obligación de comenzar a utilizar estas soluciones ahora y ayudar a asegurar operaciones limpias».
Timothy O’Connor. Director del programa de petróleo y gas de EDF en California.

«Políticas que realmente exijan la vigilancia de los elementos contaminantes y publiquen los datos obtenidos, significarían un cambio de dirección. Hasta que se realiza un monitoreo continuo, se puede determinar realmente el peligro por exposición a contaminantes ambientales en una comunidad específica».
Paul Robinson. geógrafo médico y profesor en la Universidad de Charles Drew, Escuela de Salud Pública

«Espero que el aire que hemos estado respirando por años no nos esté causando problemas de salud, pero, en realidad, no sé si me está dañando y estoy jugándome la vida. Sería una buena solución si hubiera algo que indicase a los reguladores que hay un problema y no tuviera que ser yo mismo el que tiene que llamar».
Lloyd Duvernay. Residente de Gardena, CA.

Escribe desde Twitter o Facebook
Las comunidades más afectadas por #AirPollution son las que no cuentan con los recursos para reubicarse en caso de una fuga de los sitios de gas y petróleo.

La #ComunidadLatina ve afectada su calidad de vida al no conocer los datos día con día de #AirPollution. Su salud está en riesgo, exijamos mejores estándares de monitoreo.

La salud de nuestros niños está riesgo, los problemas de asma incrementan mientras que el monitoreo de los sitios de gas y petróleo no sea constante.

Es nuestro derecho tener un aire limpio, adoptemos las nuevas alternativas tecnológicas para conocer #AirPollution y mejor nuestra salud.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

veinte − 17 =